Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo de Nick Cave consumió LSD antes de caerse por un acantilado

Un amigo del joven fallecido reconoce que tomaron esta droga alucinógena el día del suceso, según ha esclarecido la investigación

Nick Cave y Susie Bick a la salida de un tribunal de Brighton, Inglaterra.
Nick Cave y Susie Bick a la salida de un tribunal de Brighton, Inglaterra. Getty Images

El hijo de Nick Cave, Arthur, falleció el pasado mes de julio tras precipitarse por un acantilado en la localidad británica de Brighton, lugar de residencia del músico australiano y su familia. Este martes se ha conocido que el adolescente, de 15 años, consumió LSD antes del trágico accidente, según apunta la investigación que se lleva acabo para esclarecer las circunstancias de su fallecimiento. 

Un amigo de Arthur, que se encontraba con él en ese momento, ha reconocido que tomaron tres sellos de esta droga alucinógena, lo que provocó en el joven comportamientos violentos. El adolescente ha asegurado a la Corte que aunque leyeron sobre los efectos de dicha droga, no leyeron nada sobre "su lado oscuro". Algunos automovilistas contaron que vieron al joven Cave arrastrándose en la hierba y que luego saltó la valla que delimitaba el acantilado. 

Susie Bick y Nick Cave con sus hijos, Earl, y a la derecha, Arthur, en una imagen de 2012. ampliar foto
Susie Bick y Nick Cave con sus hijos, Earl, y a la derecha, Arthur, en una imagen de 2012.

Nick Cave, de 58 años, y su mujer, Susie Bick, han acudido este martes a la primera sesión de la investigación sobre la muerte de uno de sus gemelos, aunque abandonaron la corte cuando se empezaron a detallar las lesiones que sufrió Arthur, según cuenta el tabloide británico Daily Mail. Tras la caída de unos 20 metros de altitud, los viandantes trataron de reanimar al estudiante, pero nada pudieron hacer por salvarle la vida y falleció en el hospital Royal Sussex County a consecuencia de sus graves heridas y el daño cerebral sufrido. La médico forense del caso, Veronica Hamilton-Deeley, asegura en sus conclusiones: "Los dos niños sufrieron los efectos de la droga antes de que se separaran. Está claro que su percepción estaba totalmente desorientada y confundida, no sabían lo que era real y lo que no lo era".

Cuando falleció el joven, sus padres le dedicaron unas tiernas palabras en forma de comunicado, en el que decían que era su "feliz y precioso niño", al mismo tiempo que pedían a los medios de comunicación el respeto y la intimidad "que nuestra familia necesita en estos momentos". Los padres y su hermano gemelo se desplazaron hasta el lugar del accidente para leer las notas de condolencias dejadas por amigos y admiradores del músico australiano. Earl, hermano gemelo de Arthur, también quiso dejar su nota en la playa: "Te quiero mucho. Era una bendición estar a tu alrededor y nunca te olvidaré. Fuiste el mejor hermano que nunca pude tener".

Más información