Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El desafío soberanista

Aprobada la consulta de Ibarretxe en la Cámara vasca

El texto obtiene 34 votos a favor (uno de PCTV), 33 en contra y siete abstenciones

El Parlamento vasco ha aprobado el proyecto de ley de consulta a la sociedad vasca con 34 votos a favor (22 del PNV, 7 de EA, 3 de EB-IU, uno de Aralar y otro del PCTV- Karmele Berasategui) frente a 33 en contra (18 socialistas y 15 populares) y siete abstenciones (los ocho miembros restantes de PCTV menos que el que se ha ausentado). Este texto, bandera de la hoja de ruta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, para la "normalización" política en el País Vasco, prevé la celebración de una consulta a los ciudadanos vascos el próximo 25 de octubre en el que se pregunte, por una lado, si aprueban el diálogo con ETA siempre que la banda terrorista expresE su voluntad a acabar con la violencia, y, por otro, si dan su voto afirmativo a la libre decisión de todos los vascos.

Como en la votación del plan Ibarretxe en 2004, la Cámara vasca ha vuelto a quedarse dividida en dos mitades. En cualquier caso, el proyecto aprobado hoy resultará estéril ante el recurso que el Gobierno tiene previsto presentar ante el Tribunal Constitucional una vez el texto llegue al Boletín Oficial del País Vasco. El Ejecutivo socialista argumentará que el paso dado por Ibarretxe contraviene "la exigencia constitucional de la autorización previa por parte del Estado", informa Luis R. Aizpeolea. Minutos después de la aprobación del texto en la Cámara vasca, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado que "no tardarán ni un día" en presentar el "recurso de inconstitucionalidad.

A la sesión en la Cámara vasca, teñida por un tono de absoluta seriedad, a diferencia de hace cuatro años, no han asistido el ex lehendakari, José Antonio Ardanza, y el ex presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa. Sí han participado en el pleno la plana mayor del PNV, encabezada por el presidente del EBB, Iñigo Urkullu. El portavoz de esta formación en el Congreso, Josu Erkoreka, sí ha asistido, mientras su colega en el Senado, Iñaki Anasagasti se ha ausentado.

Reproches entre PNV y PCTV

"Democrático y no dramático". El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha presentado su proyecto de ley de consulta en la Cámara vasca de cara a la votación de sus 75 parlamentarios. "En el siglo XXI, los ciudadanos esperan ser consultados habitualmente", ha explicado en su inicio Ibarretxe, que ha marcado como objetivos la "apertura de diálogo para la paz y normalización" en el País Vasco en un "ejercicio de responsabilidad política y normalización democrática". Al discurso del jefe de Gobierno vasco le ha seguido la intervención de los diferentes grupos en dos turnos: primero el de los que han votarado afirmativamente, y luego los contrarios al texto. Especialmente simbólico ha sido la intervención de la formación abertzale PCTV en el turno de grupos en contra.

La portavoz del PCTV en el Parlamento Vasco, Nekane Erauskin, ha aprovechado su discurso para acusar al lehendakari de hacer "trampa" porque "ejercer el derecho a decidir no es realizar una consulta no vinculante". "Damos sólo un voto para dejar en evidencia el tope de la Constitución y que Euskal Herria no entra dentro de la Constitución española, que el PNV ha aceptado cien años", ha manifestado. Ante los reproches y tono duro de la formación abertzale, Ibarretxe ha contrarreplicado y les ha pedido que se dejen de "excusas" y "vainas" y digan si están a favor del texto presentado.

Antes del turno de contrarréplica, han tomado la palabra los dos grupos contrarios al proyecto de ley. El portavoz del PP, Leopoldo Barreda, ha preguntado al lehendakari "cuánto ha pagado" por el voto de PCTV para aprobar el proyecto de ley de consulta y ha anunciado que su partido acudirá a los tribunales "en demanda de justicia". "Al buey por el asta, al hombre por su palabra y al lehendakari por su conveniencia. Es por su interés, por su terquedad por lo que nos presenta este proyecto, faltando a su palabra dada y despreiando a la sociedad", ha criticado. Barreda ha confirmado que "el PP acudirá a los tribunales en demanda de justicia, si se llega a aprobar la ley de consulta con el voto de los enemigos de la libertad".

También en el turno de grupos en contra, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha reprochado a Ibarretxe que haya decidido "por todos" la autodeterminación para 2010. Además, ha replicado al lehendakari cuando afirma que, con su propuesta pretende "poner en su sitio a ETA". "Maldita la gracia que tiene el sitio que le ha ofrecido", ha aseverado el representante socialista.

