Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Farmacia de Guardia' vuelve a abrir sus puertas

La serie regresa a Antena 3 en un telefilme 15 años después de emitir su último capítulo

La entrañable serie Farmacia de Guardia, que ideó el director Antonio Mercero, vuelve a abrir sus puertas y a dispensar medicamentos 15 años después de que se emitiera su último capítulo, en diciembre de 1995. La serie regresará hoy aunque sólo será por una noche y en formato de telefilme en Antena 3. Los protagonistas de la serie, unos ya no tan niños y otros con más canas que cuando comenzaron dos décadas atrás, han comparecido en rueda de prensa para presentar La última guardia, una película que retoma el argumento de la serie más vista de la televisión en España.

A la rebotica regresan por una noche Lourdes Cano, la farmacéutica (Concha Cueto); Adolfo Segura, el ex marido galán y vividor (Carlos Larrañaga); y sus hijos, el responsable Kike (Miguel Angel Garzón), el pícaro pelirrojo Guille (Julián González) y la pequeña Fany (Alicia Rozas). Les acompañan de nuevo la cándida manceba Sandra (Emma Ozores); Encarni, la policía (María Garralón); y Carlos, el eterno novio-amigo de Lourdes (Álvaro de Luna).

En el filme, dirigido por Manuel Estudillo (Un burka por amor) y que se ha rodado para celebrar el veinte aniversario de Antena 3, Lourdes está a punto de perder su farmacia porque todo el edificio va a ser vendido para convertirlo en apartamentos de lujo y ella no puede hacer frente al elevado alquiler que le piden, pues hasta ahora pagaba uno de renta antigua. Por ello, reúne a toda su familia en una cena en la rebotica para comunicarles la noticia y allí van llegando los personajes, tres lustros después de su despedida de Farmacia de Guardia.

Los actores han coincidido en que Antonio Mercero, creador de la serie, "abrió el camino" a la ficción española cuando las cadenas privadas daban sus primeros pasos. Farmacia de Guardia en su última emisión en diciembre de 1995, logró un récord de audiencia aún no superado en la televisión de nuestro país al ser vista por 11,5 millones de espectadores. Concha Cuetos ha comentado que cuando se puso punto y final a la serie tras cinco años ininterrumpidos "fue una liberación", tras un lustro "casi viviendo" en el rodaje. "Se terminó cuando tenía que terminar, en lo más alto", ha añadido.