Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Palestinos, sí; terroristas, no"

Manifestación de apoyo a Israel ante la embajada de este país en Madrid

Hasta pasadas las 12.00, hora oficial de la convocatoria, la Policía Nacional, con abundantes efectivos presentes, no se ha decidido a cortar la calle Velázquez a la altura de la Embajada de Israel. El tramo cortado llegaba casi hasta la embajada de Rusia. Ha sido el espacio necesario para acoger a los ciudadanos que quisieron mostrar su apoyo a Israel en el conflicto con los palestinos, alrededor de 3.000 personas según los organizadores. Muchos portaban pancartas y camisetas con un salmo, el 122:6, con el siguiente texto: Orad por la paz en Jerusalem.

Hasta Madrid han llegado autobuses procedentes de muchos lugares de España, aunque también se han hecho sentir voces de Venezuela, Argentina y Ecuador. Entre los españoles, banderas de Valencia, Asturias, País Vasco y Castilla La Mancha. A falta de consignas para entonar, los participantes en el acto han seguido el ritmo y los cánticos de los altavoces. La canción más coreada ha sido Salam Shalom, que significa Paz en hébreo y árabe.

Pasadas las 13.00, con la calle ya repleta, el escenario se ha convertido el eje central de la manifestación. Juan Antonio Ruiz Castillo, diputado por el PSOE en la Asamblea de Madrid ha leído con mérito y paciencia un escrito de apoyo al Estado de Israel y su derecho a defenderse. El público presente no se lo ha tomado demasiado bien, puede que quizá ni atendiesen demasiado al propio mensaje, pues se le ha interrumpido continuamente. La organización no ha hecho nada por impedir que varios grupos de manifestantes coreasen, durante toda la lectura, consignas como "Mentira, mentira", "Díselo a tu jefe", "¿Dónde está Zerolo?", "¿Dónde están los artistas?" y "Que lo lea Zapatero".

Acto seguido, ha tomado la palabra David, un joven de 16 años designado para leer el manifiesto de la convocatoria, en el que se ha denunciado "el uso de la población civil de Palestina como escudos humanos por parte de Hamás". A continuación, se ha guardado un minuto de silencio por todos los que han perdido la vida como víctimas del terrorismo. También por las víctimas civiles palestinas, de cuyas muertes se ha responsabilizado a Hamás.

Finalmente, el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, ha tomado la palabra para agradecer el cariño y la amistad mostrados en la manifestación convocada por la Asociación de Solidaridad España-Israel. "El enemigo de Israel, de Palestina y de la Paz es Hamás", ha dicho Schutz a los asistentes. Estos han respondido coreando "palestinos, sí; terroristas, no".