Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer barco con agua llega hoy a Barcelona

Los embalses del Ter-Llobregat están ya al 27,86%, lo que puede poner fin a las restricciones para riego y piscinas.- Aragón exigirá la anulación del trasvase si acaba la situación de emergencia

El primer barco con agua procedente de Tarragona atracará hoy, a las siete de la mañana, en el Puerto de Barcelona, lo que supondrá la puesta en marcha de una de las principales medidas excepcionales ante la sequía que sufre Cataluña. Este primer barco servirá para comprobar el correcto funcionamiento de la instalación. Dentro de dos días, el 15 de mayo, llegará un segundo barco de Marsella con agua potable que ya se utilizará para el suministro. El tercero llegará el 19 de mayo con agua prepotable procedente también de Marsella.

El primer barco se cargó ayer en el puerto de Tarragona. Se prevé que zarpe a las cuatro de la madrugada. El nombre del buque es Sichem Defender, de bandera panameña y de reciente construcción, y lo ha alquilado Aigües de Barcelona (Agbar) para trasladar agua a la capital catalana, como una de las medidas excepcionales para paliar la actual situación de sequía. Tiene capacidad para transportar más de 20.000 metros cúbicos de agua y llegó el día 8 al Muelle de Inflamables de Tarragona, donde ha estado realizando las pruebas necesarias para garantizar la calidad del agua y su transporte hasta que se dirija a Barcelona de madrugada.

El barco, un transportador químico, ha transportado anteriormente otros productos, por lo que estos días se realizaron los exámenes necesarios para asegurar la limpieza de las bodegas y la calidad del agua que llevará. Se prevé que el miércoles llegue a Tarragona el segundo barco transportador de agua a Barcelona y que zarpa el fin de semana. De momento el agua que se transportará proviene únicamente de los pozos de Tarragona. Las extracciones de Reus (Tarragona) están previstas para finales de mes.

La situación de los pantanos

Mientras tanto, el nivel de los pantanos del sistema Ter-Llobregat sigue creciendo y ya acumulan 170,75 hectómetros cúbicos de agua, con lo que superan el límite de 165 hectómetros cúbicos fijados para salir del nivel de excepcionalidad-II, que restringe el uso de agua potable para regar y llenar piscinas. Según informó ayer la Agencia Catalana del Agua, la última actualización del nivel de los pantanos de las cuencas internas catalanas -a las 12.50 de ayer lunes- demuestra que las copiosas lluvias caídas en los últimos días en Cataluña han tenido un efecto beneficioso para los embalses, que ya están al 27,86% de su capacidad. Además, los cinco pantanos que integran el sistema Ter-Llobregat -el de Sau, el de Susqueda, el de la Baells, el de la Llosa del Cavall y el de Sant Ponç-, ya acumulan 170,75 hectómetros cúbicos de agua, con lo que rebasan el límite de 165 hectómetros cúbicos establecido para poder salir del nivel de excepcionalidad-II.

No obstante, el departamento de Medio Ambiente de la Generalitat ha avanzado que el nivel de excepcionalidad no se actualizará hasta el viernes, cuando toca la revisión quincenal sobre el estado de la sequía. En cambio, el otro sistema hídrico catalán que también está en fase de excepcionalidad-II, el de la Muga, se mantiene aún en los parámetros de este nivel, ya que el pantano de Boadella, pese a aumentar su caudal y llegar al 23,78% de su capacidad, acumula únicamente 14,53 hectómetros cúbicos, lejos aún de los 19 fijados para salir de esta fase. El resto de embalses de las cuencas internas también se han beneficiado de las copiosas lluvias que ha traído el temporal de levante que ha vivido los últimos días Cataluña, de forma que el de Foix ya está al 100% de su capacidad, el de Siurana está al 25,54% y el de Riudecanyes al 23,89%.

Cataluña está sumida en la peor sequía de los últimos años, que han obligado a adoptar medidas excepcionales como la llegada de barcos con agua potable, el trasvase del Ebro a Barcelona, además de la prohibición de regar jardines o llenar piscinas. No obstante, esta situación se ha podido aligerar en parte gracias al temporal de levante, que ha dejado lluvia general y abundante, con acumulaciones totales que en muchos puntos del litoral y prelitoral han superado los 100 litros por metro cuadrado. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, anunció ayer que su Gobierno exigirá el cumplimiento del Real Decreto-Ley que regula el abastecimiento de agua a Barcelona y, por tanto, la anulación del trasvase si la situación de emergencia desaparece como consecuencia de las lluvias.