Fuera de juego

El dirigente del Partido Popular Antonio Lis disecciona cada jornada las novedades electorales del 22-M.

Antonio Lis

Catedrático de Filosofía de enseñanza secundaria, Antonio Lis (Valencia, 1958) ha hecho de casi todo en politica, primero en el movimiento antifranquista y, ya en la democracia, siempre en el PP: concejal en la oposición del Ayuntamiento de Xirivella, diputado del área de Cultura y vicepresidente primero de la Diputación de Valencia, director general del Imserso en la época de Eduardo Zaplana al frente del Ministerio de Trabajo y, últimamente, director de Valencia Community Investments, la empresa de la Generalitat creada para atraer inversores extranjeros a la Comunidad Valenciana. Lis ha sido portavoz electoral del PP valenciano hasta en cuatro convocatorias electorales.

Crónica de un resultado anunciado

23 de mayo. ¿Las campañas electorales dan resultado? Sí, pero no siempre el margen de variación permite alterar lo que ya esta firmemente asumido por el electorado. La victoria abrumadora del Partido Popular en España y en la Comunidad Valenciana, con el consiguiente desplome del PSOE, se produce porque, desde hace ya años, ha venido logrando conectar con la problemática que más gravemente afecta y preocupa a los ciudadanos: la crisis, el paro y la incapacidad e inoperancia de un gobierno, con Zapatero al frente, que se ha mostrado ajeno, sin norte y sin capacidad de generar confianza ¿Pero qué esperaban si hasta los mismos socialistas han estado escondiendo a Zapatero y han certificado, internamente, su defunción política? ¡Claro que las campañas autonómicas han resultado bastante vacías de contenido! Los graves problemas que afectan a España no se resuelven en el ámbito autonómico. Que las campañas autonómicas se hayan realizado apuntando al Zapatero y al Gobierno de España, no es responsabilidad ni culpa del PP, es que ésa era la realidad que inundaba el ambiente. Tampoco valen ahora las excusas del tipo “vivimos en una anomalía democrática” o la democracia está secuestrada”. Ha hablado el pueblo democráticamente. Han hablado las urnas. Cierto que hay cosas mejorables en nuestra democracia y en el funcionamiento de nuestras instituciones y la clase política. Pero ello no resta un ápice de legitimidad al resultado electoral. Lo erróneo, lo irresponsable, por no decir lo anómalo, es que Zapatero, y el PSOE, quieran aún hacer oídos sordos a la realidad y aguantar 10 meses más agravando la crisis española. Aquí no funcionan los juegos de prestidigitación política. Con la gran mayoría de los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas gobernados por el PP y un gobierno central en manos de un PSOE que ha venido mostrando últimamente, y más con la Comunidad Valenciana, su cara más sectaria, España no puede funcionar. Algunos dicen que Zapatero, o su sucesor, se atrincherarán en Moncloa y se centrarán en acusar al PP de ser el responsable de los recortes sociales al tiempo que intentarán exculpar a Zapatero y el propio PSOE de la gravedad de la crisis en España. Si toman ese camino, a España le irá mal pero a ellos, peor. Su desgaste puede ser de tal magnitud que aleje durante muchos al PSOE de la posibilidad de detentar el poder. Y veremos si no se produce una mayor fragmentación de la izquierda y generación de grupos alternativos. La anticipación de las Elecciones Generales es una necesidad que pasará factura a quien la entorpezca. Con estos resultados ¿Qué credibilidad puede ostentar Zapatero en el ámbito internacional? ¿Quién se va a tomar en serio a este Gobierno? Obama viene a Europa. Ni se le ha pasado por la cabeza recalar en España ¡Elecciones Generales ya!

Calle vosté! i Parle vosté! : la nostra Democràcia

22 de mayo. Vaya por delante que no me ha hecho ni pizca de gracia el abucheo con el que se ha recibido a Zapatero en su colegio electoral a la hora de votar. Un día como hoy, el día en que la democracia expresa su voluntad, que es, se diga lo que siga (y, lo que se pueda decir, ya lo sabemos desde Platón), la voluntad mayoritaria del pueblo; impera el respeto y sólo cabe hablar en las urnas. Que un Presidente tenga que llegar antes a un Colegio Electoral, o recurrir a cualquier otra estratagema, para ejercer su derecho al voto sin presiones ni insultos, constituye, eso sí, una anomalía democrática, un secuestro de la libertad, de la libertad de todos. La democracia no nos la dieron gratis. La conquistamos. No vale jugar con las cosas serias. Que Zapatero sea responsable de la caótica situación de España, de la debacle electoral del PSOE o de la escasez de recursos económicos con que se castiga a la Comunidad Valenciana o a la de Madrid, vale. Que tras la debacle y los movimientos espontáneos de indignación y protesta, deba dimitir y convocar anticipadas, vale también. Pero yo nunca le abuchearé ni a las puertas ni dentro de un Colegio Electoral. Es evidente que no es porque él me caiga bien o apruebe su trayectoria de desfachatez política. Es que no se lo haría a nadie y punto. De otra parte, y por muchas cantinelas que haya oído durante el día (las más zafias, esta vez, en los noticiarios de la sexta) la participación se va a mover, punto arriba punto abajo, en los mismos porcentajes que las anteriores elecciones. Así que mejor no elucubrar y que hablen las urnas a partir de las 20 horas (hora española). Por lo demás, las cosas ya venían sabidas desde hace tiempo: hundimiento del PSOE para años, merecido. Victoria democrática del PP, también merecida. Escenario responsable: dimisión de Zapatero y convocatoria de Elecciones Generales anticipadas. Escenario irresponsable: enrocamiento del PSOE en el poder durante los 10 meses que quedan hasta las generales y, a ver si Rubal-Rasputín se saca cuatro maniobras arteras de la chistera y: 1- convence a los españoles de que la crisis viene de Marte y que Zapatero no tiene ninguna responsabilidad. 2-Nos convence, además, de que se trata de un héroe social y un mártir. Héroe, porque durante tres años mantuvo las políticas sociales y la Alianza de las Civilizaciones contra la dictadura capitalista del mercado y la Merkel. Mártir, porque, políticamente cadáver, se retira a León a vivir rodeado de frío y frugalidad. 3- Políticamente, no lo ha matado su partido, el PSOE, sino la Merkel de un mal telefonazo asestado en malas partes y peor momento. 4- El PP es el verdadero obseso de los recortes sociales. Miren, si no, lo que va a pasar en la inmensa mayoría de CCAA y Ayuntamientos (que van a estar gobernados por el PP y a los que, desde el Gobierno de España, vamos a negar el pan, la sal y los euros necesarios para que puedan mantener los servicios que prestan a la ciudadanía. 5- El PP es malo. Sólo piensa en conquistar y disfrutar del poder, no piensa en lo ciudadanos. 6- El PSOE es bueno, se preocupa por los más necesitados, no se aprovecha del poder, tiene un mártir social y, además, para dar seguridad estoy yo: Rubal-Rasputín. En fin: demasiado para el cuerpo, querido Alfredo Pérez. Ya no estás en edad. Hazme caso: déjale el tema a la Chacón, hombre ¿No ves que ya está cada día más nerviosa. Que sí, Alfredo, hazme caso a mí y…también ¡Claro! Al Movimiento 15-M.

