Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno cifra en el 21% el seguimiento de la huelga en la administración y de hasta el 28% en la industria

Pequeños, pero numerosos incidentes elevan el número de indentificados e imputados a más de 20 en las tres provincias vascas. El consumo de energía descendió un 14% a causa de la huelga

El Gobierno vasco acaba de cifrar el seguimiento de la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas en el 21% en la administración y hasta un máximo del 28% en la industria, aunque en este sector apenas si la media llegó al 20%, lejos del 50% de representación sindical que tienen los sindicatos convocantes. El consumo de energía también bajó menos que en la huelga general de junio. Emn concreto ayer la bajada se cifró en el 17%, mientras que en la de junio pasado fue del 25%. En la de septiembre se quedó en el 14%.

Nuevos incidentes se han registrado en las últimas horas. Hasta las 14 hores el número de detenidos era de dos, por una veintena de personas identificadas, de las que seis fueron imputadas por volcar contendeores en Vitoria. Uno de los detenidos lo fue en Trapagaran (Vizcaya) y otro en Vitoria por lanzar objetos contra los agentes. Además piquetes de huelguistas han provocado daños a un vehículo de la Diputación Foral de Vizcaya en Amorebieta. Fuentes del Departamento de Interior vasco han señalado que hacia las 10.30, piquetes han causado daños al vehículo, estacionado en la calle Luis Urrengoetxea, en los espejos retrovisores y en las ruedas, que han sido rajadas. Además, han hecho una pintada en el vehículo en

contra del AVE vasco.

En Bilbao, agentes de la Ertzaintza han tenido que realizar una pequeña carga "con bastón policial" en las inmediaciones de El Corte Inglés, cerca de las 11.00, después de que un grupo de manifestantes agrediesen a un vigilante del centro, arrojasen huevos contra las instalaciones

y tratasen de acceder a su interior.

Poco después en la calle Ribera, en el Casco Viejo de Bilbao, la Ertzaintza ha realizado otra carga contra los integrantes de un piquete que arrojaron objetos contra una furgoneta de la Policía vasca y ha identiicado a dos de los huelguistas.

En San Sebastián, en la calle Urbieta, la Ertzaintza ha imputado a un hombre por desobediencia grave por entorpecer la labor policial. Anteriormente, esta personas, según Interior, amenazó a un comerciante que no había cerrado su negocio. La Ertzaintza, que había reforzado todos sus dispositivos en la Comunidad Autónoma, identificó además a seis miembros de los piquetes sindicales en Álava por cruzar contenedores en la vía pública.

El cumplimiento de los servicios mínimos era el hecho más significativo durante las primeras horas de la huelga general en Euskadi, convocada por ELA y LAB junto con el resto de sindicatos que conforman la mayoría nacionalista (LAB, STEE-EILAS, EHNE e HIRU). El tráfico ferroviario de Renfe entre Orduña y Amurrio ha quedado interrumpido esta mañana entre las seis y las ocho menos veinte como consecuencia de un sabotaje en la catenaria. El resto del transporte estaba funcionando con normalidad y tanto el metro como el metro ligero y los autobuses funcionaban sin problemas ajustándose al 30% de los servicios mínimos establecidos por el Gobierno. El tráfico por carretera sí que se vio interrumpido en la AP-8 en Irún, a la altura del peaje, por la acción de los piquetes, que entregaron folletos a los conductores.

Una barricada de neumáricos incendidados cortó el tráfico durante casi una hora en la nacional 631 a la altura de Munguía, provocando fuertes retenciones. Fuentes de la estación de autobuses de Bilbao, Termibus, indicaron que no había presencia de piquetes, y que los autobuses salían con normalidad. Tampoco se habían producido problemas en la sanidad vasca ni en la educación, al menos hasta las nueve horas. Lo servicios mínimos establecían un 20% de servicios en la atención primaria y un 100% en los de emergencia y en los PAC.

La patronal vizcaína Cebek ha cifrado el seguimiento de la huelga general en el 15% en las empresas

del Metal, el 12% en las industrias químicas y menos del 5% en el resto de sectores económicos. La patronal alavesa SEA ha asegurado que el paro ha sido un "fiasco total" en este territorio y ha cifrado el seguimiento en cerca de un 8%.

El secretario de Comunicación de ELA, Patxi Agirrezabala, ha manifestado que la adhesión a la huelga general en Euskadi está siendo "muy importante", con una incidencia "prácticamente total" en Guipúzcoa, "imporante", aunque "menor", en Vizcaya y también con una "buena" respuesta en Álava. Los convocantes tiene previsto ofrecer datos de seguimiento por la tarde.

Se trata de la cuarta huelga general que vive Euskadi en los últimos 20 meses, tres de ellas convocadas por los sindicatos nacionalistas. De hecho estas fuerzas que disponen de la mayoría sindical en Euskadi están convocando más huelgas generales tras el cambio de Gobierno que llevó a Ajuria Enea al lehendakari socialista, Patxi López, que los años inmediatamente posteriores a la muerte de Franco. De las quince huelgas generales convocadas por los sindicatos que operan en Euskadi desde 1979, cuatro lo han sido en los últimos 20 meses. Nunca antes se había producido una concentración semejante, salvo entre septiembre de 1979 y febrero de 1981, con otras cinco huelgas generales en 17 meses.