España y Francia ven difícil defenderse de los piratas este verano en el Cuerno de África

Los ministros de Defensa de los dos países confían en la colaboración de otros países.- La campaña atunera finaliza en octubre

España y Francia han admitido hoy la dificultad de poder desplegar durante este verano una fuerza naval para proteger a los pesqueros que faenan en aguas de Somalia de los ataques de los piratas, al tratarse de una operación de gran complejidad que exige la participación de más países. Así lo han asegurado la ministra de Defensa, Carme Chacón, y su homólogo francés, Hervé Morin, en una rueda de prensa conjunta tras la reunión mantenida en Madrid, en la que han debatido cómo acelerar el despliegue naval contra la piratería en el Cuerno de África.

Según Morin, poner en marcha esta operación antes de octubre, cuando concluye la campaña de la flota atunera, "no es algo sencillo", porque se exigen "medios importantes y coordinación". "(Tres meses) Es un período corto en la escala de las decisiones internacionales. Decir otra cosa sería mentir", ha dicho Morin. Chacón ha eludido hablar de plazos y ha insistido en el deseo de que sea "en el tiempo más breve posible", siempre que se sumen otros socios de la UE y países con intereses en la zona.

"No me dedico a aventurar hipótesis, sino a trabajar por realidades", ha dicho la ministra. Chacón y Morin han considerado inviable desplegar el operativo sólo entre España y Francia y han coincidido en la necesidad de contar con más apoyos para poder dar "seguridad con garantías" a los pesqueros y a la flota mercante de forma "permanente" en un área tan amplia como la del Cuerno de África.

¿Dónde pescan?

Morin ha reconocido que otra razón que dificulta establecer un operativo en una región tan "colosal" es que los buques pesqueros -"al menos los franceses", ha matizado-, "no quieren desvelar sus zonas de pesca" para proteger sus recursos. Ambos ministros han informado de que mientras se diseña esta fuerza multinacional, se está trabajando para impulsar una misión de la UE en el marco de su política de seguridad y defensa (PESD). No obstante, esta misión paralela no se podría poner en funcionmiento hasta dentro de al menos seis meses, según Chacón.

Chacón ha añadido que no está sobre la mesa la posibilidad de contratar compañías de defensa privadas mientras se despliega la fuerza naval en las aguas de Somalia, que ha calificado como un "mar fallido".

La ministra de Defensa española, Carme Chacón, y su homólogo francés, Hervé Morin, en rueda de prensa
La ministra de Defensa española, Carme Chacón, y su homólogo francés, Hervé Morin, en rueda de prensaAFP
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS