Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Papá, por favor, retira el anuncio para buscarme marido”

El millonario que quiere casar a su hija recibe cientos de ofrecimientos. La historia de la joven lesbiana llegará al cine de la mano de Sacha Baron Cohen

Gigi Chao, con su pareja Sean Eav. AP

Hace solo unas semanas, Cecil Chao buscaba marido a su hija lesbiana. Ofrecía 500 millones de dólares de Hong Kong (49,7 millones de euros) para quien lograra convencerla de las ventajas de un matrimonio con un hombre y alejarla de la relación que mantiene con una mujer. Tras hacerse pública la oferta, comenzaron a llover los ofrecimientos de candidatos desde todo el mundo. Hasta el punto que Gigi tuvo que implorar a su padre que cancelara la recompensa. "Papá, por favor, por el bien de la salud mental de tu familia, retira el anuncio", escribió la heredera en su cuenta en Facebook, al tiempo de que comunicaba que no aceptaría más peticiones de amistad en la red social, informa France Presse. "¿De dónde es toda esta gente? ¿De Jerusalén? ¿De Etiopía? ¿Estambul? Es ridículo", escribió en una entrada.

Su padre aseguró al diario de Hong Kong South China Morning Post que solo dos días tras hacer la oferta un centenar de candidatos había contactado con su oficina. "La gente me envía cartas, correos electrónicos y faxes. No he tenido tiempo de leerlos todavía. Tendré que hablar con Gigi", señaló. "Hay algunos que dicen que no quieren dinero, solo tener la oportunidad de conocer a mi hija". Pero la mayoría tendrá que conformarse con ver a su doble en la gran pantalla.

Todo se debe a que ahora el actor británico Sacha Baron Cohen ha decidido realizar una comedia basada en el caso. La estrella de Borat y El dictador producirá el filme, que se llamará La lesbiana, a través de su empresa Four by Two, en colaboración con Paramount Pictures, según ha anunciado esta compañía. Sacha Baron Cohen también actuará en la cinta.

La comedia se basa en la sorprendente oferta que efectuó a finales de septiembre Cecil Chao, un rico empresario inmobiliario de Hong Kong de 76 años, cuando se enteró por algunos medios de comunicación de que su hija Gigi se había casado la primavera pasada en Francia con la que es su novia desde hace siete años.

El millonario, que en una ocasión aseguró en una entrevista que había tenido relaciones íntimas con 10.000 mujeres, negó que fuera cierto que Gigi, de 33 años, se hubiera casado y dijo que no le importa que el pretendiente fuera "rico o pobre". "Lo importante es que sea generoso y de buen corazón", señaló en aquella oportunidad, y añadió que no forzaría a su hija a unirse a un hombre en contra de su deseo. Además de la cuantiosa recompensa, el magnate ofreció al futuro yerno un empleo en su compañía, Cheuk Nang Holdings. El matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal en Francia. Tampoco está reconocido en Hong Kong.

Más información