Tentaciones

¿Se merecen los famosos el 'pastizal' que cobran en los 'realities'?

¿30.000 euros es mucho o poco dinero? Pues es lo que ganan algunos cada semana. ¿Nos hemos vuelto locos? ¿A qué vienen estas fortunas?

Makoke y Francisco Nicolás en GH VIP.
Makoke y Francisco Nicolás en GH VIP.Cordon Press

"Yo he venido para vivir la experiencia". ¿Cuántas veces hemos tenido que escuchar la misma cantinela de boca de un famoso para justificar su paso por un reality? Que sí, que comer gusanos y dormir al raso es estupendo, que convivir con gente que, de entrada, te cae mal es una maravilla y que pasarte tres meses encerrado en una casa es lo que todo el mundo desea. ¿Pero a quién queremos engañar? Alguien acostumbrado a tener servicio y un coche esperando en la puerta solo se embarca en una locura del tamaño de un reality por dinero. El maldito dinero. Puede que, además, quieran demostrarse algo -que son capaces de hacerlo, por ejemplo-, pero, sin dinero, ¿vivirían la aventura? Lo dudamos.

Las cifras que se manejan en cada nueva edición de estos programas protagonizados por celebrities suelen ser astronómicas. Sueldos semanales que sobrepasan con creces lo que la mayoría de población gana en un año. Tan descabellado es el asunto que la mayoría corre a desmentir las informaciones y asegurar que sus ganancias están siempre muy alejadas de lo que se publica. Y puede que tengan razón -la confidencialidad, ya saben, siempre juega a favor- o puede que sea una forma no demasiado elaborada de mostrarse vulnerable ante el espectador -no sea que nos enfademos y les demos la espalda-. Pero, ¿se merecen el sustancioso dinero que ingresan en sus cuentas? Veamos:

1. Kiko Rivera. La rumorología llegó a situar en 50.000 euros semanales el paso del hijo de Isabel Pantoja por la casa de GH VIP. Una exageración que no se creyó nadie. Pero aún quedándose en una cuarta parte, para Kiko Rivera fue un chollazo. Dos semanas tomando el sol, durmiendo, comiendo y tratando de evitar todo tipo de enfrentamientos. Sí, con cámaras grabándolo todo, pero, ¿acaso no está acostumbrado a ello? Uno de los mayores blufs de la historia de los realities nacionales.

2. Rosa Benito. El paso de la ex cuñada de Rocío Jurado por Supervivientes fue fructífero y exitoso. Rosa Benito vivó la aventura en la isla a tope, a razón de, al parecer, 20.000 euros semanales. Y ganó el concurso, así que imaginen la suma de todo. Nada que ver con su estancia en GH VIP. La colaboradora ha sido la gran decepción de la edición. Su presencia ha pasado más desapercibida que la de los propios muebles. Lo que haya podido ganar -menos que en la isla-, debería devolverlo. Por dignidad hacia los espectadores.

3. Belén Esteban. Los 25.000 euros semanales que, según lo publicado, se embolsó Belén Esteban por su participación en GH VIP no le salieron a cuenta. Sí, no nos hemos vuelto locos. Para alguien que vive de su imagen y de su repercusión en el público, acabar coronada como la mayor villana del país no es una buena noticia. Se llevó una cantidad nada desdeñable, pero a día de hoy sigue atormentada con la avalancha de críticas que generó. Al menos, el dinero del premio decidió donarlos a varias ONGs. Un detalle redentor.

4. El pequeño Nicolás. El vivo ejemplo de que en España tan solo se puede hacer uno rico de dos formas: o la política o la televisión. El fichaje del pequeño Nicolás sorprendió poco -¿alguien pensaba que no tenía ganas de dejarse ver?- pero generó mucha expectativa. La realidad, al final, no fue tan idílica. Fran volvió a contar lo mismo que ya había contado mil veces y nos dejó con el gesto torcido. Los 20.000 euros semanales que aseguran que ha ganado bien valían algún secreto inconfesable, ¿no?

5. Mila Ximénez. Todavía no ha empezado y ya sabemos por donde rondará el sueldo de Mila Ximénez en la próxima edición de Supervivientes. 30.000 euros a la semana por pasar hambre y pescar en el océano. ¿Les parece mucho? ¡Puede que incluso sea poco! Ahora solo falta que el entretenimiento y la entrega estén a la altura. Nada de quejarse, rendirse o implorar la expulsión. Si 'vivimos la aventura', hagámoslo hasta sus últimas consecuencias. Que estamos ya de los famosos flojos hasta... el mismísimo reality.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS