Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El complemento 'opaco' de Aguirre es de 13.400 euros

La presidenta reparte a los periodistas su nómina en el comité regional del PP.- El complemento eleva su sueldo a unos 108.720 euros brutos anuales, unos 9.000 al mes

La presidenta ha hecho pública su nómina esta tarde en el comité regional del Partido Popular. Aguirre ha dicho que no tiene "ningún inconveniente" en mostrar lo que gana y ha repartido su nómina entre la prensa. La presidenta ha mostrado el documento en el que se observa que cobra 9.060 euros brutos al mes, lo que al año sale por 108.720 euros. "Son 12 pagas al año, no tenemos extras", ha dicho ufana la presidenta. "Aquí es todo absolutamente transparente, no ocultamos nada, pese a que El País diga que es oculto entre comillas", ha dicho. En este total se incluye un complemento -homologación Estado Ley 8/2000- que no aparece detallado en los presupuestos y que supone unos 13.400 euros anuales. La nómina también incluye un complemento por antigüedad de 5.630 euros al año porque la presidenta acumula 11 trienios. Después de las retenciones fiscales, el sueldo neto de Aguirre, lo que le ingresan en su cuenta corriente, es de 5.825,92 euros al mes.

Esta semana ha habido cierto revuelo con la nómina de Aguirre, después de que EL PAÍS publicara que existe una partida 'oculta' en los presupuestos de Madrid que incluye un complemento salarial para Aguirre y sus consejeros. Ese complemento salarial es para homologar la nómina de la presidenta y de los consejeros a la de los secretarios de Estado.

La presidenta ha bromeado en el comité diciéndole a Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid: "Paco, muestra la tuya". Sin embargo, Aguirre ha evitado comprometerse a publicar en la web las nóminas completas de los diputados y altos cargos políticos. Ante la sorpresa de Granados porque no la tenía en ese momento, la presidenta le ha contestado: "Da igual, la de Paco es igual que la mía pero un 8% menos".

La presidenta fue cuestionada sobre si cree que las nóminas de los altos cargos políticos deben ser públicas y accesibles, a lo que ella contestó: "Sí, mire, yo entrego la mía". Sin embargo, el grupo popular en la Asamblea de Madrid rechaza publicar en la web las rentas de los diputados.

Aguirre entregó su nómina con su DNI y número de cuenta. Al darse cuenta, entregó una nueva a los periodistas con los datos borrados.

La presidenta culpa a Rubalcaba de los recortes

Aguirre ha culpado también a Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a las generales, de la situación actual de la Educación. "Singularmente ha sido el señor Rubalcaba el que ha hecho los recortes, al bajar el sueldo de los funcionarios y congelar pensiones. Nosotros lo que hacemos, lo hacemos al amparo de la ley vigente", ha dicho la presidenta, que lo ha llamado "Recortes Rubalcaba", y ha dicho que "la culpa de la crisis económica en España no es solo de Zapatero".

Además, ha dicho que "las movilizaciones son un ataque a la enseñanza publica sin precedentes, toman a los alumnos como rehenes y presentan al PP como enemigo de lo publico". "Mienten. Rubalcaba es el autor de eliminar el esfuerzo y ha llevado a la endogamia a la universidad. No buscan la igualdad de oportunidades sino la igualdad en el resultado", ha concluido.

Aguirre ha recordado que la consejera de Educación, Lucía Figar, ha citado en dos ocasiones a los sindicatos educativos sin que le respondieran. Por eso ha anunciado que se ha convocado otra reunión sobre la que ha dicho con sorna: "No sabemos si será a la tercera va la vencida o no hay dos sin tres".

Recupera el tono electoral

La presidenta madrileña ha vuelto a la carga con los eslóganes que utilizó en las pasadas elecciones municipales y autonómicas. A falta de dos meses para las elecciones, Aguirre ha recordado uno de sus viejos lemas: "El PSOE ha dejado una España dividida, arruinada y con ETA en las instituciones". Durante las pasadas elecciones repitió este lema en cada uno de los mítines a los que asistió.

Pero la presidenta ha modulado sus críticas. Ahora el centro de sus ataques no es Zapatero, sino Rubalcaba. "Siempre hemos dicho que la culpa de la crisis en España no es solo de Zapatero, sino del PSOE". La presidenta ha centrado sus críticas en el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.