Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps pide "prudencia y responsabilidad"

EU exige la dimisión del presidente provincial de Alicante por la operación policial contra la corrupción

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha reclamado "prudencia y responsabilidad" ante la operación abierta por la Fiscalía Anticorrupción en la provincia de Alicante y ha vaticinado que a lo largo del día de hoy "se irán sabiendo más cosas" de la investigación.

El presidente del Consell ha realizado estas declaraciones en la localidad de Guadassuar (Valencia), donde ha visitado una empresa. "En estos momentos del día yo pido prudencia y responsabilidad, a lo largo del día sabremos más cosas, y yo creo que este es un momento de prudencia y responsabilidad", ha reiterado Camps.

La operación policial parte de una investigación abierta por la Fiscalía Anticorrupción, en colaboración con el Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela, y afecta a la Diputación de Alicante, a su presidente, José Joaquín Ripoll, del PP, al Ayuntamiento de Orihuela y a dos conocidos empresario, Ángel Fenoll y Enrique Ortiz.

El PP valenciano, al igual que su presidente, pide en un comunicado "máxima prudencia y responsabilidad hasta conocer el alcance de las actuaciones que se están llevando a cabo". Además, pide "respeto por la presunción de inocencia y los derechos de los ciudadanos". Fuentes del partido, no obstante, añaden que se baraja la creación de una gestora en Alicante.

Preguntada sobre la operación policial, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha admitido que "es un momento preocupante" y ha apelado a la "presunción de inocencia hasta que no se demuestre lo contrario".

Frente a la petición de "prudencia" del presidente valenciano y del PP, la coordinadora de Esquerra Unida (EUPV), Marga Sanz, considera que la operación policial debe tener consecuencias inmediatas. Para Sanz, se trata de un hecho "gravísimo" que "merece la dimisión fulminante" de José Joaquín Ripoll. "No se puede permitir ni un segundo más esta vorágine de casos de corrupción protagonizados por el PP, sin que no se tomen medidas de depuración de inmediato", ha censurado la también diputada autonómica. En este sentido, ha responsabilizado al PP valenciano del "desprestigio" que a su juicio ha alcanzado la política valenciana al permitir que cargos "de primera línea" se mantengan en su puesto pese a su implicación en "graves casos de corrupción".

Sanz confía en que Ripoll no copie "el modelo instaurado" por el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, imputado por varios delitos y a un paso de ser juzgado, y que "abandone ya su cargo como medida de responsabilidad política".

En opinión de la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, el PP valenciano "está podrido". La diputada autonómica ha pedido a los militantes populares, "la mayoría honrados y que en otros momentos han tenido tan claro la lucha contra la corrupción política", que empiecen a "pedir responsabilidades a sus políticos y quitar las manzanas podridas".

Por su parte, el portavoz socialista en las Cortes, Ángel Luna, ha pedido "respeto" para los jueces, los fiscales y la policía. Luna ha manifestado que "en materia de corrupción hay que llegar hasta el final y en todas partes". "La corrupción es incompatible con la democracia", ha añadido.