Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cambia la campaña del 22-M para proteger a Zapatero

El comité electoral comunica por carta a los 'barones' que se anula el gran acto nacional en Vistalegre

Todas las hipótesis sobre el futuro político de José Luis Rodríguez Zapatero se abrieron anoche tras decidir el comité electoral del PSOE la suspensión del acto de inicio de campaña convocado para el 3 de abril, que iba a protagonizar el presidente del Gobierno. Los barones territoriales, regionales y provinciales, recibieron anoche un escrito en el que se les anunciaba la anulación, ya que se iba a "reprogramar" toda la campaña. El acto, en la plaza de toros de Vistalegre (Madrid), estaba previsto desde hace no menos de tres meses, y con independencia de que Zapatero decidiera hacer poca o mucha campaña, esta intervención, con todos los candidatos autonómicos y una buena representación de aspirantes a alcaldes, era segura, según se aseguraba hasta hace muy pocos días en la propia dirección socialista.

No se dan muchas explicaciones en la carta que se ha remitido a los barones, salvo a la alusión de la "reprogramación" de la campaña. No obstante, fuentes oficiales prescindieron de cualquier interpretación que concerniera al líder del PSOE para poner el énfasis en que los socialistas quieren hacer una campaña "territorial", totalmente pegada cada cual a su territorio, y alejarse de la política nacional. Todo lo contrario que en principio hará el PP, que sí piensa aludir constantemente, al parecer, a la crisis económica y a la gestión del presidente del Gobierno.

Ni una sola palabra hubo anoche en relación a si esta suspensión del acto de Vistalegre está relacionada con la posibilidad de que en los próximos días el jefe del Ejecutivo anuncie que no volverá a presentarse como candidato a la presidencia del Gobierno de España. Todas las miradas estaban ahora puestas en el próximo comité federal del PSOE que está sin convocar aunque se baraja la fecha del 26 de marzo. La única objeción que se había puesto para que ese comité ordinario se desarrollara en esa fecha, se relaciona directamente con la celebración de un Consejo Europeo los días 24 y 25 pero con la posibilidad de que se prolongara hasta el 26. Entonces se abría la puerta a que ese comité federal se celebrara el sábado 2 de abril, en la víspera precisamente del acto de Vistalegre.

El presidente tuvo ayer una agenda muy cargada desde por la mañana. Primero, la clausura, junto con la ministra de Sanidad e Igualdad, Leire Pajín, de los actos del Día de la Mujer Trabajadora y después se entrevistó con el presidente de Chile, Sebastián Piñera. El pasado sábado el presidente del Gobierno no dio ninguna pista sobre su decisión en el breve discurso que dirigió a los miembros del comité federal reunidos exclusivamente para aprobar las listas municipales y autonómicas. Pero todos tomaron nota del ahínco con el que Zapatero les pidió que exhibieran "la marca PSOE".