Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe Marichalar reaparece en los toros, con su abuelo el Rey emérito

El nieto mayor de don Juan Carlos ha regresado de Estados Unidos donde ha aprobado el curso tras varios años de problemas escolares

Felipe Marichalar reaparece en los toros, con su abuelo el Rey emérito

Felipe Marichalar, conocido como Froilán —nombre que a él no le gusta que se use— ha vuelto a España tras pasar un año cursando sus estudios en Estado Unidos. El nieto mayor de los reyes eméritos reapareció este miércoles en el palco de honor de la plaza de toros de Las Ventas donde se celebró la corrida de la Beneficencia. Don Juan Carlos presidió la tarde junto a la infanta Elena y la hija de esta Victoria. Ambas han sido las acompañantes del padre de Felipe VI en todas sus tardes taurinas. Ahora al grupo se ha sumado Felipe. El joven cumplirá el 17 de julio próximo 18 años.

El Rey y la infanta Elena, con su hijos en los toros.
El Rey y la infanta Elena, con su hijos en los toros. GTRES

El hijo mayor de Elena de Borbón y Jaime de Marichalar se marchó a estudiar a Estados Unidos tras repetir varias veces curso. La decisión fue impulsada por la reina Sofía, muy preocupada por su nieto. Felipe además estaba siendo objeto de lo que la familia real consideraba un exceso de atención mediática para un chico tan joven. La distancia al parecer le ha sentado muy bien, según cuentan en su entorno. Ha aprobado todo el curso y se le ve más serio y responsable.

La infanta Elena saluda su padre en presencia de Felipe.
La infanta Elena saluda su padre en presencia de Felipe. GTRES

Felipe y Victoria son los nietos con los que don Juan Carlos mantiene más relación, ya que su madre, doña Elena, es quien suele acompañarle más en esta nueva etapa de su vida. Con las hijas de don Felipe y doña Letizia tiene una buena relación pero escasa y a los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin casi no les ve desde que estalló el caso Nóos.

A los 13 años, Felipe fue protagonista de un accidente de caza cuando se encontraba con su padre en la finca familiar de Garrejo, en Garray. En un descuido se le disparó la escopeta de tres cañones calibre 36 que estaba utilizando.