A su juicio, "nunca ha pretendido el consenso entre diferentes, sino la acumulación de fuerzas de los que piensan igual" que él. "Seguramente estará muy satisfecho por ello -hoy van a tener un voto más que el resto-, pero qué poco valor tiene eso para representar y construir un país tan plural y diverso como el nuestro". El líder de los socialistas vascos ha concluido diciendo que si anuncian "choques de locomotoras", él ofrece "vías para el diálogo". Ibarretxe le ha acusado de "sustituir" al PP en el "lenguaje de la intransigencia democrática" y de haber puesto en marcha el "nuevo despotismo ilustrado del siglo XXI, que es todo para el pueblo vasco, pero sin el pueblo vasco".

En la presentación de los argumentos de cada grupo parlamentario, Aralar, primer partido en intervenir, ha afirmado que "no hay ordenamiento jurídico" que pueda impedir la celebración de una consulta porque es un "camino sin retorno" y pidió a los grupos del tripartito y PCTV que trabajen "en colaboración" para hacerse "responsables" del proyecto de la consulta y "dejar a un lado el partidismo".

La parlamentaria de Ezker Batua (formación que apoyará el texto tras decidirlo así en referéndum iterno), Kontxi Bilbao, ha advirtido al Gobierno central de que lo "ilegal, ilegítimo y antidemocrático" es "vetar" el derecho de consulta. Además, ha instado a los socialistas vascos a no caer "en la tentación de utilizar los mismos argumentos y las mismas falacias que el PP" y respetar al "diferente".

Desde EA, Unai Ziarreta ha advertido, en línea con las palabras de Ibarretxe, de que "no divide quien ofrece diálogo, acuerdo y quien quiere conocer la opinión de la sociedad vasca, divide quien amenaza con suspender la autonomía si llevamos adelante un instrumento legal". Ziarreta ha explicado que para EA "la consulta es la única salida, no plantea la separación ni la segregación del Estado español, ni la independencia, es un camino que vamos a tener que recorrer todas las formaciones que creemos en una Euskal Herria reunificada e independiente, que creemos en un Estado y en una república vasca en Europa".

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha dicho que si no se reconoce al pueblo vasco como "sujeto político no acabará el conflicto". Egibar ha felicitado al lehendakari y al Gobierno Vasco, en nombre de los tres partidos que lo apoyan, por haber "cumplido la palabra dada" y haber llevado a la Cámara esta iniciativa para convocar una consulta. El portavoz del PNV ha insistido en que esta consulta es el "germen de un nuevo sujeto político" y en que sólo si conviven los sujetos políticos del pueblo español y del pueblo vasco "acabará el conflicto político".

La argumentación del lehendakari

El lehendakari ha defendido que su consulta, prevista para el 25 de octubre a expensas del recurso preparado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, es una muestra de "respeto" al "pueblo" del País Vasco. "¡Qué gran paradoja la que vivimos en relación a nuestro derecho a decidir! La sociedad serena y los políticos desatados". Ibarretxe ha aprovechado su discurso de presentación del texto y preguntas (2) de la consulta para criticar los "dramatismos y descalificaciones" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, PSOE y PP. "La consulta -ha continuado- es legal, democrática, oportuna e innovadora".

En línea con los argumentos esgrimidos el día que presentó las dos preguntas de la consulta (una en torno a la negociación con ETA si muestra voluntad de poner fin a la violencia; la otra en relación al derecho a decidir de los ciudadanos), Ibarretxe ha argumentado que cumple así con "la palabra dada" a la sociedad vasca para la "búsqueda de soluciones" en la Comunidad Autónoma en torno a la paz. "¿En qué democracia se impide preguntar a la ciudadanía?", se ha cuestionado el lehendakari.

El presidente del Gobierno vasco ha relatado las dos ocasiones -una en octubre de 2007, la otra el pasado mes de mayo- en las que ha presentado el proyecto al jefe del Ejecutivo socialista y ha recibido el "no" como respuesta. "Nos negamos -ha insistido el lehendakari- a resignarnos ante la violencia y la falta de diálogo". Ibarretxe ha vuelto ha afirmar que la consulta es "legítima" por estar avalada en el Estatuto de Guernika, "legal" porque no es vinculante y no es un referéndum, y "democrática" por pretender conocer la "opinión de los ciudadanos".

En la recta final de la argumentación ante el pleno de la Cámara vasca, el lehendakari ha reiterado que "el derecho a decidir ha venido para quedarse" y que no tiene "vuelta atrás". "No divide quien pregunta sino quien prohíbe consultar", ha afirmado Ibarretxe quien ha criticado de forma velada los recursos preparados por Gobierno y PP para echar por tierra el texto en el Constitucional y ha avisado de que "quien intente impedirla [la consulta] hará un flaco favor a la sociedad vasca y lo hará en vano". Por último, el jefe del Gobierno en el País Vasco ha señalado que este día, el 27 de junio, "quedará escrito en la historia" y en su "corazón".