Jornada de reflexión

21 de mayo. Ayer el Supremo respaldó la decisión de la Junta Electoral Central que, no era otra que la que dicta la vigente, para todos, Ley electoral que regula las campañas electorales en nuestra España democrática. Es una Ley democrática, sí, promulgada por el poder soberano del pueblo español a través de sus representantes, elegidos por él y por nadie más, y que forman el Congreso de Diputados, las Cortes. Así de simple, por mucho que Rubalcaba se esforzara el hombre en proyectar tinta de calamar sobre la decisión y autoridad de la Junta Electoral Central en aquello que tiene que ver con…¡Una Campaña Electoral!: que si el gobierno sabe lo que hace, que si la Policía sabe lo que hace, que si la Policía no crea un problema para resolver otro, que si la Ley sólo prohíbe las concentraciones y manifestaciones ilegales ¡Toma ya descubrimiento! O sea, aquellas a las que asistan individuos uniformados con trajes paramilitares, usen la violencia…ya saben, lo suyo: hacer luz de gas, propalar la oscura duda allí donde reina la claridad más resplandeciente. Oigan: ¿Y no será mejor que, todos, comencemos a prestar atención real y soluciones al Movimiento 15-M en lugar de manipular la cosa para arrimar el ascua a nuestra sardina? No estará bien ya con que sufran la realidad fundamental de la que son víctimas: el 45% de paro juvenil bajo el gobierno zapateril? Piden, también, que nuestra democracia se desanquilose, abandone su autocomplacencia y mejore su porosidad hacia los problemas sociales. Y digo yo: eso es posible porque la democracia es el único sistema capaz de mejorarse democráticamente, valga la redundancia. Bueno, volviendo: de Rubalcaba, aunque entre los propios socialistas le llaman “el malo que le das la espalda y te la clava”, yo soy fan. La España de hoy es inexplicable sin Rubalcaba y, además, tengo debilidad por los perdedores, sí. No sé si es que lo soy o que ví “Casablanca” cuando aún era un niño. Encima, una de las cosas más feas que hizo Lenin (y luego, santificó Stalin) fue expulsar de la Memoria Histórica Rusa a Rasputín. Lo digo así porque yo soy un romántico. Y no es cierto que él esté en todo: para modelo de manipulación torticera el del montaje que sirvieron, viernes a mediodía, con las noticias de la Uno los de televisión española, la que debiera estar al servicio de todos los españoles y ser objetiva. Lo tengo todo grabado y tipificado. El caso es que, si la cosa va de elevar a nivel de arte la capacidad para aparentar pero no hacer nada (como el hacer que reflexionamos en la jornada de reflexión), cada día me va más Europa, incluso la vieja Europa. Aquella de Rasputín. Es que, verán: me han dicho que en USA no hay jornada de reflexión y eso que se trata de una democracia, en tantos y tantos aspectos, más clara que la nuestra. No puedo aprobarlo: en un escenario así, no me veo a Rubalcaba. Además, y esta vez sí, todo esta reflexionado antes de la jornada de reflexión: el domingo se verá nítido, sin tinta de calamar, que la gran mayoría del pueblo español hace tiempo que sabe que la madre de todos los males son la crisis y el paro y que los responsables de que andemos tan tristemente magullados y desarmados, son Zapatero y su PSOE. Y tú, Alfredo Pérez, hazme caso por una vez, hombre: después de vuestra debacle electoral de este domingo, resérvate y pon a la Chacón a gobernarse la sucesión de Zapatero. Que sí.

Ni Zapatero es Mubarak, ni Alarte es como los jóvenes 15-M

20 de mayo. Escribo estas líneas oyendo a Mª del Mar Bonet: “Me’n aniré de casa”, “Mercé”…Extraño para un tipo del PP valenciano ¿No? Bueno, prometo abordar eso en breve. Retomando, aseguro que el titular no lo he pensando después de leer a Felipe González sobre el movimiento 15M: “El fenómeno sigue la estela de las revueltas árabes” ¡Y yo que siempre te he respetado y que hasta te voté en el 82! Me duele tener que recordarlo: te apuntaste tardíamente al movimiento antifranquista y de lucha por la democracia. Dicen que Willy Brandt financió tu ascenso al liderazgo del PSOE contra los históricos que sobrevivieron a la represión de la dictadura. Para desmentirte basta con ver llorar a Manu Bravo, el joven fotógrafo español rescatado de las garras de ese Gaddafi con el que tú tratabas. Recién aterrizado en ésta, nuestra España Democrática, preguntado por el 15-M, apenas ha podido balbucear: “¿Gente que se reúne en la calle para quejarse por sus problemas? Bueno…está bien ¿No?” Y ha roto a llorar. Un joven nuestro, un joven libre de nuestra España Democrática que viene de ser torturado por los matones de la dictadura socialista de Gaddafi. No, Felipe, no. Aquí hay democracia, con sus fallos, con sus errores…ya sabes. Porque tú sabes aquello de Churchill: “La democracia es el menos malo de los sistemas políticos posibles”. Aquí, los sin futuro, los desheredados, los desesperados por el pozo negro del paro y los recortes sociales en que Zapatero y los socialistas habéis hundido a España, pueden convocarse, pueden reunirse, pueden expresar su tragedia y exigir soluciones. Allí, en ese Magreb que tanto os ha gustado a ti y a aquel colega tuyo allí enterrado, B. Craxi, no. No quieras confundir, Felipe. Sigue confundiéndote tú entre tus bonsáis, tus piedras y tus joyas. Pero, sepas, sepas, que yo, igual que millones de españoles que creemos que Zapatero y sus gobiernos socialistas, son responsables de la sangrante crudeza de la crisis en España, nunca permitiremos que Zapatero, Presidente legítimo del Gobierno de España, sea destituido por ningún método ajeno a la Democracia nacida de la Constitución Democrática que nuestro pueblo se dio, democráticamente, en 1978. No lo permitiremos nunca, Felipe. Así que más respeto a los jóvenes del Movimiento 15-M que hoy se reúnen y acampan libremente en justa protesta por el presente que los socialistas les habéis robado y el futuro al que les queríais condenar. Y un respeto, sí, también un respeto Felipe, por la democracia, siempre mejorable, que después de tanto sufrimiento y tanta sangre, mucha de ella socialista, Felipe, los españoles conseguimos conquistar ¿Y, tú, Alarte, chaval, qué dices? ¿A quién quieres engañar con eso de que te sientes identificado con los motivos de los jóvenes del Movimiento 15-M? Ellos, son jóvenes, algo más que tú, pero no han vivido, como tú, con un sueldo como el tuyo pegado a la política. Ellos no han dejado, como tú, un Ayuntamiento endeudado en un 120%...En fin, no quiero seguir porque no quiero entrar en el juego de los que desprestigian sin más a la política y los políticos. Ése es un juego contra la democracia.

