Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

"¿Qué vamos a hacer con los alumnos que no quieran ningún centro?"

Sindicatos y asociaciones de institutos y colegios opinan sobre la "una ruptura total del sistema" propuesta por Aguirre

La zona única educativa que Esperanza Aguirre ha anunciado esta mañana en su primer acto electoral sectorial, dedicado a Educación, suscita, para empezar, muchas dudas y miedos de que acabe por perjudicar a los de siempre, a los que menos tienen y a los menos capaces. "¿Qué vamos a hacer con los alumnos que no quiera ningún centro? ¿dónde se van a matricular", se pregunta José Antonio Martínez, presidente la Asociación de Directores de Institutos de Madrid (Adimad). Martínez ha criticado el anuncio de Aguirre porque lo considera "una ruptura total del sistema".

Cree que es una fórmula arriesgada porque "lo normal" es que el criterio que establezcan los centros sea "el de quedarse con los mejores alumnos y eso es una selección no ya encubierta, sino a las claras". Respecto al cambio de modelo en Formación Profesional, lamenta que la Comunidad de Madrid "rompa la unidad en uno de los pocos ámbitos educativos en los que siempre ha habido consenso entre PP y PSOE en el Consejo Escolar del Estado". "El prestigio de la FP es precisamente la formación teórico práctica de los alumnos y esta nueva propuesta parece apostar por conseguir mano de obra barata".

"Aguirre quita un derecho a las familias"

"Tenemos que estudiarlo detenidamente", añade Fuensanta Moreno, secretaria Junta de Portavoces del Consejo de Directores de Colegios Públicos de Madrid. Moreno considera positivo que los centros tengan más autonomía en la selección de alumnos pero con una advertencia: "El hecho de que cada centro pueda poner sus criterios significa que unos saldrán más favorecidos que otros en el reparto de alumnos".

"El PP sigue sin ofrecer propuestas globales para mejorar la educación madrileña e inventando tonterías", critica Francisco García, responsable de Educación de CC OO Madrid. García considera "falso" que las familias vayan a poder elegir centro con este modelo y pone un ejemplo: "Si un colegio decide poner de criterio que los alumnos corran 100 metros en menos de 15 segundos o que su expediente supere el notable, quienes no cumplan esos criterios se quedan fuera". García considera que lo que persigue la propuesta es "fragmentar aún más el sistema educativo y abrir las puertas a que los centros elijan a sus alumnos".

Desde la Consejería de Educación, una portavoz ha matizado lo dicho por Aguirre y ha subrayado que se respetarán los criterios marcados por el artículo 84 de la LOE, que obliga a tener en cuenta, por este orden, hermanos en el centro, domicilio, renta y discapacidad. Lo se podrán decidir los centros, aunque todavía no se sabe cómo, afecta por ejemplo a otros puntos como pertenecer a una familia numerosa o ser celiaco. "Seleccionar por expediente académico -uno de los principales temores- está prohibido", añade la misma fuente.

Por su parte, la número dos de la lista del PSM a la Asamblea de Madrid, Amparo Valcarce, ha dicho que la libre elección de centro educativo "existe desde hace 30 años" y que "eliminar la zona escolar significa que se quita a las familias un derecho, ya no tendrán prioridad para elegir centro por tener hermanos en el colegio, por proximidad o por capacidad económica". En su opinión, lo que pretende Aguirre es "quitar un derecho a los padres para que sean los centros los que elijan a los alumnos, y no las familias las que elijan el colegio que quieren para sus hijos". Valcarce ha instado al PP "a que explique por qué las familias ahora no van a tener prioridad para llevar a sus hijos al colegio que tienen cerca de casa" y ha asegurado que "la propaganda ideológica del PP perjudica a las familias".