Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada en Alicante una banda con 800 kilos de marihuana

El grupo distribuía la droga por la costa, Italia y Francia

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que traficaba con sustancias estupefacientes en España, Francia e Italia. La Operación Mistral se ha saldado con cinco detenidos y 800 kilos de marihuana intervenidos en un registro domiciliario en Callosa de Segura (Alicante), según informaron ayer fuentes de la comisaría provincial alicantina.

Los arrestados son cuatro españoles y un marroquí, de entre 21 y 36 años, que presuntamente adquirían grandes cantidades de marihuana y hachís en Almería y, tras un proceso de secado y empaquetado en una vivienda de Callosa de Segura, la transportaban hasta Francia o Italia para su venta, además de distribuir parte de la droga en zonas de ocio de las provincias de Alicante y Málaga.

En el registro practicado en un inmueble de Callosa, se intervinieron unos 800 kilos de marihuana seca, 200 gramos de hachís, dos básculas electrónicas, tres ordenadores portátiles, varios teléfonos móviles, dos vehículos y diversos útiles y herramientas para el cultivo, elaboración, manipulación y tráfico de la droga.

La investigación se inició el pasado mes de julio tras descubrir la Policía que se estaban cultivando y almacenando grandes cantidades de marihuana en un chalet de Callosa de Segura. La casa había sido alquilado por un individuo que asiduamente se desplazaba hasta Almería para adquirir grandes cantidades de plantas de marihuana. Según las mismas fuentes, posteriormente transportaba esas plantas hasta la vivienda y, tras un proceso de secado y empaquetado, la droga era enviada y vendida por otros miembros de la organización en los mercados de Francia o Italia, además de ser distribuidas en zonas de ocio de la costa mediterránea, fundamentalmente en Alicante y Málaga.

Tras establecer un dispositivo de control en torno a esa vivienda, los policías encargados de la investigación observaron el pasado miércoles que el inquilino y principal responsable de la organización salía del inmueble en compañía de una segunda persona a bordo de un vehiculo y lo interceptaron. En el interior de la furgoneta, los agentes encontraron unos diez kilogramos de marihuana (cannabis sativa) ya seca y varios sacos de tierra, por lo que procedieron al arresto de ambos y al de otros tres individuos que se encontraban también en la vivienda.

Según las mismas fuentes, los detenidos ya han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Orihuela.