Concedida la nacionalidad española a un iraquí al que el CNI considera un espía

La Audiencia Nacional recuerda en su auto que el reconocimiento no es una potestad discrecional sino un deber cuando se cumplen los requisitos

La Audiencia Nacional ha acordado conceder la nacionalidad española a un ciudadano iraquí de origen sirio y que vive en España desde 1968, a quien el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) considera en varios informes confidenciales un agente al servicio de organismos de espionaje extranjeros. La sentencia de la sala tercera de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional desestima los argumentos empleados por el Ministerio de Justicia que denegó en marzo de 2007 la nacionalidad española al iraquí Elian Jamil Elias por razones de "seguridad nacional".

En la resolución denegatoria y que la Audiencia ahora considera nula, el Gobierno esgrimió cuatro informes diferentes del CNI fechados en los años 1997, 2003 y 2006, en los que se asegura que el iraquí mantiene relaciones con organismos de inteligencia extranjeros y desarrolla actividades "en favor" de estos. No obstante, los informes no constan en el expediente administrativo del Ministerio de Justicia ni tampoco fueron aportados ante la Audiencia Nacional por ser de carácter reservado y contener materias clasificadas, por lo que el tribunal tampoco los ha aceptado como prueba documental en la vista. En su sentencia, el juez ponente Fernando de Mateo recuerda que el reconocimiento de la nacionalidad española por residencia no es una potestad discrecional del Gobierno sino un deber cuando concurren los requisitos legalmente previstos, salvo que por razones de "orden público o interés nacional" proceda denegarla.

Para ello, prosigue la sentencia, recae en la Administración la carga de expresar los hechos en que se basa la denegación a fin de que la Jurisdicción pueda comprobar si efectivamente afectan al orden público o al interés del Estado. Un requisito que en este caso "ha omitido la Administración", asegura el fallo. "Hemos de estimar el recurso que nos ocupa ante la inconsistencia de aquellas razones basadas en unos desconocidos informes del Centro Nacional de Inteligencia", subraya. Elian Jamil Elias, nacido en Siria pero de nacionalidad iraquí, reside en España desde 1968 y ha obtenido el título de doctor en Cirugía del Aparato Digestivo. Está casado con una ciudadana iraquí, también médico, y tiene cuatro hijos nacidos en España. La primera vez que Elian Jamil Elias solicitó la nacionalidad española fue hace más de trece años, en noviembre de 1995.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS