Víctor Ullate siembra la semilla del ballet en Alcobendas

Los 15 chavales de entre 14 y 18 años que forman la escuela proceden de todos los rincones de España y tienen claro a qué se quieren dedicar

La danza está de moda. Lo reconoce Víctor Ullate quien piensa, sin embargo, que todavía queda mucho para que cuando un chaval expresa su deseo de bailar no "lo machaquen". Quiere seguir avanzando y que desde la escuela los niños se acostumbren a ver y participar en este arte. El último grano de arena que ha puesto el bailarín para conseguir este objetivo es el Joven Ballet de Alcobendas, que debuta mañana en la localidad madrileña a las 20.30 con el clásico Romeo y Julieta y una pieza contemporánea: Instantánea Fugaz.

El ballet pre profesional está formado por 15 chavales de entre 14 y 18 años que cursan quinto grado de los siete que tiene la disciplina. Proceden de todos los rincones de España y han conseguido llegar a la escuela que Ullate tiene en Alcobendas. El bailarín dice que no es difícil entrar: "Basta con tener muchas ganas". Pero los chavales reconocen que además de ganas hacen falta unas cuantas cualidades técnicas. Todos los que han llegado hasta ahí tienen muy claro a qué se quieren dedicar. "No me imagino haciendo otra cosa", dice Alberto Blanco, de 18 años. "Si no nos tomásemos esto como una profesión no le pondríamos tanto sacrificio", añade Paloma Gavalda, otra de las componentes del joven ballet.

Todo este esfuerzo les lleva a no descansar los fines de semana, a estudiar por las noches, a cursar la ESO o el bachillerato en el turno de tarde, en desplazarse desde sus ciudades de origen hasta las residencias donde viven en Alcobendas. Sólo dos de los componentes de este joven ballet residían ya en Madrid.

Y el sacrificio se ha multiplicado desde mayo, cuando comenzaron a preparar el espectáculo de hoy. Dirigidos por Ullate y con las coreografías de Arantxa Sagardoy, hay preparado un ballet que se acerca mucho al de los profesionales. "No queríamos que fuese una representación de escuela. Lógicamente la presencia en el escenario de un chaval de 14 años no es la misma que el de uno de 25, pero creo que nos ha quedado muy bien", explica Sagardoy.

Tras la representación de hoy en Alcobendas, la idea de Ullate es que otros municipios de la Comunidad de Madrid se interesen por el espectáculo y que jóvenes de toda la región puedan presenciarlo para sembrar esa semilla del baile que busca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS