Michael Douglas y Catherine Zeta Jones, reconciliación y boda

La pareja, tras tres años de separación, planea renovar sus votos en septiembre

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones
Michael Douglas y Catherine Zeta-JonesCORDON

Tras tres años aciagos, la felicidad parece volver a sonreír a Michael Douglas y Catherine Zeta Jones, que están haciendo planes para renovar sus promesas matrimoniales el próximo septiembre. Se trata de una reconciliación que hace dos meses ofreció sus primeros atisbos cuando ambas estrellas, que anunciaron su separación el pasado agosto, fueron vistas en público durante las pasadas fiestas navideñas luciendo sus anillos de casados. Las muestras de reconciliación se redoblaron durante la pasada entrega de los Globos de Oro. El hijo de Kirk Douglas llegó solo a la ceremonia pero dedicó su premio por Behind the Candelabra a Catherine y al resto de su familia “con todo su cariño”. Además la familia al completo disfrutó hace una semana en Nueva York de la celebración de la Super Bowl, principal competición deportiva en EE UU.

Según la revista Grazie, Douglas y Zeta Jones se disponen a renovar sus promesas matrimoniales el próximo septiembre, haciendo coincidir la celebración con el cumpleaños de ambos. El 25 de septiembre también se cumplirían 14 años de un enlace que unió a ambas estrellas en una ceremonia celebrada por todo lo alto y que fue considerada lo más cercano en Hollywood a una boda real.

Pese a los 25 años que les separan, la pareja se ha convertido en este tiempo en una de las presencias más estables de Hollywood, sin escándalos y con dos hijos -Dylan de 13 años y Carys, de 10- con los que disfrutar una vida de familia aparentemente idílica y con continuas muestras de cariño mutuas. Un tiempo también lleno de éxitos en sus carreras laborales que le dieron a la protagonista de La máscara del el Zorro un Oscar por su trabajo en Chicago.

Sin embargo, los últimos tres años han estado llenos de tragedias para ambos. Douglas fue diagnosticado de un avanzado cáncer de laringe. La actriz galesa también reconoció públicamente sus dolencias, en su caso afectada de una bipolaridad, que la llevó a pasar temporadas ingresada en un centro médico. Eso en cuanto a los problemas físicos porque toda la familia ha sufrido también el desgaste propio de ver a Cameron Douglas, hijo del primer matrimonio del actor, condenado a prisión por tráfico de drogas, pena que fue endurecida y que le mantiene en régimen de visitas restringidas al reincidir dentro del recinto penitenciario.

Sin embargo el futuro parece algo más luminoso para este matrimonio y, según la prensa del corazón, desde el anuncio de su separación la pareja no ha cejado en su empeño de recuperar el amor que les unía, acudiendo a terapia matrimonial y recurriendo incluso a un diario en el que apuntan sus sentimientos para mejorar así su relación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS