El PSOE exhibe ante la ONU sus divergencias sobre el Sáhara

Destacados socialistas españoles polemizan sobre la oferta de Marruecos de instaurar una autonomía en la ex colonia española

En el Sáhara Occidental la ONU debe organizar "sin mayor dilación un referéndum de autodeterminación en el que el pueblo saharaui pueda decidir libre y democráticamente su futuro". El problema del Sáhara "podría ser resuelto mediante la instauración de una autonomía".

Estas dos frases antagónicas fueron pronunciadas, a finales de la semana pasada, por sendos destacados miembros del PSOE que intervinieron ante la IV Comisión de la Asamblea General de la ONU sobre descolonización en la que cada año se debate sobre el futuro de la que fue colonia española hasta 1975. Cada una de las partes en conflicto, Marruecos y el Frente Polisario, invita a diversas personalidades a intervenir en ese foro cuyos debates acabaron el viernes por la noche en Nueva York.

La propuesta marroquí de otorgar una autonomía al Sáhara fue, entre otras defendida, por el sociólogo Rafael Esparza Machín , hasta hace poco secretario general de la agrupación del PSOE en Las Palmas y uno de los "pesos pesados" del socialismo canario. En apoyo de esa oferta de Marruecos tomó también la palabra el eurodiputado del PP Fernando Fernández Martín quién recopiló "los múltiples errores cometidos por el Polisario", según la transcripción de su intervención difundida por la ONU.

A favor de una consulta en la que los saharauis puedan pronunciarse por la independencia se pronunciaron, en cambio, la diputada autonómica socialista extremeña Rosario García Díaz que preside el grupo parlamentario español Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui. Felicitó al Polisario por su "capacidad de resistencia y de diálogo".

Le secundó Jesús Loza , primer secretario socialista de la mesa del Parlamento vasco. Hizo especial hincapié en la "represión marroquí" de los saharauis independentistas que, según contó, ha podido comprobar in situ durante un reciente viaje a hurtadillas al Sáhara. Lo intentó una primera vez en 2005 pero fue expulsado.

La posición del canario Esparza sintoniza mucho más con la del Gobierno español y la dirección del PSOE que la de sus correligionarios vasco y extremeña. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, fue último dirigente socialista en brindar un velado respaldo a la autonomía puesta sobre el tapete por Marruecos. Lo hizo hace dos semanas en Rabat.

Allí declaró que la oferta marroquí para resolver el conflicto era "interesante". Cuando, el martes pasado, fue preguntado en el Parlamento andaluz lo reiteró y añadió que su posición coincide con la del Gobierno español y la de la ONU. Es "interesante", concluyó, porque se inspira en la experiencia de las comunidades autónomas españolas.

En el debate en la IV Comisión tomaron también la palabra otros españoles algunos a favor de las tesis marroquíes, como el ex presidente canario Lorenzo Olarte (Coalición Canaria) y otros en contra como Teresa Taboas (BNG), Javier Aspuru (Aralar), Miquel Carrillo Giralt (ERC) y Felipe Briones, secretario general de la Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara Occidental y fiscal anticorrupción de Alicante.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción