Batasuna elude condenar un ataque a la Ertzaintza en Álava

Los radicales dicen que el acto "no encaja" en su posición

La ilegalizada Batasuna tuvo ayer ocasión de desmarcarse del terrorismo repudiando un acto de sabotaje contra la Ertzaintza, el primero desde el 4 de julio del año pasado, según fuentes del Departamento vasco de Interior, solo tres días después del acuerdo soberanista que firmó con EA el domingo. Sin embargo, no lo hizo.

El puesto de atención ciudadana de la Ertzaintza de Salvatierra (Álava), localidad gobernada históricamente por EA, fue atacado la madrugada de ayer. Siete cócteles molotov y pintura fueron arrojados contra su fachada. El establecimiento estaba cerrado y apenas sufrió más daño que el ennegrecimiento y las manchas de su pared. Dos contenedores resultaron quemados por cócteles en la misma localidad.

Un portavoz de la izquierda abertzale ilegalizada, el juntero alavés Aitor Bezares, reiteró la opción por vías políticas y democráticas, que los radicales afirman desde el pacto de Lizarra en 1999 y que avivan desde noviembre pasado en busca de su vuelta a la legalidad.

"El conjunto de la izquierda abertzale" ha decidido, tras el debate de los últimos meses, "confrontar con el Estado en términos y parámetros políticos y democráticos", sostuvo. "Otras expresiones no responden y no encajan con la reflexión y la posición que la izquierda abertzale en este momento mantiene", añadió. Otra portavoz de los radicales, la concejal de Hondarribia por la ilegalizada ANV Miren Legorburu, sostuvo que la de Bezares era solo "una primera valoración". La izquierda abertzale tendrá que analizar cómo se produjo el ataque y además reflexionar "conjuntamente" con EA al respecto, ya que ambas partes han decidido "hacer un camino común", apuntó.

El sabotaje fue condenado por todos los partidos, incluida EA, que se reafirmó al tiempo en su nueva alianza. También repudió el acto el Gobierno vasco, a través de su consejero de Interior, Rodolfo Ares, quien exigió un pronunciamiento "claro y contundente" de rechazo al ataque por parte de los radicales. Si no, "no estarán en política".

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió a la izquierda abertzale de que el Estado conoce "sus trucos jurídicos" y hará "todo lo posible" para que no burle la legalidad y concurra a las elecciones, mientras no se separe "radicalmente" de ETA o consiga que la banda desista para siempre.

Ares visitó ayer el puesto de la Ertzaintza atacado en Salvatierra.
Ares visitó ayer el puesto de la Ertzaintza atacado en Salvatierra.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS