Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ex empleados de Alejandro Sanz pactan declararse culpables para eludir la prisión

La pareja, acusada de extorsión, cumplirá dos años en libertad condicional

Dos ex empleados del cantante Alejandro Sanz, acusados de extorsión, se han declarado culpables tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía Estatal del condado de Miami-Dade (Florida, Estados Unidos). La pareja formada por el cubano-estadounidense Carlos González y su esposa, Sylvia Helena Alzate, de origen colombiano, han llegado a un acuerdo para declararse culpables minutos antes de que comenzase su juicio con un jurado seleccionado por un tribunal de Miami.

Gracias al acuerdo, González y Alzate -que se enfrentaban, respectivamente, a unas penas de hasta 50 y 15 años de cárcel- sólo cumplirán, cada uno, una condena de dos años en libertad condicional. Según la resolución dictada, la justicia no guardará los anteceentes penales que pesan sobre la pareja, pero éstos no podrán hablar sobre Alejandro Sanz y deberán cumplir una orden de alejamiento del cantante y de sus familiares.

La pareja -que antes del acuerdo se había declarado inocente- estaba acusada de extorsión por exigir 500.000 dólares (322.350 euros) a Sanz, ganador de 17 premios Grammy, a cambio de no divulgar a un medio de comunicación español asuntos de su vida privada.