Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millón de coches serán excluidos del centro según la patronal de concesionarios

Faconauto recuerda que la medida anunciada por el Ayuntamiento perjudicará a los más pobres.- La Comunidad considera "perfectamente asumible" prohibir la entrada de vehículos de más de 11 años

La patronal de concesionarios de automóviles Faconauto calcula que la implantación en Madrid de la zona de bajas emisiones que pretende el Ayuntamiento impediría entrar al centro de la ciudad a cerca de un millón de vehículos y perjudicaría "a los colectivos con rentas más bajas". Entre ellos se encuentran, asegura en un comunicado, los asalarados mileuristas, que estima son el 48% de la población madrileña, y los inmigrantes, "que adquieren casi dos de cada 10 vehículos usados".

Según Faconauto, para que la medida de restringir el acceso al centro de la ciudad en 2010 a los vehículos que no cumplan la norma Euro-3, en principio los que en ese momento tuvieran 11 o más años, "sería necesario fomentar el transporte público" y establecer una política ecológica "coordinada y consensuada" entre las distintas administraciones. Como ejemplo de la falta de coordinación que denuncia señala lo "paradójico" que resulta que el consistorio trate de restringir el acceso al centro de los vehículos más antiguos cuando hace apenas tres meses el Ejecutivo central suprimió el Plan Prever, "que tan eficaz se ha revelado para el rejuvenecimiento del parque automovilístico español".

Según Faconauto, la antigüedad del parque español es todavía "excesiva" ya que España es el país europeo, después de Grecia, con mayor porcentaje de vehículos con más de diez años de edad, con una media de 13,4 años. Además, afirma que se está "demonizando en exceso" al automóvil, cuando "en realidad -indica- los coches emiten entre el 10% y el 12% de las emisiones de la industria del transporte, que, por otro lado, produce entre el 20% y el 25% del CO2 emitido". Como alternativa al plan del Ayuntamiento, Faconauto propone, en primer lugar, la puesta en marcha de un Programa Regional de Renovación del Parque Automovilístico Español que estimule la retirada de los vehículos más viejos y contaminantes y que alcance a todos los segmentos -turismos. camiones y autobuses-.

Una medida "clasista"

En segundo lugar, la patronal de los concesionarios plantea la liberalización efectiva del sistema de ITV y el aumento del nivel de exigencia de estas inspecciones para mejorar la calidad del parque automovilístico. A su juicio, el modelo actual de inspecciones es "ineficaz", por la "creciente laxitud y permisivismo" en el cumplimiento de la ley, y "perjudica al consumidor", por lo que aboga por un modelo de inspección técnica que cuente con los 3.500 concesionarios oficiales como empresas colaboradoras en la prestación de este servicio, con una estricta separación ente inspección y funciones de reparación.

De la misma opinión es la portavoz de Medio Ambiente de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, quien ha calificado de "clasista" la propuesta de la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, de convertir el anillo interno de la M-30 en una zona de bajas emisiones de gases. "Es obvio", ha apuntado López, "que quien tiene un coche con estos años normalmente es porque no puede acceder a uno nuevo y, por tanto, el peso de la medida recaería de nuevo entre aquellos que menos posibilidades económicas tienen". Por su parte, la Comunidad de Madrid ha considerado "perfectamente asumible" la medida anunciada la semana pasada por Botella.

La directora general de Calidad de Medio Ambiente Urbano del Ejecutivo autonómico, María Jesús Villamediana, ha asegurado hoy que técnicos de la Comunidad "se han reunido ya con el Ayuntamiento para estudiar cómo implementar" la medida con el objetivo de que "influya lo menos posible en los municipios" de los alrededores de la capital. "Hay que poner ésta u otra medida en funcionamiento, porque en una Comunidad como ésta los mayores problemas de contaminación del aire vienen fundamentalmente del tráfico", ha subrayado Villamediana, para añadir que "los ayuntamientos de más de 100.000 habitantes tienen competencias sobre las estrategias de calidad del aire desde noviembre de 2007".

La calidad del aire, en tu móvil

La Comunidad de Madrid informa de forma gratuita sobre los niveles de contaminación del aire por SMS al móvil a aquellos madrileños que soliciten este servicio. Hay que mandar un SMS al número 616 42 48 03 con ALTA OZONO, su código postal y número de teléfono. En cuanto se superen los niveles máximos de contaminación por ozono troposférico (O3), S02 o N02 en la estación de medición más cercana a su casa, los adscritos a este servicio recibirán la alerta en su móvil.

Más información