Sin Proyecto…no hay Rock and Roll

19 de mayo. Sí, recuerdo el estribillo de aquella canción: “…sin dinero…ya no hay rock and roll”. Leo y oigo voces que denuncian la carencia de propuestas y proyectos en esta campaña. Es cierto que hay una realidad: la situación de España es muy grave y hace insostenible la credibilidad de un Presidente del Gobierno de España y su partido, el PSOE, que se empecinan en mantenerse en el poder, alargar la agonía y el sufrimiento. Un gobierno sin ideas que saquen a los españoles de la desesperación y les hagan ver un futuro distinto y posible. Un gobierno y un partido que, haciendo espaldas a la responsabilidad política más elemental, entra en interinidad y se resiste a abrir un nuevo horizonte de posibilidades convocando elecciones anticipadas. Esta realidad, jibariza el contenido de las elecciones autonómicas y locales. Lo que pueda discutirse en ellas, no resulta suficientemente relevante para aportar soluciones a la realidad fundamental de la situación económica y social de España. Por añadidura, se extiende la peligrosa y antidemocrática doctrina de la inutilidad perversa de la política y los políticos en nuestro sistema democrático. Surgen voces que hablan de “anomalía democrática”, de “secuestro de la democracia”. Pero esas voces se hacen sentir aquí, en la Comunitat Valenciana. Y se dirigen contra el Gobierno Valenciano y C9. Lo de C9 tiene su gracia: siempre la misma cantinela queriendo hacerla responsable de una supuesta idiotización de los valencianos y pretendiendo, con ello, disminuir la calidad de su voto. O sea: matar al mensajero y ponerse la venda antes de la herida. Una herida, sí, anunciada: la de la presentida debacle electoral del PSOE, aquí y en toda España, el próximo domingo. Pero no es cierto que, autonómicamente, aquí, no haya proyectos ni propuestas. El PP los tiene y los comunica. Y conecta, porque acertó en su momento con la cercanía, con la identificación del ser de nuestro pueblo. Otros, el PSOE y la izquierda, perdieron ese tren y no han tenido arrestos para reconocerlo y recuperarlo en 16 años. Llevan en ese tiempo, desde Lerma hasta Alarte, no menos de 6 líderes, pero prácticamente, el mismo discurso. Así no se puede pretender convencer ni ganar unas elecciones, queridos. Y lo que no es de recibo es querer matar al mensajero y tildar de fácilmente engañable y comprable a nuestro pueblo. Un programa serio debe partir del pueblo a quien se dirige y…eso, requiere algo más que Deacon blue, desfiles de camisetas contestatarias y chorrear a los cuatro vientos que el adversario es todo corrupción. Espero que, después del domingo, no neguéis la legitimidad democrática de los resultados. Mientras tanto, los desesperados por la situación nacional y la sordera del máximo responsable, expresan su desesperación, como pueden, en las calles.

El "espontaneismo" radical de las masas

18 de mayo. Martes 17 de Mayo, Plaza de toros de Valencia, reventón, ilusión, optimismo: ¡Mitinazo! ¡Camps President! ¡Rajoy Presidente! Punto. Recordatorio: en democracia lo que cuenta son los votos del domingo. Pregunta: ¿A quién echaran la culpa los socialistas de su debacle electoral en España y, concretamente, en la Comunitat Valenciana? Bueno, es probable que lo intenten con C9 o la situación de “anomalía democrática”, o algo así, en que, según Alarte, vivimos aquí. Ambas acusaciones serán sólo para la galería, de puertas afuera y sin mucha convicción. Saben que la responsabilidad es de Zapatero y del propio PSOE. Aquí habrá una versión complementaria que buscará la cabeza de Alarte ¿Caerá Alarte? La verdad es que no lo creo. Alarte no ganará elecciones, pero sí ha ganado en el PSOE valenciano y lo ha transformado en un partido clientelar, sin verdadero debate ni participación interna. Un partido en el que lo que prima es quién ostenta un cargo público y cuántos trabajos-salarios puede dar. Bien, se preguntarán a qué viene este interés mío por narrar lo que de negativo ha ocurrido en el PSOE ¿No? Pues viene a cuento del “Movimiento 15-M”. Creo que mi pasado juvenil en el luxemburguismo me confiere cierta experiencia en este tipo de fenómenos que llamábamos “espontaneísmo radical de masas”. Lo cierto es que las explosiones espontáneas de masas rebelándose contra sus condiciones de vida, duraban poco a no ser que hubiera una dirección y alimentación por parte de algún grupo organizado, dentro o fuera del movimiento. Pero, entonces, no existían los móviles, las redes sociales y cosas así. Ahora, lo primero que cumple es comprender y asumir las causas que están a la base de esta explosión de protesta: la frustración y malestar de lo que comienza a llamarse la “generación perdida”. Con un 45% de paro juvenil lo raro sería que no hubiera estallidos de radicalidad. Bien, también es culpa de Zapatero, la crisis...Pero, los jóvenes no se quejan sólo de que no tienen perspectivas de encontrar empleo. Se quejan, también, de que en realidad no se les escucha ni se les tiene en cuenta. Esto que, en principio lo están refiriendo sólo a los partidos políticos, es claramente extensible a otros de la sociedad civil: sindicatos, entidades financieras, etc… Llevan buena parte de razón en ello y los partidos, sindicatos, asociaciones…deben tomar nota y ser más permeables a la realidad social. Al margen de que el asunto puede agravarse, la propia ideología democrática exige esa permeabilidad y democracia interna. Lo que ha hecho Alarte con el PSOE va en la dirección inversa. Pero en el origen de todo esto, está la ruina económica de España y la brutal realidad del paro juvenil. Que Zapatero o alguien de su entorno, se mantenga en el poder un año más con la que está cayendo, también es andar en la dirección contraria a dar soluciones a nuestros jóvenes.

