Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

El PP pide que declare el 'número dos' de Rubalcaba en su denuncia por las supuestas filtraciones

Trillo se queja de que se pretende hacer "un juicio paralelo".- Los populares no aportan pruebas sobre la procedencia de las informaciones

El PP ha pedido en la denuncia presentada hoy en un juzgado de Madrid por las supuestas "filtraciones" en el caso Gürtel que declare el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. Los populares solicitan además la comparecencia del comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio González, y su subordinado, el comisario que dirige la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), José Luis Olivera.

El PP no aporta ninguna prueba sobre la procedencia de las informaciones publicadas por EL PAÍS en el caso Gürtel. El texto, presentado esta mañana en un juzgado de la Plaza de Castilla de Madrid, va acompañado de recortes de las noticias en medios de comunicación que, según el principal partido de la oposición, confirman las supuestas "filtraciones" y su procedencia policial.

"Campaña de acoso"

El responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, ha afirmado hoy que su partido ha venido denunciando "la campaña de acoso" contra los dirigentes del PP y sus siglas. En su opinión, se está tratando de desarrollar "un juicio paralelo" con penas de banquillo anticipadas. De acuerdo con el texto presentado por el PP, se trata de "un delito continuado de revelación de secretos", una "revelación de actuaciones secretas" y "una interceptación ilegal de las comunicaciones" de dirigentes del partido.

Tras la publicación la semana pasada de una noticia en EL PAÍS en la que se informaba de que el cabecilla de la trama en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, regalaba bolsos de lujo a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, según unas grabaciones de la policía, los populares anunciaron que presentarían una denuncia y solicitarían la comparecencia en el Congreso de los ministros del Interior y de Justicia. En los últimos días, los dirigentes del PP han reaccionado contra lo que consideran una campaña para aniquilarles y ayer mismo el líder del partido, Mariano Rajoy, dijo en un mitin en Chipiona (Cádiz) que el Gobierno quería "machacar sin misericordia" al principal partido de la oposición.

Desde que se publicó la información sobre Barberá, varios dirigentes del PP han apuntado a una "mano negra" desde el Gobierno que ha "filtrado" información para perjudicar a su partido. Sobre los regalos, la alcaldesa de Valencia no negó que los recibiera y señaló que todos los políticos son obsequiados e incluso puso como ejemplo las anchoas que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), regala a Zapatero cuando acude a La Moncloa. Ni Barberá ni ninguno de los dirigentes populares que le han justificado se ha referido a si tiene alguna importancia la procedencia de los regalos que ha recibido.