Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo idear una boda loca y hortera en ocho cómodos pasos

Con el buen tiempo, los seres humanos se animan a darse el 'sí, quiero'. Repasamos las tendencias más chaladas del mundo de los enlaces matrimoniales

Es la única costumbre que se repite en todas las sociedades: el matrimonio. Las bodas son un mundo y encierran un abanico de posibilidades infinito: despedidas absurdas, detalles cursis y horteras, gasto desenfrenado... una chaladura. Se acerca el buen tiempo, temporada alta nupcial, y por eso no podemos dejar de repasar las tendencias más chaladas y las ideas más rompedoras del maravilloso mundo de las bodas. Pasen y lean.

1. La despedida de solter@: ese evento inflamable y difícil de manejar

Cotillead el portal Tu Despedida. Un inenarrable catálogo de opciones para exprimir ese día ultra cuñao que es el adiós a la soltería. Aparte de que tus amigos te vistan de monigote o tú y tus amigas os paseéis ataviadas con gorras con penes, podéis hacer un porrón de cosas: paintball, circuito Humor amarillo (sí, emulando al programa), capea o grabar un reality. Sí, se puede. @tudespedida1

2. Las tres tendencias que más se repiten en las bodas

Sacerdote robot: La compañía japonesa Kokoro ha construido un robot que puede oficiar casamientos legales. Pensemos en sus beneficios: discurso preprogramado, ausencia de chistes, rapidez, capacidad multimedia... Todo ventajas.

Tarta réplica: Olvídense de llevar a un grupo de música, del catering de postín o de la decoración versallesca. Para sorprender, nada mejor que una tarta tamaño natural elaborada a imagen y semejanza de la novia. Semejante mamonez convertirá en trending topic el día más feliz de sus vidas.

Kit de resaca: Una boda siempre acaba con un alto índice de invitados cocidísimos. Siendo prácticos, este kit de ayuda para la resaca es un regalazo para tus invitados. Mucho más útil que un soso recuerdo que los asistentes tirarán a la papelera.

¿Una tarta que parece una figura del museo de cera? ¡Buenísima idea!

3. Enlaces televisados: una fuente repleta de ideas para tu boda

Casados a primera vista: Esta maravilla de programa hace un test de compatibilidad de solteros y tipos y tipas a las que el amor les ha fallado, los junta y los casa sin conocerse. El resultado es un éxtasis catódico de primer orden: madres malísimas, tests fallidos, broncas, ataques de celos incomprensibles y mucha risa. Probablemente uno de los mejores shows de la década.

Un kit anti resaca: ¿solo para bodas?

Say yes to the dress: Uno de los momentos más estresantes y delirantes de las bodas es la elección del vestido de novia. Este show se centra en esa difícil elección. Por el camino oímos a las novias hablar de intimidades de sus parejas, de la familia, de su vida... Un fabuloso experimento sociológico que se puede ver a cachitos en YouTube. No se lo pierdan.

My fair wedding: David Tutera es probablemente el planificador de bodas más famoso del mundo. Él organiza bodorrios de postín en Hollywood, y de eso va su reality show. Es una adicción si te pirran los caprichos gilipollescos de los que más tienen. Si te encanta observar a parejas con encefalograma plano vas a disfrutar como un gremlin con esta obra maestra catódica.

4. Bodas gitanas en formato DVD y en Youtube: En el programa deTV Palabra de Gitano descubrí que muchas bodas gitanas no solo se graban, sino que se venden en formato DVD en los mercadillos. Ver esas bodas es uno de mis pasatiempos favoritos. En YouTube hay mil. Véanlas.

El banquete: técnicas de financiación para no despilfarrar el dinero

En EE UU, cadenas de comida rápida como Taco Bell o T. J. Maxx ofrecen menús y cierre de restaurante o tienda a precios realmente tentadores. ¿Una ordinariez? ¿Un cutrerío? ¿Una genialidad? Chaladura máxima en todo caso. A ver si aquí se animan los de Pans & Company.

5. Modas chaladas y nupciales: permítase un exceso

El verdadero lujo: opulencia y felicidad el día de tu boda. ¡Viva la vida!

Como en todo, en las bodas hay corrientes, tendencias, modas... y muchas veces muy locas. En los EE UU, cuna del marketing enfermo, hay cientos de artículos que parecen una coña marinera pero no lo son, son reales y vienen a cubrir las necesidades absurdas que provoca el estrés prematrimonial. Aquí algunos de los ítems que lo están petando.

6. Pañales para ellas: Los vestidos de novia a menudo son barrocos y a veces están hechos a medida, por lo que la comodidad no es su fuerte. A veces, estar embutida impide tareas diarias como el orinar a gusto. Por ello, una marca americana de pañales ha ideado un modelo para esos momentos. Si lo piensan bien, es un ideón.

7. Tarjetas de no invitación: La lista de invitados a tu boda es otro de esos momentos agobiantes. A menudo esta complicada lista se ve distorsionada por absurdos compromisos de madres, padres y abuelas. Al final te casas y no conoces a la mitad de los invitados. Por ello, estas tarjetas de no-invitación pueden ser muy útiles para enviar sigilosamente a esa gente que te la pela. Es arriesgado, pero luego lo agradeces.

8. Anillos anticuernos: El summum de la excentricidad yanqui. Una empresa ha creado estos anillos que, al quitarlos, dejan una marca difícil de disimular sobre tu estado civil. Un sello perenne en tu dedo donde se lee CASADO/A. Visto desde otro prisma, es un precioso sello de amor y confianza con tu pareja.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.