Cercanía

17 de mayo. Las gentes valoramos mucho la cercanía de nuestros políticos. Su empatía con nosotros es la primera puerta que deben atravesar para obtener nuestra atención y su credibilidad. En esto, el PP valenciano le lleva años luz a los socialistas. Yo creía que la impagable foto de Rita en moto con Bellver, con su casco y todo, era insuperable. Pero con su imagen de hoy en una parada del mercado, rodeada de hortalizas y verduras de la huerta valenciana, atendiendo a la gente, se supera a sí misma. Compárenla, si no, con esa otra de Calabuig en el mercadillo del Mercado de Rufaza (¿Pensará que es más de izquierdas ir al de Ruzafa que al Central?). No hay color: flanqueado de asesores con el cartelito “Calabuig Alcalde” resulta más lejano que Indíbil y Mandonio. De Alfonso Rus, en esto, sobran las palabras. No es que resulte cercano, no. Es que es la misma piel de las gentes de los muchos lugares que alimentan buena parte de nuestro sentir como pueblo. Algunos tienen o proyectan imágenes equivocadas de Rajoy. Le conocí personalmente en mi época de Director General del INSERSO. En las Generales de 2004, siendo él candidato y cuando todo el mundo creía que iba a ganar el PP ¿Indeciso? En absoluto. No puede ser indeciso quien resolvió con sobrada determinación y valentía las duras y complejas gestiones que le encargó Aznar ¿Confuso? Con las ideas bien claras sin necesidad de irse jaleando a los cuatro vientos ¿Blando? No. De una pieza y muy exigente con sus equipos. De ello, puedo dar fe personalmente ¿Distante, lejano? Humano. Con una increíble capacidad intelectual y psicológica para captar en un flash la verdad interior de quien se le pone delante ¿Gallego? ¡Hombre! Sí, pero no en el sentido peyorativo que algunos pretenden. Rajoy es sencillo, compañero, amable, con retranca, familiar y sin un pelo de tonto. Sabe lo que necesita España y tiene la absoluta determinación de hacerlo. Será Presidente del Gobierno de España y es el Presidente que España necesita ya ¿Su mesura? No va a conceder ni un cabo de amarre a los que pretenden seguir en el poder, en perjuicio de España, sin ideas, sin credibilidad, en un ejercicio de irresponsabilidad política y haciendo sólo uso y abuso del recurso al miedo a que venga la derecha. Rajoy es el PP, no esa derecha autoritaria que se inventan. Ya les ha ganado. Pero…¿Y Paco? Yo no hubiera sido capaz de mantenerme de Presidente de la Generalitat y soportar la campaña infame que han venido y vienen lanzando contra él en lo político y en lo personal. Contra la malicia agigantada, se ha mantenido al frente de sus responsabilidades. Es un político como la copa de un pino ¿A veces se le ha visto afectado? Es humano ¿No? ¡Acudo a estar con ellos en la Plaza de Toros!

Cambio de ciclo

16 de mayo. La alternancia en el poder o, incluso con mayor precisión, de las políticas ejercidas desde el poder por las diversas formaciones políticas, es un elemento característico de la salud democrática. Y en España, ahora, aunque sea con el escenario de unas Elecciones Autonómicas y locales, está ocurriendo eso. Sólo que, con una dilatación innecesaria de la agonía del partido político en el poder que ya ha producido graves consecuencias sociales sobre los sectores más desfavorecidos, pero, también, sobre los sectores emprendedores que son claves para salir del agujero. El hecho es que la crisis económica, aunque hunda sus raíces en el devenir de la economía internacional (lo cual hoy es casi una redundancia), ha afectado con particular crudeza a España y ello, por falta de previsión, por falta de capacidad de reacción, por sobra de dogmatismo y sectarismo, por inepcia y por más cosas, es responsabilidad política de los gobiernos socialistas de Zapatero. Así que lo que debe hacer Zapatero es bien claro: Convocar Elecciones Generales anticipadas cuanto antes y pasar página. Alargar la agonía un año más perjudicará inevitablemente a España, a muchas personas que hoy ya lo están pasando muy mal y, también (y, si no, al tiempo) al PSOE. Una campaña electoral sirve, entre otras cosas, para conocer mejor a las gentes políticas. Zapatero tiene a su gente contra las cuerdas, a un paso de perder feudos históricos, autonómicos y locales del socialismo y de inmolarse a lo bonzo sin estar de acuerdo con él ¿Qué hace él con ellos? Anunciar que ya no querrá ser su líder, que se irá a vivir a León, mentir y negar su responsabilidad en todo este crudo presente. O sea: salvar el pellejo allá donde va. Aquí dijo que la culpa de la crisis y el paro era del Gobierno Valenciano (por cierto que no habló del agua y luego fue a Zaragoza y se jactó de haber paralizado el trasvase del Ebro). Antes había dicho que era de Aznar. Hoy su Ministro de trabajo ha dicho en Orihuela que la crisis (la misma que ellos negaban) se originó en 1996 (!). En fin… ¿Qué puede hacer Alarte ante la magnitud de la hecatombe? Pues eso: ponernos a Deacon Blue, criticar a C9 y tocar la dolçaina.

Preguntas con respuesta

15 de mayo. Hoy me siento positivo. He pasado la mañana rebuscando en todos los periódicos a mi alcance mensajes, propuestas trabajadas, contenidos sustantivos (¡Algo!) del proyecto político que, creía yo, que ayer Alarte o Zapatero habrían trasladado a los valencianos para ganar su voto. Ni siquiera he encontrado el porqué dicen que Calabuig se “atrevió” con un discurso reivindicativo ante Zapatero. Nada: lo de “Dignity” de Deacon Blue (Hagueren quedat més pròpies unes albaes) y algo así como “no pitéis a los trabajadores de C9 que me he pasado de frenada”, o el Atila-Pinocho queriendo echar la culpa de la crisis económica y el paro al Gobierno Valenciano. Todos los organismos serios e independientes, nacionales e internacionales culpan, un día sí y otro también, a Zapatero y sus gobiernos socialistas de la negra realidad y perspectivas de la crisis española y de lo desorientado e insuficiente de sus medidas: la UE y el BCE, la OCDE, el FMI…¡Hasta la mismísima señora Merkel tirando de teléfono para reñirle y para dictarle! Pero él como si la cosa no fuera con él ¡Nada! Él, desmemoriado de la Memoria Histórica más reciente, negando la mayor: ¡Señorita, señorita, que yo no he sido el de la ruina española y el paro galopante! He dicho que estoy positivo, pero me falta material. Han cortado el suministro. Intentaré reclamarlo con algunas preguntas sin mala intención: 1-¿Por qué dice que los gobiernos autonómicos, que no tienen las competencias para el asunto, son culpables de la crisis y el paro y, sin embargo, cuando le preguntan a él, que sí ostenta competencias reales en política económica, dice que la crisis viene de la galaxia de Andrómeda? 2-¿Por qué le achaca el paro al Gobierno Valenciano por haber alentado un modelo económico basado en un urbanismo que ha hundido y no hace lo mismo con Andalucía que nos ha triplicado en ese modelo? 3-¿Por qué se mete con ese modelo vinculado al turismo, a un turismo que es, en estos momentos difíciles, lo único, junto a los recortes sociales, que les está ayudando a cuadrar algún número? 4-¿Piensa no convocar elecciones generales anticipadas y aguantar un año culpando a las CCAA y grandes ayuntamientos (que ya no gobernará un PSOE que va a perder hasta los de Sevilla y Barcelona) mientras España se hunde más y más y la carroña especuladora se ceba con nosotros? 5-¿ Colaborará con su partido, el PSOE, en la cruzada para conseguir que ese auténtico debate de Estado sobre su sucesión y si primarias sí o primarias no, distraiga la atención de unos ciudadanos atravesados por el paro y sus recortes? 6- ¿Rechazará usar, para ello y en su provecho, los medios públicos a su alcance? 7.- ¿Sabremos algo de la “dignidad” del tema de los EREs en Andalucía en algún informativo de televisión española? 8-¿Qué va a hacer cuando los Ayuntamientos y los Gobiernos Autonómicos, salidos de estas elecciones, se vean en verdaderas dificultades para ejercer sus competencias y prestar servicios porque su gobierno no les trasvasa el dinero suficiente y no tiene ni un euro disponible fuera de las exigencias de su deuda? 9-¿Sólo los va a culpabilizar o también intentará regresar a la “España: Una, Grande y Libre” pero en versión socialista? 10- Oiga y… con tanta historia sobre la energía, el necesario ahorro de todos, la dignidad de la izquierda y todo eso, por qué vino a Valencia, a un acto de partido, en un Falcon del Estado, un carísimo vuelo (en torno a los 20.000 ¤, que pagamos todos) y no en el AVE? Y…11- Mire, les he oído pedir el voto ya hasta a la derechanosecómo. Oiga… y sabiendo del urnazo que, con razón, les va a endilgar la ciudadanía y con la vergüenza que debiera darle a usted como principal responsable del hundimiento, para largo, del socialismo en España y de la propia España…¿No ha pensado lo oportuno de convocar unas Generales anticipadas, coger el Falcon, rauda y democráticamente, y acudir a los de Little Britain a ver si le dan un papelito? Tenga en cuenta que la posibilidad de la alternancia es necesaria para la salud de la democracia. Bueno…oye, Jorge, si no tienes inconveniente, de lo tuyo ya hablamos otro día (es que no encuentro material ¿Sabes?).

