López reclama el voto a los "nacionalistas sensatos" en el arranque de la campaña más reñida

Rajoy arropa a Basagoiti en Bilbao y critica a los socialistas por preferir pactar con el PNV antes que con el PP

Patxi López, acompañado por la secretaria de Organización del PSOE Leire Pajín  otros dirigentes socialistas, durante su discurso en Portugalete.
Patxi López, acompañado por la secretaria de Organización del PSOE Leire Pajín otros dirigentes socialistas, durante su discurso en Portugalete.EFE

La campaña de las elecciones autonómicas vascas del próximo 1 de marzo, que se prevén las más reñidas de la historia de la democracia, han arrancado esta madrugada con todas las miradas puestas en el PSE de Patxi López, el único partido del denominado bloque constitucionalista que, según todas las encuestas publicadas hasta la fecha, tiene opciones reales de disputar la hegemonía al nacionalismo democrático.

Patxi López, cabeza de lista del PSE, aspira por tanto a convertirse en el primer lehendakari socialista elegido en las urnas, y desbancar así del poder al nacionalismo vasco, que lleva gobernando ininterrumpidamente Euskadi desde hace tres décadas. Con ese propósito en mente, López ha iniciado la campaña con un acto multitudinario en Portugalete (Vizcaya), su localidad natal, donde ha reclamado el voto de los "nacionalistas sensatos" que "no están conformes con la deriva radical" de Ibarretxe y que quieren "construir una Euskadi sin exclusiones" y "desde el diálogo y el acuerdo".

Durante el acto, al que también ha acudido la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, el candidato socialista ha anunciado que el PSE va a hacer una campaña electoral "diferente" para demostrar que "va a gobernar también de forma diferente". Ha asegurado que su formación ha escogido "la esperanza por encima del miedo y el interés común por encima del conflicto y la discordia", porque Euskadi "se puede gobernar de otra manera, desde el diálogo y el acuerdo", ha dicho.

El candidato socialista ha manifestado que quiere "abrir Ajuria Enea para entenderse con todos y pactar con diferentes" y ha destacado que "el cambio" que proclama es "volver a la Euskadi auténtica, a la del acuerdo". "El cambio es entenderse y pactar para resolver los problemas: desde la crisis, al fomento del euskera; y desde la educación, a la sanidad", ha enfatizado.

López ha criticado a Juan José Ibarretxe por querer "imponer en lugar de acordar", por dedicarse "a sus obsesiones particulares" sin "atender al interés general" y por "crear problemas en lugar de resolverlos". Según ha opinado, "esto es lo que ha hecho Ibarretxe" durante sus mandatos y "lo que volverá a hacer, con su coalición para la independencia, si vuelve a ganar". Por ello, el líder del PSE ha pedido el voto de los "nacionalistas sensatos" que "no están conformes con la deriva radical" de Ibarretxe y que quieren "construir una Euskadi sin exclusiones".

Ibarretxe advierte del futuro "negro y sórdido"

Desde Vitoria, el lehendakari y candidato a la reelección por el PNV, Juan José Ibarretxe, ha reclamado confianza en el pueblo vasco, frente al futuro "negro y sórdido" que "se está planteando por parte de PSE y PP". Ibarretxe ha advertido de que en estas elecciones lo que está "en juego" es decidir "donde queremos que esté el centro de decisión del Gobierno Vasco, en Madrid, como plantean PSE y PP, o en Vitoria, como proponemos nosotros".

Ha recordado que "el Partido Socialista de Euskadi y el Partido Popular son meras franquicias, son sucursales que son dirigidas desde la central, como las multinacionales". Ha advertido de que los sondeos otorgan a la suma de PSE y PP "mayoría absoluta en el Parlamento Vasco" y ha opinado que "hay que despertar" porque "se demuestra aquella tesis por la cual sabían el PSE y el PP que para acceder al poder en Euskadi con mayoría absoluta no podían permitir que todas las formaciones políticas accedan al mercado del voto".

Frente al objetivo de PSE y PP de "echar al nacionalismo de Ajuria Enea", el del PNV es, ha dicho, "ocupar la centralidad de la sociedad vasca, conectando con los problemas y preocupaciones de la sociedad".

Rajoy critica los guiños socialistas al PNV

Por último, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, se ha trasladado esta noche a Bilbao para arropar a su candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti. En su primer acto de campaña, Rajoy ha criticado que los socialistas siempre apoyan al PNV y al nacionalismo, en vez de a su partido.

"Siempre que hay un nacionalista vasco en apuros, que ha perdido votos, allí hay un dirigente socialista dispuesto a acudir en su socorro. No es un juicio de valor, es una realidad objetiva y pasa exactamente igual en Cataluña y en Galicia", ha aseverado. Ante el candidato a, y los dirigentes del PP del País Vasco, Rajoy ha recordado que los socialistas "siempre tienen una excusa" para apoyar al PNV, "incluso cuando ganan como en 1986", (el año en el que el PSE superó en escaños al PNV en el Parlamento vasco), y que por esa razón el PNV gobierna en la Diputación de Alava o en Getxo (Vizcaya), donde el PSE y PP suman mayoría absoluta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS