Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Ceuta dos soldados acusados de ser los cabecillas de una red de tráfico de drogas

Otros cinco militares se ocupaban de pasar el hachís desde la ciudad autónoma a Andalucía

Dos soldados profesionales pertenecientes a las unidades de Ingenieros y Regulares en Ceuta eran los encargados de planificar los pases de droga desde la ciudad autónoma hasta Andalucía en una red que ha sido desarticulada tras la detención de 18 personas. Según las investigaciones practicadas por la Guardia Civil de Ceuta conjuntamente con la de Sevilla, los dos soldados aprovechaban las salidas semanales de varios compañeros del cuartel, cinco de los cuales también han sido detenidos, para utilizarlos como correos.

El principal cabecilla de la red fue arrestado a primeras horas de la mañana de ayer en la barriada del Príncipe Alfonso de Ceuta, mientras se detenía a otros miembros de la organización en Puebla del Río (Sevilla).

Las investigaciones se iniciaron en enero y han permitido desmantelar una organización dedicada al transporte de droga a pequeña escala con 18 detenidos, entre ellos siete militares profesionales. En el operativo se han intervenido ocho vehículos y se han decomisado unos 162 kilos de resina de hachís tras varios registros en Ceuta y en la provincia de Sevilla.

Alijo en el Guadalquivir

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil se han incautado de 3.500 kilogramos de hachís cuando estaban siendo descargados en una orilla del río Guadalquivir, a la altura del término municipal de Los Palacios (Sevilla). En alijo es el mayo incautado en la provincia de Sevilla en lo que va de año.

La operación culminó después de que una patrulla de seguridad ciudadana del puesto de Lebrija (Sevilla) que estaba vigilando el río observara una embarcación semirrígida que navegaba en dirección a Sevilla a gran velocidad, ha informado la Guardia Civil en un comunicado. Ante la sospecha de que pudiera estar cargada de hachís, los agentes avisaron a la central de la Guardia Civil, que envió varias patrullas de Los Palacios, Isla Mayor y Lebrija a diferentes zonas del río. Minutos más tarde, una de las patrullas de Los Palacios descubrió junto a la orilla la embarcación, de la que estaban descargando el hachís.

Los tripulantes, al percatarse de la presencia de la Guardia Civil, embarcaron de inmediato en la lancha neumática y navegaron a toda velocidad río abajo hasta conseguir fugarse. Los guardias localizaron en la orilla, ocultos entre matorrales, 109 fardos de hachís, que fueron trasladados al puesto de la Guardia Civil de Los Palacios.