¡Por favor, un respeto!

14 de mayo. Bueno, pues ya pasaron por aquí Zapatero y sus palmeros ¡Vaya ruina de tipo! Este se ha creído que de verdad estamos bobos ¿No? En lugar de trabajarse un discurso en clave valenciana, aunque fuera para pedirnos disculpas, viene el tipo con la vieja receta bajo el brazo de ¡Cuidado que viene la derechaaa! Vamos ni que fuera el manager de un boxeador. Pero, bendito mío, ¿No sabes que la inmensa mayoría del electorado no vota ya en clave ideológica, sino práctica y que lo de la derecha asusta menos que coco de antes a los niños de ahora? Sí. Sí lo sabe. Tiene que saberlo. No puede estar tan orate. Entonces…¿Qué hace? Ponerse la venda antes que la herida. O mejor, antes que la herida agrande y acabe con él. Intenta recomponer su figura dentro del Partido Socialista a ver si le perdonan la pérdida del poder que ambicionan más que Golum a su tesoro. Y va el calamidad y echa mano de la vieja receta dogmática socialista sobre la derechota (que hasta Izquierda Unida le ha criticado) y…¡Hala! A hacer bolos por España que todo el monte es orégano. Vamos a ver: cinco millones de parados, congelación de las pensiones, rebaja del sueldo a los funcionarios, adiós al cheque bebé, reforma sel mercado laboral abaratando el despido y cargando toda su “liberalización sobre las espaldas de los trabajadores, subida general de impuestos indirectos (comenzando por el IVA) y precios al consumo (afectando desde la cesta de la compra hasta la gasolina, por no hablar de la auténtica vergüenza de la factura de la luz, que ha subido más de un 60%: un saqueo de los bolsillos ciudadanos perpetrado con la complicidad y ánimo de ese personaje llamado Sebastián al que regaló, algún día sabremos por qué, el Ministerio de Industria y Energía. El descaro ha sido de tal magnitud que el Tribunal de Defensa de la Competencia ha tenido que intervenir, ante la quiescencia del Ministro y Zapatero, y ha multado a las eléctricas). Podemos seguir con, por ejemplo, el dislate de que a pesar de la elevada formación de nuestros jóvenes, uno de cada dos no vaya a encontrar empleo y tenga que emigrar con el despilfarro en material humano y en dinero invertido en su formación que ello supone. En fin…I més, senyora i més! Yo de él, en lugar de estos bolos de vergüenza, me iría directamente a Rubalcaba a ver si me perdona (ji,ji) ¿Y nuestros socialistas? ¡Aplaudaaaamos tooodos, en la luuucha final…). Sí aplaudamos todos a Zapatero…el Atila forastero, pero abronquemos, como desea Alarte, a los equipos y cámaras de C9, nuestra televisión autonómica, culpable de la invisibilidad de su lider. La verdad: no recuerdo ningún acto del PP en que, cuando gobernaba aquí el PSOE, la tan temida derecha manifestara callejeramente una cosa semejante. Nunca me gustaron esos ataques “a grito pelao” contra nuestras Instituciones. Cualquier día sale movilizado de un acto un grupo de iluminados radicales, de esos tan henchidos de razón como faltos de juicio y desinformados, confunde el Palau con la Bastilla y lo toma al asalto. Mal ejemplo.

¡Vueelveeee…Vuelveee a caaasa por….Elecciooneees!

13 de mayo . No. No es turrones “El Almendro”, ése volvía por Navidad. Tampoco el “El regreso del Jedi”. Tal vez le viniera mejor lo de turrones “El lobo” por lo que nos ha quitado, por lo que no nos ha dado y por las porquerías nucleares y petrolíferas con que nos quiere “regalar”. Pero…¡Quiá! Tampoco. No da ni para eso. Es, simplemente, él: Zapatero ¿Por qué no ha venido en tanto tiempo? ¿Por qué no vino ni a inaugurar “su” AVE? -Y…tú, querido Jorge, no le tapes y deja la cantinela esa de que el AVE lo has traído tú. Tú, xicòn, ¡No portes ni la tartana de “El tío Pep”! (eixe que se’n anava a Muro)-. Pero, volviendo a Zapatero ¿Por qué no nos ha sido más cercano, asiduo? ¿Por qué no venía ya en los primeros años de su mandato? ¿Por qué no vino cuando tenía aura y tirón para imantar su atractivo y trasvasárselo al maltrecho PSOE valenciano? Decidme, hermanos ¿Por qué? Hay una explicación de “alta política”: No es porque no nos quisiera (que no nos quiere). No. Es por su obsesión por ostentar y perseverarse en el poder y…también, también, sí, porque no le dejaban. A Zapatero, y al PSOE, lo que les neurotiza y obsesiona es mantenerse en el poder. Con una mayoría insuficiente, ha optado, sin imaginación ni audacia, por la fórmula decimonónica para la estabilidad de los gobiernos de España: gobernar sobre dos tercios de España desde Madrid pero apoyándose en los nacionalistas dialogantes del momento, normalmente, los catalanes. Y, en ese eje Madrid-Barcelona, que (¡Hasta en el fútbol!) completa su particular ”¡Santiago y cierra España!”, no cabe Valencia. Sí tienen su lugar al sol los supporter’s subvencionados de zonas pobres de España. Pero Valencia, la Comunitat Valenciana, no. Es más: molesta Valencia. Molesta que Valencia reclame una existencia reservada sólo a quienes interese a él y a sus socios nacionalistas. ¿Y los valencianos? No contamos ¡Que nos den! Bien, pero la alta política requiere cierta visión y responsabilidad de Estado. Demasiado para Zapatero. Así que esta explicación resulta un tanto excesiva para la realidad ramplona de un Zapatero. El “Caso Zapatero” es menor y su explicación se obtiene poniendo los verbos en “pasado imperfecto” e introduciendo al, en su momento, omnipresente “Tripartito”. Zapatero gobernó gracias y vendido al tripartito. El Tripartito impuso su exclusiva presencia y nuestra exclusión. No fue bueno ni para Catalunya, porque Zapatero le dio y le dio (mientras negaba la crisis) y el Tripartito vació las arcas de Catalunya hasta dejarlas exhaustas (de hecho, ahora, los convergentes andan desbordados y no saben ya qué hacer). Y a nosotros, a nosotros los valencianos (incluidos vosotros, los socialistas valencianos): ¡Ni arcas! Ni arcas, aunque fuera vacías. Nos echó fuera, excluidos de su gobernar España, tirados y abandonados a nuestra mala suerte. La Comunitat Valenciana ni le importaba ni le importa. Que vosotros llegarais a gobernar en ella, tampoco. Es más, hubierais sido un obstáculo añadido a su política improvisada, oportunista y sectaria. Y ¿Aún queda quien crea cumplir un deber yendo a verle? Bien, contribuiré: regalo el titular de este artículo como cántico electoral para recibimiento de vuestro…” líder nacional” (?): ese…pequeño, pequeño hombre que elevasteis al Gobierno de España y que…se va.

