Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero reúne a los presidentes del PSOE para unirlos en la financiación

La reunión se celebrará el próximo miércoles y a la misma también acudirá Solbes.- Cada presidente defenderá la financiación que necesita su comunidad

"Vamos a discutir primero entre nosotros y, si es posible, sólo entre nosotros". Esta fue la recomendación, más bien la petición, que el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, lanzó a sus compañeros de partido en el comité federal de hace tres semanas para intentar que las posibles diferencias o resquemores sobre el futuro modelo de financiación autonómica no trascendiera a la luz pública. Fue en vano. Los temores y las advertencias han proliferado en voz alta por lo que Zapatero ha decidido implicarse personalmente antes de que las aguas del conflicto puedan desbordarse.

Todos los presidentes autonómicos socialistas han recibido en las últimas horas una llamada del Palacio de la Moncloa para que estén disponibles la noche del próximo miércoles. Zapatero será el anfitrión de una cena junto al vicepresidente económico, Pedro Solbes, y con un único punto para el debate: la financiación autonómica. La intención es mantenerla en el ámbito de la discreción y no darle publicidad.

Para allanar el camino hacia esta reunión de La Moncloa ha trabajado el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en conversaciones y reuniones discretas y bilaterales con los consejeros de Economía y Hacienda de las comunidades autónomas. En paralelo, desde el PSOE, José Blanco, secretario de Organización, Inmaculada Rodríguez-Piñero, titular de Economía y Carmen Hermosín, secretaria de Política Autonómica, "ayudan" al Gobierno a través de contactos con las comunidades autónomas gobernadas por los socialistas.

Precisamente en un acto de partido, Zapatero tranquilizó a algunos presidentes socialistas. Fue el pasado domingo en Barakaldo cuando el líder del PSOE en la fiesta de la rosa de los socialistas vascos charló con todos los que acudieron a este acto. José Montilla, presidente de la Generalitat de Cataluña; Manuel Chaves, presidente de Andalucía y del PSOE; Guillermo Fernández-Vara, presidente de Extremadura; Marcelino Iglesias, de Aragón; Emilio Pérez Touriño, de Galicia y Francesc Antich, de Baleares, escucharon de Zapatero que pronto serían convocados para hablar de financiación. "Se mostró seguro de que habrá un acuerdo que satisfaga a todos", señala uno de estos interlocutores. En la misma línea, Solbes aventura que no habrá "perdedores", porque el Fondo de Suficiencia, tendrá los recursos necesarios para que ninguna comunidad vea limitadas sus auténticas necesidades sociales.

Cada presidente irá preparado a esta reunión para defender los criterios de financiación que necesita su comunidad. La tesis del aragonés Marcelino Iglesias echa por tierra algunos de los elementos que ahora más se invocan. Por ejemplo, el ataque a la Generalitat de Cataluña porque defiende una negociación bilateral. "La negociación siempre ha sido bilateral, también cuando gobernaba el PP y, después, todos íbamos al Consejo de Política Fiscal y Financiera con el acuerdo casi hecho", señalan en el entorno de Iglesias. Para el presidente aragonés las novedades de peso que hay que tener en cuenta en la discusión del futuro modelo de financiación autonómica son dos: el contenido de los nuevos Estatutos y las necesidades de la inmigración en cada comunidad.

En un soplo se han esfumado los cantos a favor de retrasar el nuevo modelo de financiación propuestos por algunos barones socialistas. Tras las protestas de Montilla, plasmadas en un artículo publicado por EL PAÍS el pasado sábado, Zapatero los ha zanjado al comunicar a los suyos que no habrá demora y que el nuevo modelo entrará en vigor en 2009. Y, para ello, no cabe mucha demora.

Las cifras, en otoño

"La estructura" del nuevo sistema de financiación estará, seguramente, antes del verano. Las cantidades quedan para el otoño, según fuentes socialistas. Este calendario es válido no sólo para los socialistas sino para las 15 comunidades de régimen común (todas menos Euskadi y Navarra). La población, su edad, los mayores, los menores de cuatro años y la dispersión del territorio son factores que se tendrán en cuenta. También se cederán más impuestos a las autonomías para que asuman su responsabilidad no sólo en el manejo del dinero sino también en pedirlo, aunque Zapatero ha dejado claro que el Gobierno central se tiene que reservar una financiación adecuada, por encima del 50% del gasto, para asegurar recursos a quienes los necesiten.

Más información