Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae una red mafiosa de policías y funcionarios de prisiones en Barcelona

Los trabajadores ayudaban a un grupo criminal kosovar dedicado al tráfico de drogas y la explotación de mujeres

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en Barcelona una organización criminal formada por delincuentes de origen albanokosovar que contaban con la valiosa ayuda de funcionarios públicos. La operación, que sigue abierta, se dirige contra una red dedicada al tráfico de drogas, la extorsión y la explotación sexual de mujeres. Entre los arrestados hay dos funcionarios de prisiones que trabajan en las cárceles de Lledoners y Quatre Camins y que ahora permanecen detenidos en comisaría por colaborar con los delincuentes. Lo mismo ocurre con otros dos policías locales de Badalona. Entre los arrestados podría haber otros dos policías más de un municipio del área de Barcelona, aunque esta información aún no ha podido ser confirmada porque la operación sigue abierta y el caso está bajo secreto de sumario.

Los funcionarios de prisiones están acusados, según fuentes cercanas a estos dos trabajadores, de un delito contra la salud pública. Según las investigaciones de la policía autonómica, proporcionaban información a la red y servían como nexo de unión entre los miembros del grupo que estaban en la cárcel y los que se encontraban en libertad. De hecho, los funcionarios se dejaron corromper, presuntamente, dentro de las cárceles. Además de este supuesto trabajo de "espionaje" para los kosovares, los funcionarios realizaban otro tipo de encargos a petición de la banda que incluían, según las mismas fuentes, amenazas y extorsiones.

El principal delito que se imputa tanto a los funcionarios de las cárceles como a los policías locales de Badalona es el de tráfico de drogas. Los cuatro se encuentran ahora detenidos en la comisaría central de los Mossos en Barcelona, la de Les Corts, y con toda probabilidad pasarán mañana a disposición judicial. La investigación está siendo realizada por la División de Investigación Criminal (DIC) de la policía autonómica y coordinada por un juzgado de instrucción de Badalona. Dado el férreo secreto de sumario que existe en torno al caso, diversas fuentes no han podido confirmar si entre los arrestados hay otros dos policías locales.