Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevo escándalo en el partido de Rajoy

Granados asegura que el alcalde de Boadilla ha puesto su cargo a disposición del partido

Durante todo el día la situación de González Panero ha sido objeto de controversia, después de que Rajoy comunicase que había presentado la dimisión y fuese después desmentido por el propio alcalde

El secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, ha asegurado ayer por la tarde que el alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero y número dos, María Jesús Díaz, han puesto sus cargos a disposición del partido, decisión que se hará efectiva hoy, siempre según Granados. González Panero ha puesto como condición para renunciar a su cargo que también lo haga Díaz, con la que está duramente enfrentada y que se convertiría en la primera edil de manera automática en caso de que sólo renunciase el actual alcalde.

Granados se ha reunido ayer por la esta tarde con los concejales del PP en el consistorio de Boadilla, que aceptaron la renuncia de Panero después de que por la mañana hubiera puesto su cargo a disposición del partido y luego se desdijera tras comparecer ante el juez Baltasar Garzón en el caso de la supuesta trama delictiva de empresarios que hacía negocios en diferentes localidades.

A vueltas con la dimisión

"Sin estar imputado es absurdo presentar la dimisión". Así se había expresado esta tarde el alcalde de Boadilla del Monte, en una rueda de prensa en la que no ha admitido preguntas, según informa J. Sérvulo González. A Panero se le vincula con la trama de corrupción municipal destapada el viernes por la fiscalía Anticorrupción y el juez Baltasar Garzón. Sin embargo, según sus propias palabras, hoy se ha reunido con Garzón y éste ni siquiera lo ha citado como testigo. "Soy un cabeza de turco", ha afirmado.

La renuncia de González Panero ha sido objeto de controversia toda la mañana de ayer. Las declaraciones del alcalde se han producido minutos antes de que el presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmara lo contrario. Rajoy aseguró desde Génova que el alcalde de Boadilla había presentado su dimisión al secretario general de los populares en Madrid, Francisco Granados, y que se la había aceptado. Sin embargo, el regidor insistió en su inocencia al acudir a la Audiencia Nacional, a pocos metros de la sede de los populares, y negó que hubiera puesto su cargo "a disposición del partido". Rajoy ha anunciado que va a abrir una investigación interna para conocer los hechos que vinculan a su formación con la trama corrupta desarticulada el pasado viernes, que conseguía contratos en administraciones públicas gobernadas por los populares y después prestaba servicios a este partido en las campañas electorales.

El alcalde de Boadilla quien viajó a Miami en dos ocasiones (en 2002 y 2003) con el supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa, había pactado ayer por la mañana con Granados su dimisión pero posteriormente ha dado marcha atrás. Conocido el cambio de postura de González Panero, el secretario general del PP madrileño ha empezado a usar todos sus recursos para forzar su renuncia y ha comenzado a hablar con los concejales para presentar, si fuera preciso, una moción de censura.

El PP pedirá amparo

Al igual que hizo ayer la secretaria general, María Dolores de Cospedal, el líder del PP ha cargado contra el PSOE porque, en su opinión, ha utilizado "de forma partidista" a la fiscalía y ha anticipado que van a presentar un escrito ante el Consejo General del Poder Judicial para pedir amparo. Rajoy ha querido aclarar que su partido nunca ha recibido donaciones de ninguno de los empresarios arrestados y ha manifestado que las contrataciones siempre se han hecho "en el marco de la legalidad" y no se ha recibido "beneficio alguno".

Preguntado no obstante por su etapa como responsable de campaña del PP, Rajoy ha reconocido que trabajaron con Special Events, firma investigada en el proceso abierto por Garzón, pero ha señalado que "conocedores de que algunas personas utilizaban el nombre del PP" en ayuntamientos del noreste de Madrid dejaron de hacerlo. En línea con la investigación interna, el PP se personará como acusación popular en la causa de la Audiencia Nacional.

Rajoy, que hasta hoy había guardado silencio sobre la trama, ha afirmado que la revelación del contenido del sumario "puede hacer daño" al partido y las actuaciones contra esos cinco "individuos" puede "manchar el nombre del PP", algo que, en palabras del líder del PP es "injusto e intolerable". Por ese motivo, el presidente del PP ha insistido en que su partido procederá con "contundencia" contra cualquier militante que actúe fuera de la legalidad.

Una relación "puntual"

Por su parte, el regidor de Boadilla ha asegurado que su ayuntamiento ha tenido relación puntual con tres de las empresas de Correa, al facturar a Pasarena Viajes contratos por un importe de 5.500 euros, además de unos servicios con ServiMadrid por valor de 2.000 euros y una adjudicación a la empresa EasyConcept la oficina de atención al ciudadano con el voto favorable de la oposición. "La documentación aportada por el ayuntamientos sobre estas adjudicaciones es totalmente transparente", ha afirmado González Panero. "Desde ese 2004 no tengo ningún trato con Correa", ha apuntado. "Yo hablaré con el Partido Popular y les contaré lo que he hablado hoy aquí -en la Audiencia Nacional-", ha afirmado el alcalde de Boadilla. En una de las cintas grabadas a Correa, éste asegura: "Si doy la cinta que tengo del Albondiguilla [mote que aplica a González Panero], se caga. Pero también voy yo al trullo, y además me interesa seguir haciendo negocios cuatro años en Boadilla".

Los detenidos que ayer declararon ante el juez Garzón son Francisco Correa , quien se encargaba habitualmente de organizar los actos de los populares, hasta que Rajoy prescindió de él en 2003; Pablo Crespo Sabaris, ex secretario de Organización del PP gallego y Antoine Sánchez, cuyo nombre aparece en el amplio entramado de empresas de Correa. Las dos mujeres detenidas, María del Carmen Rodríguez Quijano, esposa de Correa y ex jefa de gabinete del ex alcalde del PP en Majadahonda y ex secretaria general del partido en ese municipio y Felisa Jordán Goncet, han quedado en libertad con cargos.