Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras los pasos de Austin, un paparazi de 13 años

Austin Visschedyk no había cumplido los 14 cuando empezó a perseguir famosos. - Un día le plantó la cámara en la cara al actor Adrian Grenier, que decidió hacer un documental sobre la vida de este adolescente. - Canal + lo estrena mañana

"La primera vez que hice una foto fue a Paris Hilton. Había ido con mi madre a un spa y a la salida nos la encontramos. Estaba rodeada de fotógrafos, la gente la miraba... Me gustó el ambiente. No sé, me pareció que sería estimulante estar entre esos fotógrafos haciendo lo que ellos". Austin Visschedy vive en West Hollywood y es paparazi desde los 13 años. El actor Adrian Grenier (El séquito, El diablo se viste de Prada) se topó con él de casualidad. Había asistido a un estreno cuando de pronto un mocoso rubio empezó a hacerle fotos. Durante los meses siguientes, Grenier se dedicó a descubrir la vida de un pequeño aprendiz de devorador de 'celebrities'. ¿Qué lleva a un adolescente a perseguir famosos noche y día? Y sobre todo, ¿por qué demonios lo permiten sus padres? Austin, por su parte, aceptó la invitación por interés: pensaba que eso le abriría la puerta a futuros chivatazos sobre famosos.

A través de la vida del pequeño Austin, el documental -que estuvo seleccionado en la pasada edición del festival de Sundance- hace un repaso del mundo de los paparazis, de su relación con las estrellas y de cómo ambos se comportan cuando irrumpe entre ellos un menor con una cámara al cuello. De la mano de Grenier conocemos a los padres de Austin, que están separados y no comparten opinión respecto a la afición de su hijo. A su padre le horroriza la idea mientras que su madre le anima a ello: "Quiero que descubra por sí mismo qué quiere ser con su vida". Así que vemos a Austin perseguir coches, meter su cámara en las narices de Paris Hilton o sacar del bolsillo un spray de pimienta "por si me ataca un borracho mientras trabajo de madrugada". Vende cada foto, dice con orgullo, por entre 500 y 1.000 dólares.

El nacimiento de una pequeña estrella

Con los meses, Grenier, de 34 años y que ya dirigió Shot in the Dark (un documental sobre su reencuentro con su padre), es poco a poco testigo de la transformación de Austin, que empieza a convertirse él mismo en una pequeña estrella. Los medios quieren saber más sobre la vida del adolescente paparazi, las adolescentes le admiran y una cadena le propone protagonizar su propio reality show.

Durante el rodaje del documental que Canal + estrena mañana (Paparazi adolescente, 19.20) vemos a Austin desde los 14 a los 16 años. En la actualidad ya tiene 17 años. Y a juzgar por las imágenes de él que rondan en la web , ha dado el estirón y ha adoptado un look mucho más estilizado. Y se encuentra en una rara situación: sigue haciendo fotos de famosos y es a la vez él mismo víctima de las cámaras de otros.