Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subjetivamente

Lo más de lo trans es 'Candy'. Lo menos apetecible, las dietas post navideñas; y lo mejor de los Oscar, el 'latin power'

America Ferrera y, a la derecha, Eva Longoria, durante la gala de los Globos de Oro.
America Ferrera y, a la derecha, Eva Longoria, durante la gala de los Globos de Oro.

Lo más de lo trans: Candy 

Mientras continúa el debate sobre el futuro de la prensa, el editor y director creativo Luis Venegas triunfa con publicaciones de edición limitada y voluntariamente “difíciles de encontrar”. Candy, como reza su credo, es la primera revista de moda totalmente dedicada a celebrar el travestismo, la transexualidad, el crossdressing y la androginia en toda su gloria. James Franco con labios y ojos pintados, una divísima Tilda Swinton o Miley Cyrus al borde del abismo porno son algunas de las portadas más codiciadas por los coleccionistas. Sale una o dos veces al año. Y se agota.


Lo menos apetecible: las dietas post navideñas  

Ya estamos a la mitad de la cuesta de enero, así que, a quitar el espumillón de las porterías, please, prohibido enviar más felicitaciones y desterrados los whatsapps con Barbie regordeta por culpa de los excesos navideños. Asumamos los kilos extra con alegría —problemas del primer mundo— y demos la espalda al bombardeo del que somos responsables los medios de comunicación. Reconozco que yo también pico y clico en contenidos tipo Bajar el turrón en una semana o Diez maneras (fáciles) de decir adiós a esos kilos extra. Perderlos ya es otra cosa.

Lo más de los Oscar: latin power

De los creadores del gag de America Ferrara y Eva Longoria en los Globos de Oro llega “los mexicanos triunfan en las nominaciones a los Oscar”. Las 12 candidaturas de El renacido, de Alejandro González Iñárritu, que incluyen la de Emmanuel Lubezki, en la dirección de fotografía, darán que hablar. Juntos contabilizan cinco premios Oscar en dos años, y todo apunta a que van a añadir alguna estatuilla más a la estantería de los premios. Parafraseando a Margo Channing en Eva al desnudo, ¡abróchense los cinturones porque la ceremonia de entrega de este año va a ser movidita! Por mucho que le pese a Trump, el latin power de Hollywood está más powerful que nunca. Y no sería de extrañar que esa noche, sin quererlo, Trump se tropezara con algún bache.