Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal entregará a España a los tres últimos etarras detenidos

Lisboa juzgará a Zengotitabengoa por organizar la base de Óbidos antes de trasladarlo.- El Supremo desestima los recursos de los dos terroristas arrestados en la frontera con Zamora

El Tribunal Supremo de Portugal ha desestimado los recursos de los supuestos etarras Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón y ha decidido entregarlos a España. Ambos fueron detenidos en territorio luso el pasado 9 de enero tras huir de un control policial español cerca de la frontera con Zamora cuando trasladaban una furgoneta con un taller de explosivos.

El fallo se ha hecho público el mismo día en que el Tribunal de Relación de Lisboa ha aceptado la entrega a España de otro terrorista, Andoni Zengotitabengoa, pero después de que responda de los delitos que se le imputan en Portugal. Se le acusa de ser uno de los responsables de la base que ETA tenía en Óbidos (al norte de Lisboa) y que abandonó precipitadamente a inicios de febrero hasta que fue detenido cuando trataba de huir a Venezuela portando documentación falsa. En caso de ser condenado, cumplirá la pena en el territorio luso.

Otra vía es la entrega temporal, que permitiría el traslado a España de Zengotitabengoa para ser juzgado por sus causas pendientes con la Justicia española y después sería devuelto a las autoridades portuguesas para que terminara de cumplir allí su pena. Sería al finalizar su condena en Portugal cuando se le extraditaría a España. Esta es la fórmula que se emplea habitualmente con Francia con los detenidos relacionados con ETA.

La Policía portuguesa le detuvo en el aeropuerto de la capital lusa el pasado 11 de marzo cuando trataba de coger un avión con destino a Caracas sirviéndose de un pasaporte mexicano falso que llamó la atención de los agentes. Además portaba una mochila con textos escritos en euskera.

Por su parte, Yáñez Ortiz y García Arrieta fueron detenidos en Portugal el pasado 9 de enero tras huir de un control policial. El pasado 25 de febrero el Tribunal de Relación de Lisboa decidió entregarlos a España en cumplimiento de una orden de detención emitida por la Audiencia Nacional española, pero recurrieron ante el Supremo, cuya decisión se ha conocido hoy.