_
_
_
_
_

La Fiscalía pide 20 años de cárcel por un 'secuestro exprés' en Castelldefels

Uno de los asaltantes obligó a la víctima a masturbarle

La Fiscalía pide 20 años y medio de cárcel para el principal implicado en el secuestro exprés de una mujer en Castelldefels, ocurrido el año pasado. En el juicio, celebrado hoy en Barcelona, Manuel C. G., de 25 años, ha admitido que entró en el domicilio de la víctima para robar y que, al no hallar nada de valor, decidió retener a la mujer durante unas horas. Manuel asumió parte de la culpabilidad pero exculpó a los otros dos acusados, para los que el ministerio público pide 15 años de cárcel.

El principal acusado rechazó, sin embargo, la acusación de abusos sexuales que también pesa sobre él. Según el relato que hizo la mujer, Manuel le obligó a masturbarle a punta de pistola. Los peritos han confirmado, durante el juicio, que los pantalones de la mujer estaban manchados de semen. Los hechos ocurrieron el 1 de marzo de 2008. Tres personas encapuchadas asaltaron el domicilio de un empresario de Castelldefels.

Más información
La Fiscalía pide 20 años de cárcel por un 'secuestro exprés' en Castelldefels

Sin dinero en la casa

Unos conocidos de Manuel ya habían robado allí antes y le informaron de que el chalet disponía de una caja fuerte. Sin embargo, los nuevos asaltantes no hallaron nada. "En la casa no había dinero porque desde que entraron a robar decidimos no guardar nada", ha afirmado la mujer.

En el momento del robo, la casa estaba ocupada por la mujer del empresario, su madre y la encargada de la limpieza. Las tres fueron agrupadas en el comedor y Manuel las amenazó: "A ver si es verdad que tu marido te quiere tanto y paga por ti", le dijo. Los secuestradores llevaron a la mujer a Collserola. Desde allí llamaron por teléfono al marido y le pidieron 100.000 euros a cambio del rescate.

Como era sábado, el marido dijo que no podría conseguir el dinero hasta el lunes. Al ver que conseguir el botín iba a resultar más difícil de lo que habían previsto, los secuestradores decidieron dejar a la mujer en libertad cuatro horas después.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_