Lorca: Solidaridad y Estado

12 de mayo. Lorca es una bella e histórica ciudad enclavada en el feraz valle murciano del Guadalentín. Pasé varios años en Cartagena, la ciudad metafísica por excelencia, donde se perfiló buena parte de mi vida. De allí es mi esposa y allí tengo familia y muy buenos amigos. También conocí e hice amistad con gentes de Lorca. Nunca tuve que disimular ni, menos aún, negar nada de mi identidad regional valenciana para ser aceptado por ellos. Cuando te conocían y…te aceptaban, eran tus amigos hasta el final. Llama la atención cómo en las gentes de este mosaico de mundos que es España, late, por debajo de las típicas peleas de familia, un profundo sentimiento de hermandad y solidaridad. Este sentimiento popular es más fuerte de lo que se cree y, lógicamente y junto al sentimiento humanitario, emerge potente ante las situaciones difíciles. Difíciles como la riada que asoló Valencia en el 57 u otras calamidades varias que han azotado diversos lugares de España. Se impone absolutamente el co-sentir, el sentir como, el sentir juntos las calamidades de los otros y el irrefrenable impulso de acudir en su ayuda. En Lorca, lo están pasando y lo van a pasar mal. El daño, puramente material, que pueda producir un terremoto no se mide sólo por su intensidad. De ser así, el terremoto de Lorca, importante, se sitúa en lo moderado aunque dentro ya de la gravedad. Pero el daño depende también de la profundidad del epicentro generador del la energía destructiva. Y, el de Lorca, se sitúa a menos de 7 km de profundidad, es decir, es muy dañino precisamente por estar muy cerca de la superficie terrestre (el de Japón casi lo dobla en profundidad). Así se explican los cuantiosos daños en la estructura e interior de las casas, sobre todo, de las más humildes. Ante la inesperada y cruel sinrazón de un azote del destino y de la vida, la gente sufre y no entiende nada. El mito de Sísifo cobra todo su terrible sinsentido. Todos sentimos la pérdida de vidas hermanas y nos solidarizamos con sus allegados. Todos con el pueblo de Lorca. Todos quisiéramos estar ahí y ver en qué podemos ayudar. España tiene solera de Estado. Además de las gentes y las organizaciones cívicas, las instituciones y los diversos representantes políticos de nuestra democracia han acudido raudos. Lorca sufre. Ayudémosla a levantarse con un plan combinado y una acción continuada. Ayudémosla como debe hacerlo un Estado que se precie de serlo. Quizá eso también ayude a detener el descrédito creciente de la acción política que sólo beneficia a los enemigos de la democracia. Solidarios, responsables, eficaces, auténticos. Que no se repita lo de Tous. Nuestro pueblo tiene derecho a poder confiar en su Estado. Poco más puedo hacer, pero hoy, desde Valencia, mi corazón está con mis paisanos de Lorca.

Los españoles…¿bellacos?

11 de mayo. Pues, según la última irrupción a caballo de Zapatero en campaña, así es. Dice, este verdadero Atila contra lo valenciano y lo social, que quien se atreva a decir que él ha tomado medidas contra las prestaciones sociales en España es justamente eso: un bellaco ¿Quiénes somos entonces…”bellacos”? Pues los pensionistas, los parados, los despedidos a bajo precio con su reforma laboral, las amas de casa, los o las que iban a recibir aquellos famosos 400 ¤ que él mismo ha retirado, los funcionarios a quienes se ha rebajado el sueldo por decreto, los que habían cumplido con todo para jubilarse a los 65, los sindicatos, los partidos políticos (incluido el que le encumbró a él poder, el PSOE, que, al igual que ministros y vicepresidentes de su gobierno, ha venido defendiendo las medidas de recortes sociales ejecutadas por su Gobierno como una necesidad para salir de la fosa séptica de esta crisis suya), etc… ¿Quieren que siga? O sea la inmensa mayoría de l@s ciudadan@s de este maltrecho país llamado España. Eso sí, los bancos…No ¿No hará falta que les recuerde las decenas de miles de millones de ¤ que el Gobierno ha enviado para allí para que enjuaguen sus deudas, no? Por cierto: algún día habrá que plantearse porqué es bueno y necesario que sólo los bancos reciban dinero del Gobierno de este Anti-Robin Hood leonés que es Zapatero, o sea, dinero de todos los contribuyentes, para saldar sus deudas y, los españolitos de a pie, no. O porqué al dárselo a los bancos, no les obligan a que pongan un poquito en circulación y contribuyan a la reactivación de la economía y el ánimo maltrecho de esa España tan real ¡Por favor, Anti-Robin: no más improvisación! Trabaje un Plan coherente y no tome más medidas porque se las dicten por teléfono. Y, es que…¡Miren si el tipo es Pinocho, calamidad y gafe; que el sufrimiento y las medidas, adoptadas por la cara, no están sirviendo para nada! A Portugal, por lo mismo, le han soltado de la UE 78.000 millones de ¤. A Grecia se plantean soltarle por segunda vez. A nosotros no nos creen en la UE ni en el BCE; el Fondo Monetario Internacional revisa a la baja las previsiones de crecimiento del gobierno socialista; la OCDE hace lo propio con las perspectivas de recuperación económica española y el BBVA revisa al alza las estimaciones del Gobierno sobre el crecimiento del paro en España para 2012 ¡Y eso que ya vamos por los 5 millones de parados y hemos rebasado el siniestramente psicológico porcentaje del 20%. Así que…”Bellacos” ¿No? O sea, según el Diccionario de la Lengua Española de la RAE: malos, pícaros, ruines. “Bellaco” es, además, un calificativo despectivo propio de los tiempos del Siglo de Oro de nuestra literatura y hoy absolutamente en desuso. Pero ¿Qué le está pasando a este hombre? ¿Tanto incordiar a izquierda y derecha con la Ley de la Memoria Histórica y ahora va y pierde la memoria de sus últimos años de gobierno? Me recuerda una canción del (ése sí inolvidable) grupo cubano “Buenavista Club Social” en la que un entrañable Compay Segundo, ante la desatada sinrazón que se adueña de un marido que pilla a su esposa en flagrante adulterio, exclama: “…Se volvió loco, el pobresito ¡¡Hay que ingresarlo!!

