Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Yola Berrocal y otros grupos políticos fundados por famosos

José María Ruiz-Mateos, Bienvenida Pérez, Carmen de Mairena o Eva Hace tienen algo en común: todos intentaron entrar en política. Hacemos un repaso por las propuestas más disparatadas que han pasado de los platós de televisión a las urnas

Ruiz-Mateos fundó el Partido del Trabajo y Empleo.

Los políticos son los nuevos famosos. Copan los programas de televisión, protagonizan portadas de revistas, atienden a los cientos de selfies que les piden los fans -votantes o no- a lo largo del día y atraen más atención que cualquier estrella de Hollywood. ¿Cuándo se nos fue este asunto de las manos? ¿Cuándo creamos estos monstruos? ¿Cuándo dejamos que camparan a sus anchas?

Ya ni Cristina Pedroche consigue eclipsar la estela de los políticos. ¡Y encima con ración doble de campaña electoral! Pero que no se confíen, que tanta atención mediática termina por saturar -si no es que lo ha hecho ya-. ¿No sería momento de rescatar otras iniciativas del pasado que dieran un poquito de color?

Corría el año 2006 cuando un nuevo partido aterrizó con idea de conquistar la alcaldía de Marbella. Se trataba del YIL, Yola Independiente Liberal, fundado, como no, por Yola Berrocal. Una iniciativa que, como las actuales, esperaba acercar la política al pueblo y apostar por la transparencia -no sabemos si en la gestión o en el vestir-. Con el lema "Porque Yola valgo", la hoy concursante de Supervivientes prometió una Marbella más glamurosa, con una gala a semejanza de los Oscar, gimnasios en las playas y operaciones de pecho gratuitas. Lástima que su propuesta no obtuvo el respaldo esperado y tuvo que renunciar a su sueño político y volver al mundo del espectáculo. ¡Cuánto hubiese cambiado España de haber tenido a Yola como alcaldesa!

Claro que el YIL no ha sido una excepción en nuestra democracia reciente. Otras iniciativas políticas de curiosa naturaleza han animado nuestra aburrida existencia:

GIL (Grupo Independiente Liberal)

Pese a que Yola Berrocal aseguró en plena crisis que era una víctima más de la fuga de cerebros, tampoco se las ingenió demasiado para fundar su partido. Básicamente, tomó el modelo del GIL, Grupo Independiente Liberal, y le añadió su nombre. ¡Viva la picaresca! Jesús Gil consiguió, gracias a su propio partido, unir en un mismo currículum la alcaldía de Marbella y un programa de televisión presentado desde un jacuzzi. Los 'millenials' tendrán a Ariadna Grande, pero se perdieron la época más gloriosa de Telecinco. Ojalá esas conspiraronias que aseguran que Gil y Gil sigue vivo en alguna remota isla del pacífico sea verdad.

Partido del Trabajo y Empleo

"Déjese de pitorreos y vote a Ruiz-Mateos". Sí, pocas semanas después de agredir al entonces ministro Miguel Boyer, el desaparecido José María Ruiz-Mateos emprendió la campaña electoral de su Partido del Trabajo y Empleo en busca y captura. Algo poco sorprendente para uno de los empresarios más excéntricos que ha pasado por España. Terminó consiguiendo dos escaños en las elecciones para el Parlamento Europeo y parodiando su propio "qué te pego, leche" como eslogan electoral -"qué me votes, leche"-. Aquellos tiempos sí eran divertidos. Asombrosos, pero divertidos.

Partido Radical Italiano

En ningún repaso de los partidos más sorprendentes de la historia puede faltar el Partido Radical Italiano, agrupación con la que Cicciolina consiguió acceder a la política -luego ya llegó su propia formación Democracia, Naturaleza, Amor. Pero la cosa no quedó en Italia. La formación radical también llegó a España de la mano de Miguel Bosé. El cantante fue militante de la formación durante varios años y lucho por temas tan polémicos -entonces y ahora- como la legalización del aborto y de las drogas.

Partido Hache

Si Chikilicuatre llegó hasta Eurovisión, ¿por qué no conseguir un escaño en el Parlamento? Pues eso debió pensar Eva Hache cuando decidió fundar su propio partido para las elecciones generales de 2008. Partido Hache era el nombre de la formación y estuvo a punto de llegar a compartir con el resto de formaciones. Al final, a pocos días de la votación, se dieron de baja, ante el miedo de terminar sacando escaños suficientes y teniendo que dejar la televisión para comenzar una carrera política.

Vecinos por Torrelodones

Antes de Ciudadanos, antes de UPyD, el actor Toni Cantó ya tuvo su propia experiencia en la política. Hizo sus primeros pinitos en Vecinos por Torrelodones, una agrupación ciudadana muy preocupada por el rumbo que estaba tomando el consistorio de su localidad. Se unieron, formaron un partido y Cantó acabó en quinta posición en las listas electorales. Al final, no consiguió su escaño, pero le dio tiempo suficiente para que le piscase el gusanillo de la política.

Cordinadora Reusenca Independent

Uno de los fichajes más mediáticos y que más expectación levantó fue el de Carmen de Mairena. La vedette apareció como número dos por Coordinadora Reusenca Independent (CORI) para las listas por Barcelona. Contaron las crónicas que la propuesta se hizo en el mítico Paral·lel y que la artista se mostró encantada, llegando a pensar que podría promocionar en algún momento hasta alcaldesa de Barcelona. ¿Se imaginan? Si cada movimiento de Colau desata la polémica, lo de la alcaldesa De Mairena hubiese sido...

Bienvenida Pérez

Y de aspiraciones reales a otras no tanto. Sin llegar a nada, Bienvenida Pérez, la valenciana más británica, quiso llegar a alcaldesa de Liverpool. Así lo contó en los platós de televisión dedicados a la crónica social, aunque, luego, presentarse, presentarse, como que no. Nunca más supimos nada de sus aspiraciones políticas. Una lástima. No sabían los británicos con quien se la estaban jugando.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.