Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro etarras del nuevo 'comando Nafarroa'

Tres de los arrestados son 'legales' (no fichados) de la banda y el cuarto, Aurken Sola Campillo, fue condenado en 2005 tras formar parte del 'comando Urbasa'. - "Estaban preparados para atentar", según ha informado el ministro de Interior

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron la pasada madrugada entre Pamplona y Valencia a cuatro presuntos terroristas que estaban reconstruyendo un comando de la organización terrorista ETA en Navarra, el antiguo comando Nafarroa. La operación, que comenzó a las 3.00, sigue abierta a estas horas, según ha informado en rueda de prensa el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Los agentes que han intervenido en la operación se han incautado de armas, explosivos e información sobre posibles objetivos. El titular de Interior ha felicitado al Cuerpo de la Policía por una operación que ha denominado "preventiva", debido a que "se ha abortado el comando antes de que naciera". Rubalcaba ha confirmado que los arrestados "estaban preparado para atentar" , por tanto, su detención "ha evitado mucho dolor".

Según fuentes de la investigación, han sido incautados dos revólveres, cordón detonante y 100 kilos de explosivos, entre ellos pentrita, nitrometano y polvo de aluminio, sustancias que sirven para fabricar amonitol, un potente explosivo utilizado en ocasiones por la organización terrorista. ETA utilizó pentrita en el último atentado contra los juzgados de Tolosa (Guipúzcoa) y en la bomba lapa colocada bajo el coche de un policía en Bilbao y desactivada antes de su detonación.

Tres de los detenidos son miembros legales (no fichados) de la banda y el cuarto es Aurken Sola Campillo que fue condenado por la Audiencia Nacional en 2005 a un año y tres meses de prisión por tentativa de colaboración con banda armada. Sola Campillo se benefició del acuerdo entre sus abogados defensores y Fiscalía, ya que ésta pedía en un principio 8 años de prisión para él y otros cuatro miembros del comando Urbasa. Los tres legales son Araitz Amatriain, arrestada en Valencia, y su compañero Xabier Rey, detenido en el casco viejo de Pamplona, así como Sergio Boado, éste capturado en la localidad de Añorbe.

Refugio en Valencia

Sobre la detención en Valencia, sin embargo, Rubalcaba ha querido subrayar que "no hay nada que permita afirmar que haya una estructura de ETA" en esa Comunidad Autónoma. De hecho, según el Delegado del Gobierno valenciano, Ricardo Peralta, Amatria se desplazó a Valencia hace dos díasen busca de refugio por temor a ser arrestada. La detenida ha sido ya trasladada a Madrid para ser puesta a disposición judicial de la Audiencia Nacional.

Este comando, desarticulado a finales de 2002, se había creado en marzo del año 2000 en Pamplona y fue, sobre todo, un comando de información que se dedicó a obtener datos acerca de personalidades de diferentes ámbitos. Entre las informaciones que realizaron figuran la alcaldesa de Pamplona, el presidente del Parlamento de Navarra, miembros y ex concejales de UPN, el Diario de Navarra, periodistas y funcionarios policiales.

Nuevos reclutas para ETA

La detención de Aurken Sola Campillo confirma la tesis de que ETA está encontrando serias dificultades para reclutar activistas desvinculados antes de la actividad terrorista, según las mismas fuentes. Estas dificultades quedaron de manifiesto durante la desarticulación del comando Vizcaya el pasado mes de julio cuando se halló una carta del jefe del grupo, Arkaitz Goikoetxea, a uno de sus legales, Aitor Cotano, en la que afirmaba: "Busca todo tipo de personas, gente quemada, limpia, chollos... es igual, hay trabajo para todos".

La detención de estos presuntos miembros de ETA se produce días después de la última acción de kale borroka, ocurrida el pasado viernes contra dos estaciones de Euskotren en Berriz y Amorebieta . Estas dos acciones de violencia callejera coincidían con el aniversario del Estatuto de Gernika y la fecha elegida por el lehendakari Ibarretxe para celebrar su consulta y que finalmente prohibió el Tribunal Constitucional.

En el caso del comando desarticulado esta madrugada, los investigadores descartan la presencia en Navarra de un liberado, enviado por la organización desde Francia, a diferencia del modus operandi detectado el comando Vizcaya, y en el que dos pistoleros etarras, Arkaitz Goikoetxea, detenido,y Jurdan Martitegi, huido, se dedicaban a dirigir la estructura de "legales" en esa provincia vasca.