Pues... sí. Resérvalas ya

10 de mayo. Me refiero a las últimas declaraciones de Alarte, esas de: “No me he reservado aún las vacaciones de verano por si gano”. Pero, antes que nada, quiero dejar claro que no pienso malgastar con Alarte, todo este valioso espacio que, tan amable como inmerecidamente, se me concede todos los días de la campaña para expresarme públicamente. No es bueno para él ni para mí. Ni tampoco para “El País” ni para los lectores. Les adelanté que hablaré de otras cosas. También de Zapatero y del que es y deseo siga siendo mi Presidente: Francisco Camps. Incluso de mí mismo. Para empezar, si amplían la foto que aparece en la presentación de este espacio, verán que estoy rodeado de frías nieves (tan agradecidamente impropias de estas tierras) y que detrás de mí hay un autobús que luce un letrero, en inglés, tan elocuente como libertario: “Fuera de Servicio”. Pero volviendo brevemente al principio, no me negarán que las palabras de Alarte también son elocuentes sobre su realidad real, valga la redundancia: 1- Es un muchacho acostumbrado a tener vacaciones en verano. 2- Es un muchacho que puede desplazarse a otros lugares para disfrutarlas. 3.- Es un candidato que, quisiera dudar, pero sabe que no es candidato a la victoria porque ni se le cree ni, lo que resulta aún más preocupante, despierta atención o interés alguno. 4- Es un candidato que sólo piensa trabajar si gana. Sólo si pierde, proceden las vacaciones. Y…5- Aunque lo haga de un modo un tanto friki, es un candidato que se esfuerza por dar perspectivas de futuro y generar confianza entre el empresariado valenciano o, al menos, entre un sector del mismo: las Agencias de Viajes. Propongo a todas éstas, endógenas o exógenas pero que operen aquí, que le remitan centenares de ofertas interesantes. A ver si así encuentra ya algo a lo que dedicarse en serio durante estos días. Pero…Jorge, tú reserva YA, que más adelante hay mucha ganga y no es fácil acertar. Puede que el rótulo: “¡Alarte viaja con nosotros, tú también puedes hacerlo!”, no genere mucho atractivo o no despierte confianza en el destino, pero ese inconveniente se equilibraría con un patrocinio de una marca algo así como Ron Cacique, que, aunque a mí me gusta, podría casar muy bien con Alarte. Vean, si no, los carteles que le ha propinado y en los que ha “colgado” al candidato socialista a la Alcaldía de Valencia: Calabuig ¡pero, si le ha cortado hasta la cabeza! Irreconocible. Espanta. Los vi y mi primera impresión es que se trataba de una reposición de la la excelente película de nuestro insuperable Berlanga.

Salvem L'Alarte!!

9 de mayo. De entrada, reconozco que tenía reservado este titular para más adelante, pero no soy yo quien marca el ritmo de la campaña. Alarte y su equipo deben ser responsables y asumir que, en una democracia como lo es la nuestra, debe haber campaña electoral y que la oposición no puede difuminarse en 4 días. Y es que Alarte se encuentra ya en franco peligro de extinción prematura. Debemos tomar conciencia y contribuir a su protección. Y vamos a hacerlo, pero él y el resto del PSOE valenciano no pueden seguir poniendo zancadillas a la operación de rescate del naufrago. Lo digo porque, si ayer la noticia era que la Ministra Pajín ni le nombró en su mitin central en Benidorm, hoy es Ignasi Plà, candidato del PSOE en las anteriores elecciones, quien zancadillea. Esta vez sí tiene en cuenta a Alarte, sólo que para decir cosas como estas: -“Pasado el tiempo, creo que mi marcha (la de Joan Ignasi) fue un error”. Yo, visto lo visto, casi estoy por compartir esa opinión. -“Representábamos un proyecto reconocido socialmente con una cierta solvencia”. O sea: que Alarte no representa eso. -Y, para rematar, le dedica a Alarte estas lindezas, por otro lado, obvias: “Primero: te falta visibilidad, segundo: te falta arraigo y penetración social y, tercero: no tienes la credibilidad que te darían los dos elementos anteriores”. Después de que los propios dirigentes de su partido, y, además, de entre los ya curtiditos en envites electorales, le hagan y digan todo esto…¿Qué confianza, qué credibilidad, qué valía como candidato socialista a presidir el gobierno de todos los valencianos le queda a Alarte? Ninguna. Hay hacer sonar el gong, darle un respiro, acudir en su ayuda. Yo tengo una propuesta y seré coherente con ella si fructifica: dada la, tan artificiosa como prolífica, propagación de grupos “Salvem” (montados casi siempre prácticamente por los mism@s) y, dado que donde comen tres pueden comer cuatro, PROPONGO: que los agentes creadores de los “Salvem” creen otro con la denominación de “SALVEM L’ALARTE! para que demócratas, de diversa condición y parecer político, podamos unirnos y contribuir al unísono a tan cardinal misión. Yo mismo me comprometo a apuntarme.

Alarte no le gusta a la ministra Pajín

8 de mayo. Sí, sí, así como lo leen o como lo oyen. Benidormí de adopción, la Pajín se cascó todo un mitinazo ante 500 personas en Benidorm para exigir el voto al PSOE. Pero, la Pajín, que no tuvo empacho en hacerse fotos casi de tortolitos con el tránsfuga Agustín Navarro, no reconoció ningún atractivo en el candidato de los socialistas para la Comunitat Valenciana, Jorge Alarte. Así que, ni corta ni perezosa: ¡NO LE NOMBRÓ NI UNA SÓLA VEZ! Para nada. Y tengo que decirles que si algo cabe afirmar cierto de la Ministra es que es amiga de sus amigos y que la familia…lo primero. De hecho, hace muy poco y con motivo de una fiestecilla que le montó el INSERSO en Benidorm, sentó a su propia madre a su mesa de Ministra para deshacer los rumores de peleas familiares por el apoyo de la madre al tránsfuga Agustín y el consiguiente bochorno nacional. No me dirán que no tiene guasa que vaya una Ministra a una ciudad importante en plena campaña electoral, se junte con un tránsfuga y ni nombre al candidato autonómico de su partido. Y es que la Pajín no cae, no repara en la existencia de Alarte (bueno…como más de la mitad de los ciudadanos de nuestra Comunitat Valenciana). Yo ya lo he dicho: es que Alarte es transparente, mejor aún: invisible y…por tanto, no puede atraer a nadie porque no puede lograr que nadie le preste atención porque no tiene nada de interesante. La Pajín lo tiene claro: Alarte no despierta su interés. Yo, de Alarte me preocuparía y mucho. Dicen que, a partir de cierta edad, los hombres nos volvemos invisibles para las mujeres. Pero yo siempre he entendido que eso ocurre a partir de los 50. Pero Alarte, aunque la alopecia le haya atacado prematuramente, presume constantemente de tener tan sólo 38 años o así. Miren: no es normal que un joven tan envarado no presente ningún sex-appeal o politic-appeal para una mujer tan sagaz y al acecho como la Ministra. A no ser, claro, que sea invisible o que resulte absolutamente irrelevante y previsiblemente pasajero su rol como cabeza de los socialistas valencianos. Además, es que todo esto no le pasa a Alarte sólo con la Ministra Pajín y más de media Comunitat Valenciana. No ¡Es que también le pasa con la mismísima Secretaria General del PSOE de Alicante (su compañera subordinada)! Ésta, huyendo de preguntas sobre los catastróficos resultados que para el PSOE valenciano vaticinan las encuestas ¡Tampoco nombró ni una sóla vez a Alarte! Bueno, al menos, explícitamente. Por que, tal vez se refiriera a él cuando pretendió una torpe y delatora defensa revelándonos la existencia de un voto oculto. Aunque luego nos puso de manifiesto que lo único “oculto” son sus saberes y cifró ese voto “entre 20 y un 30%” (¡Quiá! ¿Qué más da 10 puntos arriba o abajo, verdad? Yo creo que, en principio, pretendía hablarnos de Alarte. Como compañera sabe que él que se cree tan poco a sí mismo que no logra convencerse ni para votarse. Por cierto y en otra siega: del asunto de nuestros “Bildu-Laden’s” domésticos y de quiénes se benefician, hablaré en otra ocasión.

