La Generalitat apunta al juez por los disturbios al no permitir el desalojo de un edificio

Los actos vandálicos de ayer en el centro de Barcelona se saldan con 60 detenciones

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, ha explicado esta mañana que el desalojo de la antigua sede de Banesto en Barcelona, que desencadenó fuertes disturbios en el centro de la ciudad y acabó con decenas de detenidos y heridos, se hizo después de los incidentes en plaza Universitat porque los violentos utilizaron el edificio como "centro de operaciones que hostiga a los Mossos d'Esquadra y comete ilícitos penales". En total se produjeron 60 detenciones, 43 en Barcelona. De los 43 hay 15 de nacionalidad no española. Un tercio del total tiene antencedentes penales.

Saura ha apuntado al juez de Barcelona que, el pasado domingo -un día después de la 'okupación'- no permitió el desalojo porque consideraba que no había riesgos graves para la seguridad. Aquella decisión permitió que los antisistema se hicieran fuertes en el Banesto y, desde allí, planificaran y ejecutaran sus acciones contra la policía y contra el mobiliario urbano.

Más información

Saura ha advertido a los violentos que protagonizaron altercados durante la jornada de huelga general que "no quedarán impunes" y los ha desvinculado del resto de manifestantes que acudieron a las marchas en Barcelona con motivo de la huelga general. El consejero de Interior ha hecho hincapié en que estos activistas antisistema "no tienen ningún apoyo de la sociedad catalana".

El centro de Barcelona registró ayer violencia en varios momentos del día por los actos vandálicos de grupos antisistema. Dichos brotes violentos duraron desde el mediodía sin parar hasta la noche, como hacía tiempo que no se veía en Barcelona, desde la época de las contracumbres, en 2001 y 2003. La batalla campal dejó el corazón de la ciudad convertido en un paisaje de contenedores ardiendo, un coche de la Guardia Urbana en llamas, cristales de tiendas rotos y 57 heridos leves (28 mossos). De ella se desmarcaron los sindicatos CC OO, UGT y USOC.

Un coche de la Guardia Urbana en llamas en los disturbios que se produjeron ayer al mediodía en el centro de Barcelona.
Un coche de la Guardia Urbana en llamas en los disturbios que se produjeron ayer al mediodía en el centro de Barcelona.CARLES RIBAS
El centro de Barcelona al día siguiente de los actos vandálicos que finalizaron con 50 detenciones.
El centro de Barcelona al día siguiente de los actos vandálicos que finalizaron con 50 detenciones.JOAN SÁNCHEZ
Varios grupos de antisistema, muchos con los rostros cubiertos, han provocado altercados y destrozos en la manzana que comprende Paseo de Gracia, Plaza Cataluña y Gran Vía en la ciudad condal. Los violentos manifestantes han provocado a los Mossos. Los incendios de contenedores, bolsas de basura y papeleras han sido constantes. Han destrozados maceteros, cajeros y varias unidades móviles, además de quemar un coche de la Guardia Urbana por la mañana. Las dotaciones de antidisturbios de los Mossos de Esquadra, armados con pistolas de pelotas de goma, han protagonizado alguna carga policial y han practicado varias detenciones. Al mediodía, ha empezado el desalojo de la sede de Banesto, donde se habían atrincherado unas 200 personas. Los Mossos han subido a los balcones del edificio y han sacado alguno de los 'okupas'.AGENCIA ATLASundefined
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción