Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Antic: “Para mis amigos y clientes soy un chollo”

Es la estilista más poderosa de España. Estudió Economía pero se dedica a asesorar a firmas y famosos como Iker Casillas, Sara Carbonero, Elsa Pataky y Adriana Lima

Ana Antic, el pasado miércoles en Sha Wellness Clinic de Madrid. Ampliar foto
Ana Antic, el pasado miércoles en Sha Wellness Clinic de Madrid.

Ana Antic tiene 40 años, dos hijas de 13 y 8 y es licenciada en Economía y Diseño de Interiores. La moda se cruzó en su camino y hace doce años que se dedica a asesorar a firmas y famosos. Iker Casillas, Kylie Minogue, Elsa Pataky, Sara Carbonero, Úrsula Corberó o la modelo Adriana Lima se cuelan en la conversación aunque haya empezado diciendo que trabaja con tantos personajes que mencionar a unos y olvidar a otros podría molestarles.

Puestos a poner etiquetas se puede decir que es la estilista más poderosa de España. Mantiene un blog en la revista Telva, asesora a Hola y 57.000 seguidores no se pierden lo que publica en su cuenta de Instagram, donde convierte en tendencia cualquier recomendación, sea ropa, complemento, cosmético o establecimiento. Su último reto: cambiar de estilo de vida siguiendo las recomendaciones de la clínica de salud Sha Wellness y contárselo a sus seguidores después de una semana de retiro en sus instalaciones. Ah, y no le den vueltas al apellido. Sí, es hija de Radomir Antic, ese futbolista serbio que jugó en el Zaragoza y entrenó al Atlético, al Real Madrid y al Barcelona.

Pregunta: ¿Qué hace una licenciada dedicada a buscar ropa a los famosos?

Respuesta: Es pasión. Si encuentras lo que te gusta y encima te pagan por ello...

P. ¿Fútbol o moda? Lo digo porque además de la profesión de su padre, se comenta que se inició como estilista con mujeres de conocidos futbolistas.

Ana Antic.
Ana Antic. cordon press

R. Van unidos. Muchos jugadores se casan con mujeres del mundo de la moda y a ellos les gusta ir a la última y son unos clientes estupendos. El primero fue Iker Casillas. Además, me casé con un jugador de baloncesto [el serbio español Nicola Loncar]; se puede decir que encontré otro aliciente en el mundo del deporte.

P. Si uno de sus pupilos saca los pies del tiesto, ¿le llama al orden o deja que aprenda solo la lección para que corra aún más rápido de nuevo a sus brazos?

R. Soy muy educada y coherente. Puedo asesorar pero la palabra final la tienen ellos.

P. ¿Sus amigos temen el momento en el que aparece y les mira de pies a cabeza?

R. Se me nota todo en la cara. Lo ven y dicen: “Me he equivocado, ¿verdad?”.

P. ¿Me explica cómo se come estar de fiesta en fiesta y compaginarlo con el reto Sha Life Challenge? Porque los canapés no sé si se llevan bien con la vida zen y la alimentación macrobiótica que preconiza esta clínica.

R. De por sí en los eventos no como mucho. Para mí es un trabajo, cumplo lo justo y me voy. Desde pequeña solo como pollo, no me gusta la carne. Si sé que algo es más sano, no cuesta mucho seguirlo. Y tengo que decir que desde que pasé por Sha, duermo mejor y tengo más aguante.

P. Si Sha Wellness le obligara a dejar el móvil durante una semana completa, ¿habría aceptado el reto que ahora debe propagar urbi et orbi?

R. En su comedor te obligan a estar sin móvil. Fue un shock.

P. Al final ¿acabará diseñando su propia ropa, harta de correr el tacón de tienda en tienda?

R. Soy muy exigente y hasta ahora no ha habido tiempo, pero tiene sentido. Las estilistas tenemos información privilegiada, sentido de la estética y conocemos el mercado.

Nuevo post @telva con @roberto_coin 👈💎

Una foto publicada por Ana Antic (@anaantic) el

P. En su cuenta de resultados ¿qué pesa más, las facturas que pasa a sus clientes o las que emite a las marcas de los productos que recomienda?

R. Procuro pedir más a las marcas. Al final esto es un trueque. Las marcas saben que si la cara famosa a la que contratan sabe sacarse partido, aportan valor añadido. Muchos son amigos y les hago recomendaciones. ¡Por eso no les voy a cobrar! A veces les consigo productos gratis o con descuentos. Para mis amigos y clientes, soy un chollo.

P. ¿Qué es lo más obsceno que le han ofrecido para que recomendara algo?

R. Ni llevo ni recomiendo lo que no me gusta. Sin embargo, me impactó darme cuenta del poder de una estilista cuando le regalé a Sara Carbonero un decenario que hacía una amiga. Se lo puso, España ganó el Mundial de fútbol. Se la regalé a Adriana Lima, ella a Shakira… En un mes esas pulseras estaban en todas partes.

P. Visualice esta pesadilla: se despierta un día y sus armarios están totalmente vacíos. ¿Qué sería lo primero que correría a comprar?

R. Iría a un sitio en el que me vendieran un look completo, empezando siempre por el calzado. Pero también podría recurrir al maletero de mi coche. Siempre hay bolsas con algo.

P. Sea generosa y comparta su sabiduría. ¿Qué no debe ponerse nunca una mujer y un hombre a quienes les gusta la fabada más que los cogollos de lechuga?

R. Nada con lo que se sienta incómodo y observado.

P. Para una vez que esto sale gratis, ¿nos ayuda a elevar el glamour de los españoles y descubre algún imprescindible para este verano?

R. Alimentación saludable; estar bien con los demás y elegir colores alegres, que cambian el humor.

P. Vale, ¿y algo más terrenal?

R. Para los hombres unas buenas gafas de sol con espejos del mismo color de la montura. Y para las mujeres un sombrero para protegerse de las manchas, que luego dan muchos dolores de cabeza.

Pues la dejo, que no tengo gorrito y con suerte llego antes de que cierren.