El arte de Alarte

6 de mayo. Comienza la campaña electoral, como siempre, con las vallas y dado el simal desconocimiento que tienen los valencian@s sobre quién es el candidato que en la CV se presenta por el PSOE, he decidido echarle una mano. Lo de BILDU…para otro momento. Recupero de mi memoria de lo intrascendente la reciente e impagable imagen del enviado de Alarte ante la valla del recinto de C9. Allí andaba el enviado por su jefe, en busca de su popularidad (le encantan los platós), con la excusa de que no le facilitaban el acceso para explicar su programa (?) a los trabajadores de Radio-Televisión Valenciana. Cabe recordarle que ése invento, del que tan indecorosamente se apropia, no es suyo, sino del eurodiputado socialista Andrés Perelló. A pesar de lo demagógico del montaje, no me negarán que Perelló daba mucho mejor. Su arte para la parafernalia mediática supera, en mucho, al arte de Alarte y su enviado. De hecho, Alarte hizo un amago de incorporación a la televisión de escandalera y se retiró. No vale. Pero, considero que, dada la modernidad y trascendencia de esta iniciativa, mereciera ser estrenada en la mismísima Televisión Española. Imaginen, si no, a los partidos explicando a los trabajadores sus propuestas. Y bien hecho y sin cortapisas a la libertad de expresión: con sus días y tiempos necesarios, planta por planta, sector profesional por sector profesional (desde conductores a cámaras, pasando por directivos y personal de seguridad y limpieza, corresponsales, redacción, utillaje , gabinete de maquillaje...). Pero, lo mejor, es lo que hemos podido saber de sus propuestas. Por ejemplo esa de que el Director de Informativos sería nombrado a propuesta del Comité de Redacción ¡Formidable avance desde la Socialdemocracia hacia la Autogestión Obrera! En fin…: ¡¡El regreso de Trotsk!! Un servidor, que algo sabe de eso, propondría ir más allá, hasta lo auténtico: Gramsci y Rosa Luxemburgo. Así que…¡Por favor! Solicito que la propuesta del camarada Alarte sea complementada con la exigencia de una democracia directa radical: ¡¡Que la composición del Comité de Redacción sea permanentemente revocable y reelegible y que sólo den traslado a las resoluciones aprobadas en las Asambleas Generales convocadas al efecto!! Sólo así se garantiza la auténtica representatividad del pueblo y, cabe la esperanza, de que ¡Alguna vez! Los retransmisores deportivos no sean del Real Madrid: ¡No a la tortura! ¡Abajo la dictadura!

Rigor Mortis en Canal 9

7 de mayo. Y…llegó el día: Alarte en C9 junto y frente a los otros candidatos. En política si se tiene una oportunidad es para aprovecharla. Si no, mejor quedarse en casa. Y…la verdad: no sólo es que Alarte no se explicó, sino que fue el peor de los cuatro. Más que rígido, envarado. Empeñado en una mirada hacia la cámara que no contacta, se va más allá (quién sabe dónde) y…se difumina. No transmite. Y no transmite porque no se cree lo que dice y, si él no cree en lo que dice…¿Quién le va a creer a él? Se ha dicho que Alarte es transparente. Sí: es invisible. No hay nada detrás, sólo la clara conciencia de que está todo perdido casi de antemano. La clara conciencia de que si Zapatero ha hecho mucho daño a España, mucho más le ha hecho, y a sabiendas, a la Comunitat Valenciana. Comenzando: si uno está en la oposición tiene que ofrecer propuestas concretas, caminos practicables, visualizables por el ciudadano. Alarte es genérico y contumaz: -el otro es un hombre malo ¡Votadme a mí! -Bueno…vale, pero ¿para qué? – Para recuperar la quintaesencia de la identidad del valenciano honrado. – Vale, pero eso somos, en principio, todos los no hemos sido declarados culpables ¿No? Es que, si no, parece que estemos hablando de la cría del gorrión zurdo en la ribera derecha del Nilo o, como decía Fuster de la Filosofía, que consistía en agarrar la vaca pels collons. Seguimos: dar una imagen positiva y no pasarse todo el rato crispando y persiguiendo personalmente al otro candidato con cuestiones personales o animaladas como la que soltó en la SER: Si por Camps fuera no habría elecciones (!). Perdona, bonito: el que no quiere elecciones es Zapatero y el PSOE. Cualquiera ve que lo que no tiene sentido es prolongar esta agónica legislatura con Zapatero de cuerpo presente y los generales y generalas del PSOE poniendo a parir a las autonomías (que ya no van gobernar) como responsables de la crisis y haciendo tiempo para ver quién se queda la herencia del muerto a costa de prolongar el descrédito internacional de España. Eso todo el mundo lo sabe y por eso todo el mundo, aún tocando temas autonómicos, siente como que estas elecciones suenan a unas primarias de las generales por venir. La Comunitat Valenciana, una autonomía de primera, exige un lider de la oposición serio, sustantivo, que siga la acción de gobierno, la fiscalice, proponga en concreto y transmita. Pero…¡Qué mala pasada te hizo Plá dejándote fuera de Les Corts! Igual que la que le hicieron a él para defenestrarlo después, como a Romero. Igual que la que te espera a tí ¿Sientes sus pasos? Pero…¿Te asesora alguien? Recuerda: rigor mortis en Canal-9.

Antonio Lis, dirigente del Partido Popular.
Antonio Lis, dirigente del Partido Popular.EL PAÍS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS