Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El museo en imágenes

Con una colección 25.000 piezas etnográficas, precolombinas y coloniales, el Museo de América fue inaugurado en 1941, aunque hasta 1965 no ocupó su sede actual, en la Ciudad Universitaria de Madrid

  • Fachada del Museo de América en la Avenida de los Reyes Católicos, 6 en Madrid. Abre de martes a sábado de 9:30 a 15:00. Los jueves de 9:30 a 19:00 horas; domingos y festivos de 10:00 a 15:00.
    1Fachada del Museo de América en la Avenida de los Reyes Católicos, 6 en Madrid. Abre de martes a sábado de 9:30 a 15:00. Los jueves de 9:30 a 19:00 horas; domingos y festivos de 10:00 a 15:00.
  • Reproducción de la Piedra del Sol, también conocida como Calendario Azteca. Es la única pieza de las 25.000 que guarda el museo que no es original.
    2Reproducción de la Piedra del Sol, también conocida como Calendario Azteca. Es la única pieza de las 25.000 que guarda el museo que no es original.
  • La pieza de más reciente adquisición por el museo. La compraron por 3.500 euros la semana pasada. Es un retrato femenino de la segunda mitad del siglo XVIII pintado en México. “No se sabe quién es la retratada, pensamos que es una cortesana. Es una pieza muy importante porque hay muy pocas pinturas femeninas. Le llamaremos 'Retrato de una Dama”, explica Ana Zabía, la encargada de comprar obras nuevas.
    3La pieza de más reciente adquisición por el museo. La compraron por 3.500 euros la semana pasada. Es un retrato femenino de la segunda mitad del siglo XVIII pintado en México. “No se sabe quién es la retratada, pensamos que es una cortesana. Es una pieza muy importante porque hay muy pocas pinturas femeninas. Le llamaremos 'Retrato de una Dama”, explica Ana Zabía, la encargada de comprar obras nuevas.
  • Manualidades de la cultura Shipibo, alto Amazonas. En el taller de restauración. Además de la exposición permanente, el museo cuenta con una biblioteca especializada, un salón de actos, varias salas para muestras temporales y talleres, y un laboratorio para la conservación y restauración de las piezas.
    4Manualidades de la cultura Shipibo, alto Amazonas. En el taller de restauración. Además de la exposición permanente, el museo cuenta con una biblioteca especializada, un salón de actos, varias salas para muestras temporales y talleres, y un laboratorio para la conservación y restauración de las piezas.
  • 'Entrada del Virrey Arzobispo Morcillo en Potosí'. Pintura de óleo sobre lienzo, de seis metros de largo y tres de ancho, pintado por Gaspar Pérez de Holguín en 1716. La obra narra la entrada en 1616 del obispo de Charcas en la ciudad de Potosí, Perú. "Es un cuadro que nos permite ver cómo se ubicaban las clases sociales en la época colonial y la explotación minera que fue Potosí", asegura Felix Jiménez Villalba, arqueólogo de 61 años y subdirector del museo.
    5'Entrada del Virrey Arzobispo Morcillo en Potosí'. Pintura de óleo sobre lienzo, de seis metros de largo y tres de ancho, pintado por Gaspar Pérez de Holguín en 1716. La obra narra la entrada en 1616 del obispo de Charcas en la ciudad de Potosí, Perú. "Es un cuadro que nos permite ver cómo se ubicaban las clases sociales en la época colonial y la explotación minera que fue Potosí", asegura Felix Jiménez Villalba, arqueólogo de 61 años y subdirector del museo.
  • Ajuar de la cultura Inca. El objetivo inicial del edificio era ensalzar la labor colonial de España. Sin embargo, en 1983, y con motivo del aniversario de la llegada de los europeos a América, el personal decidió cambiar el rumbo de la museografía y transformarlo en un discurso temático. “Hoy por hoy esta es la colección más importante sobre la historia y arqueología americana que hay en España y Europa”, asegura Félix Jiménez Villalba, subdirector del museo.
    6Ajuar de la cultura Inca. El objetivo inicial del edificio era ensalzar la labor colonial de España. Sin embargo, en 1983, y con motivo del aniversario de la llegada de los europeos a América, el personal decidió cambiar el rumbo de la museografía y transformarlo en un discurso temático. “Hoy por hoy esta es la colección más importante sobre la historia y arqueología americana que hay en España y Europa”, asegura Félix Jiménez Villalba, subdirector del museo.
