Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija de Robin Williams habla de la muerte de su padre

Zelda Williams ha compartido en Instagram un mensaje en el que motiva a las personas con depresión a seguir luchando

Robin Williams con su hija Zelda.
Robin Williams con su hija Zelda. Cordon press

Zelda Williams, hija de Robin Williams, ha vuelto a las redes sociales. La también actriz, que tras el suicidio de su padre decidió alejarse por unos meses de Twitter, ha escrito una carta abierta. Esta vez ha sido Instagram la plataforma que ha escogido para compartir un conmovedor mensaje en el que explica cómo ha afrontado la muerte de su padre y en la que además anima a las personas que sufren de depresión a causa de una pérdida. “Este año me di cuenta de una cosa que me siento obligada a compartir con todos aquellos que lo puedan necesitar: evitar el miedo, la tristeza o la ira no es lo mismo que ser feliz, yo vivo mi tristeza todos los días, pero ya no me molesta. Lo hago para que los momentos de alegría que ahora vivo no sean para olvidar, sino para vivir y disfrutar. No es fácil. De hecho, diría que se necesita de mucho esfuerzo para ser conscientemente de eso que el esfuerzo que toma mantenerse triste, pero con todo mi corazón puedo decirles cuán valioso es”, escribió junto a una imagen del atardecer.

Para finalizar el mensaje, la hija del cómico se dirigió a las personas que sufren depresión. “Para todos los que están sufriendo de depresión, yo entiendo qué tan oscuro e infinito se siente ese túnel, pero si la felicidad parece imposible de encontrar, por favor aférrense a la posibilidad de la esperanza, por más borrosa que sea, porque les prometo que hay suficientes noches bajo la misma luna amarilla para que todos compartamos, sin importar cuándo y cómo encontremos nuestro camino allí”, concluyó.

No es la primera vez que la hija de Williams, de 26 años, escribe acerca de sus sentimientos en una red social. Cuando en agosto de 2014 fue encontrado el cuerpo sin vida del actor, de 63 años, en su casa de Tiburón, una península en la bahía de San Francisco, su hija publicó en su perfil de Twitter una carta dirigida a su padre. En ella la actriz recordaba a su progenitor como un hombre cariñoso, cálido y gracioso. “Aunque nunca, nunca podré entender como alguien que era amado tan profundamente no encontró en su corazón las razones para quedarse en este mundo, al menos en algo me consuela saber que nuestra pena y nuestro duelo son compartidos con millones de personas”, escribió.

Al cumplirse un año de la muerte del actor, la guerra por la herencia del cómico sigue en pie. La viuda del actor y diseñadora gráfica, Susan Schneider, continúa quejándose de que no tiene el dinero necesario para pagar los gastos de la vivienda que ambos compartían en Tiburón (California). Sin embargo, los hijos del fallecido intérprete opinan que el fondo que recibe Schneider es suficiente. En agosto de este año la esposa del actor presentó unos documentos para demostrar que no le llega el dinero para pagar la hipoteca, el seguro y el mantenimiento del hogar. Pero los hijos de Williams creen que Schneider quiere gastar toda la herencia para que no les quede nada a ellos.

De izquierda a derecha: Susan Schneider, Robin Williams y su hija Zelda, en el estreno de una película en noviembre de 2013.
De izquierda a derecha: Susan Schneider, Robin Williams y su hija Zelda, en el estreno de una película en noviembre de 2013. AP

El ganador de un Oscar por El indomable Will Hunting dejó su testamento bien atado antes de quitarse la vida el 12 de agosto de 2014: donó su fortuna a una fundación que incluye a sus tres hijos —Zak, Zelda y Cody— como benefactores y ordenó la creación de un fondo para su tercera mujer, la diseñadora gráfica.

Más información