El juez no ve delito en la muerte del bebé de Olot

El padre metió la canastilla en el portamaletas sin percatarse de que recién nacido estaba dentro.- El niño fallecido tiene un gemelo y el padre creía que ambos iban con la madre en otro coche

Barcelona / Girona - 31 jul 2008 - 18:38 UTC

El juez de guardia de Olot (Girona), donde la madrugada de este jueves ha fallecido un bebé de 25 días tras quedar encerrado en el maletero del coche familiar, ha descartado que haya indicios de delito en la actuación de los padres. Según han informado fuentes de los Mossos d'Esquadra, el juez, tras examinar las diligencias entregadas por la policía catalana, ha decidido no imputar ningún delito a los padres del bebé fallecido, al considerar que se trata de un accidente, probablmente por una confusión de los padres.

Esas mismas fuentes han apuntado que tanto la investigación policial como la judicial apunta a que se trata de un accidente derivado de "un cúmulo de circunstancias terribles" y es por ello que el caso "se da por archivado". El juez tampoco ha adoptado ninguna medida cautelar con respecto el otro bebé del matrimonio, gemelo del fallecido.

Más información

El relato de los hechos

Los hechos ocurrieron al filo de la medianoche cuando el padre de la criatura introdujo en el maletero del vehículo una canastilla sin percartarse de que el bebé se encontraba en el interior. Una vez llegado a su destino, tras un trayecto de menos de una hora con destino a la comarca gerundense de La Garrotxa donde vive la familia, el padre se dio cuenta de que el bebé estaba inconsciente en su cochecito, por lo que le llevó al hospital comarcal Sant Jaume de Olot.

Llegó a las 00.45 y los médicos que le atendieron únicamente pudieron certificar el fallecimiento del pequeño. La Policía no ha efectuado ninguna detención y asegura que no hay indicios de criminalidad sino que se trata de "una fatalidad", una "terrible desgracia". Por su parte, fuentes del Departamento de Acción Social y Ciudadanía han señalado que la familia del bebé fallecido es estructurada y "perfectamente socializada" y que no estaba en seguimiento de los servicios sociales ni de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA).

Segundo caso en 15 días

De hecho, la DGAIA no ha retirado a los padres la tutela del otro bebé, aunque un asistente social está estudiando el entorno familiar para determinar si los progenitores pueden seguir haciéndose cargo del pequeño. En cualquier caso, desde la consejería se apunta, al igual que desde los Mossos, a que la muerte del recién nacido es fruto de un "trágico incidente", según las primeras informaciones de que dispone el departamento, que ha pedido que se aborde el tema con "cautela", hasta disponer de los resultados definitivos de la investigación.

Se trata del segundo bebé muerto en España en similares circunstancias en 15 días. Además del caso de este jueves, hace tan solo dos semanas, el día 18 de julio, un niño de dos años murió en Camas (Sevilla) a consecuencia de un golpe de calor tras permanecer varias horas en el interior del vehículo mientras su padre asistía a una reunión de trabajo. Con el mismo trágico desenlace podría haber terminado la vida de otro niño de cuatro años en Mataró (Barcelona) el pasado sábado, día 26, cuando su padre lo dejó en el interior del coche durmiendo si una unidad de la guardia urbana no descubre a tiempo que el menor permanecía encerrado.

Según los pediatras, un niño en el interior de un coche aparcado al sol en el verano y sin ventilación puede alcanzar los 42 ó 43 grados de temperatura corporal y morir en el plazo de 30 a 60 minutos debido a un colapso vascular.

Según el magistrado se ha tratado de "un cúmulo de circunstancias terribles". Al parecer, el hombre metió la canastilla en el maletero sin percatarse de que el pequeño, de tan sólo 25 días, estaba dentro. El juez también ha dicho que no se tomarán medidas cautelares respecto al otro bebé del matrimonio, gemelo del fallecido.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50