Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Graffiti' en un aparcamiento

Jóvenes promesas de este arte callejo visten las paredes del hotel Santo Domingo de Madrid

Los miembros del grupo  Los Majaras  posan junto a su creación  La jungla de Madrid .
Los miembros del grupo Los Majaras posan junto a su creación La jungla de Madrid. EFE

Jóvenes promesas del arte han vestido por primera vez con graffiti las paredes de un aparcamiento en Madrid. Se trata del nuevo párking del céntrico hotel Santo Domingo, abierto en 1994 en un edificio con más de 400 años de antigüedad y que fue propiedad de la Inquisición. Los artistas han logrado transformar un espacio gris y sin vida en otro repleto de color y con mensaje ecologista. Durante una visita a este espacio único de la ciudad, 200 metros cuadrados de arte bajo tierra, el director de Márketing del hotel, Antonio Núñez, ha explicado que la idea surgió al iniciar la reforma de sus instalaciones y con la idea de "hacer un hotel nuevo cercano a la cultura y distinto".

Tras convocar en noviembre un concurso, el hotel, propiedad de Best Western, escogió cuatro de los 32 proyectos presentados para decorar las cuatro plantas del aparcamiento, unos 200 metros cuadrados. Las propuestas debían versar sobre el Metro, la naturaleza o un tema libre y se calcula que dentro de un mes todas las obras estarán terminadas. En la primera planta del párking, los conductores podrán contemplar el mural ganador del certamen, una verde y llamativa jungla, con gorilas que parecen meterse dentro del vehículo. "Pretendíamos hacer un paralelismo con lo que es la jungla de Madrid", ha dicho el autor, Juan Avellano, muy orgulloso de haber ganado el concurso.

Además se llevar a cabo el proyecto, el autor del primer premio se llevará 5.000 euros, el del segundo, 4.500 y el del tercero, 3.500, y el del cuarto, 3.000. Avellano quiso pintar gorilas porque "son los que más se mueven en sociedad", ha asegurado. Una planta más abajo, clientes del hotel y usuarios del aparcamiento podrán subirse a bordo de un Metro de Madrid muy particular, ya que combina vagones modernos con antiguos. El portavoz del grupo autor del mural, titulado Metro enroscado, es Antonio José Cuenta, quien ha señalado que su intención es mostrar la evolución del suburbano a lo largo de la historia, desde los trenes de mercancía más antiguos hasta nuestros días.

Metro, juego, mar

El graffiti "tiene elementos cómicos, dinámicos que ponen de manifiesto cómo ha cambiado este medio de transporte", ha apuntado el joven, acompañado de su equipo de pintores, todos artistas y con muchas ganas de enseñar su arte al gran público. El Metro está presente en todos los rincones porque "es uno de los grandes valores de la ciudad", ha añadido Núñez. Los conductores también van a tropezar dentro del párking con niños gigantescos que, como ellos, juegan a los coches, ha asegurado otra autora, Marta Montero, que pretende que el usuario recuerde los juegos de su infancia y lo "ridículo" que puede resultar moverse en coche.

En la última planta, el fondo del mar, un extenso océano lleno de peces que intentan salir a la superficie. Es el mural El gran azul, "un homenaje al mar que no tiene Madrid, al mundo submarino en las profundidades del garaje", ha informado uno de sus pintores, Jesús Bermejo junto a su compañera, Gloria Cabrejas. "Queríamos hacer un entorno que fuera placentero para el usuario, donde se sintiera agusto", ha apuntado este artista urbano. Para sumergir al usuario en las profundidades, los pintores han usado una gama de colores "agradable", del amarillo más suave al azul más dulce.

En opinión del ganador del concurso, la idea "es un punto a favor de lo que es el hotel y de los párking en general" y contribuirá a que el universo de este arte urbano sea más cercano al ciudadano. No obstante, ha reconocido que va a ser difícil acabar con la relación entre grafiti y gamberrada. "Es un tema que hay que asumir, parece que siempre se va a ver mal y son técnicas pictóricas como cualquier otra", ha concluido el joven, que estudió arte al igual que sus compañeros y ha tenido la suerte de decorar además algunas habitaciones del hotel.