Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España transmite a Reino Unido su "indignación" por la visita de la princesa Ana a Gibraltar

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aprovecha la reunión de jefes diplomáticos en Bruselas para expresar el descontento a su homólogo David Miliband

La visita de la princesa Ana a Gibraltar ha despertado el "rechazo, consternación e indignación del Gobierno español". De esta forma ha transmitido el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos a su homólogo británico, David Miliband, el descontento por el viaje de tres días que la hija de Isabel II ha comenzado ayer al peñón.

Moratinos ha aprovechado la reunión de jefes diplomáticos de la OTAN en Bruselas para expresar el malestar español a la visita, que se ha concretado a pesar de la protesta del Gobierno. "Le he explicado que esta visita hiere la sensibilidad de todos los españoles", ha dicho Moratinos a Miliband, quien mostró su preocupación por el rechazo que ha generado en la prensa española la presencia real en la colonia británica. El titular español de Exteriores le ha explicado que lo que se refleja en los medios españoles es "el sentimiento, diría que unánime, de la opinión pública española".

Según Moratinos, el ministro británico le respondió que "hay que seguir trabajando para avanzar y mejorar en las relaciones a través del Foro de Diálogo Tripartito para así evitar conflictos", en referencia al mecanismo en el que participan representantes de España, Reino Unido y el Gobierno gibraltareño.

Gibraltar, con una superficie de menos de 7 kilómetros cuadrado, es territorio de ultramar británico desde 1713, cuando se firmó el Tratado de Utrecht.