  • Vista de Sevilla, óleo sobre lienzo, (finales del siglo XVI), atribuído a Sánchez Coello.
    7Vista de Sevilla, óleo sobre lienzo, (finales del siglo XVI), atribuído a Sánchez Coello.
  • Casco de soldado español, bronce, siglo XVI.
    8Casco de soldado español, bronce, siglo XVI.
  • Estela de Madrid, de la cultura maya, periodo Clásico tardío (600-900 de nuestra era), Palenque, México. Son los dibujos que se hicieron de los relieves de Palenque y además, el museo tiene algunos de estos relieves que coinciden con los esculpidos sobre esta piedra.
    9Estela de Madrid, de la cultura maya, periodo Clásico tardío (600-900 de nuestra era), Palenque, México. Son los dibujos que se hicieron de los relieves de Palenque y además, el museo tiene algunos de estos relieves que coinciden con los esculpidos sobre esta piedra.
  • Manto encontrado junto a la momia de Paracas, algodón, Cultura Paracas (400 a.C -100 d.C), Paracas, Perú.
    10Manto encontrado junto a la momia de Paracas, algodón, Cultura Paracas (400 a.C -100 d.C), Paracas, Perú.
  • Tesoro de los Quimbayas. Ajuar funerario realizado entre el 500 antes de nuestra era y el 100 de nuestra era. Donado a España por la República de Colombia en 1893. Es una aleación de oro con cobre.
    11Tesoro de los Quimbayas. Ajuar funerario realizado entre el 500 antes de nuestra era y el 100 de nuestra era. Donado a España por la República de Colombia en 1893. Es una aleación de oro con cobre.
  • Casco y collera que representa a un lobo. Madera, concha y crin. Costa Noroeste de América del Norte. Utilizados como armaduras para la guerra. Es un animal totémico que representaba, de una manera simbólica, la división que había en la sociedad. Las dos fueron recogidas en expediciones españolas en la segunda mitad del siglo XVIII.
    12Casco y collera que representa a un lobo. Madera, concha y crin. Costa Noroeste de América del Norte. Utilizados como armaduras para la guerra. Es un animal totémico que representaba, de una manera simbólica, la división que había en la sociedad. Las dos fueron recogidas en expediciones españolas en la segunda mitad del siglo XVIII.
  • Es una ofrenda fundacional de Piquillacta, de la cultura Huari de Perú –año 600 al 1.000 de nuestra era-. Está formad por dos niveles. Arriba, hay un círculo de conchas 'spondylus' de color rosa que se utilizaban como moneda. Abajo, hay 39 personajes azules (en el original eran 40), cada uno singularizado y dispuestos alrededor de un clavo de cobre que apunta a la única figurilla que está sin ropa y con las manos atadas a la espalda, la cual que representa al esclavo.
    13Es una ofrenda fundacional de Piquillacta, de la cultura Huari de Perú –año 600 al 1.000 de nuestra era-. Está formad por dos niveles. Arriba, hay un círculo de conchas 'spondylus' de color rosa que se utilizaban como moneda. Abajo, hay 39 personajes azules (en el original eran 40), cada uno singularizado y dispuestos alrededor de un clavo de cobre que apunta a la única figurilla que está sin ropa y con las manos atadas a la espalda, la cual que representa al esclavo.
  • Códice maya Tro-Cortesiano, del periodo posclásico ya tardío –entre el año 1.300 y 1.600- y que mide casi siete metros de largo. Junto al códice de Dresde, Alemania y el de París, este es uno de los más extensos que se conservan. Es de carácter adivinatorio, está formado por 56 páginas por ambas caras y dividido en 11 secciones. Está pintado sobre papel de agrave estocada. Es una de las piezas protagonistas del museo.
    14Códice maya Tro-Cortesiano, del periodo posclásico ya tardío –entre el año 1.300 y 1.600- y que mide casi siete metros de largo. Junto al códice de Dresde, Alemania y el de París, este es uno de los más extensos que se conservan. Es de carácter adivinatorio, está formado por 56 páginas por ambas caras y dividido en 11 secciones. Está pintado sobre papel de agrave estocada. Es una de las piezas protagonistas del museo.