Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Buenas tardes, y buena suerte"

El ambiente en la sede central del PSOE en Madrid es de alegría contenida, a la espera de los resultados electorales

Calle de Ferraz, 20.00. Las miradas de los periodistas congregados en la sede central del PSOE se dirigen a un mismo punto: a los monitores de televisión que muestran los primeros sondeos al cierre de los colegios. Tres minutos más tarde, comparece José Blanco. Ante la nube de fotógrafos que se le viene encima, les pide: "No se sitúen a la derecha, a la derecha no, a la izquierda". Y cierra su breve intervención con la coletilla de moda, que varía en función del momento del día en que uno se encuentre: "Buenas tardes y buena suerte".

Mientras, centenares de personas, entre simpatizantes y periodistas, abarrotan los alrededores y el interior de la sede central del PSOE en Madrid a la espera de conocerse el resultado electoral.

Algunos sondeos a pie de urna dan la mayoría absoluta al PSOE, como el de TVE. El dato, sin embargo, no desata la euforia. Hay cautela. "Quiero esperar, pero puede ser la mejor noticia de la democracia", señala sin disimulo un joven de 23 años. Cerca, otra simpatizante, Carmen Benito, es más precavida: "No creo que se consiga la mayoría absoluta, pero si al final es así me parece fenomenal", informa Mokhtar Atitar. El ambiente general es de alegría contenida.

Concentrados desde las 17.30

Todo comienza hacia las 17.30 horas. Una larga cola de periodistas aguarda para entrar en la sede central del PSOE en Madrid. Enfrente, las plataformas de las televisiones ya están montadas para captar, una vez conocidos los resultados definitivos, la celebración socialista de la victoria o, por el contrario, la decepción de la derrota.

Las salas habilitadas para los medios de comunicación -prensa, radio y televisión- son un hervidero de gente. Hay más de 700 periodistas, 220 de medios extranjeros. Numerosas conversaciones, sobre todo en inglés y francés, corroboran esto último.

"Algunos sondeos dan mayoría absoluta a los socialistas", revelan algunos informadores antes de que las encuestas a pie de urna se den a conocer a partir de las 20.00. "Esto tiene buena pinta", responden otros. Según prensa del PSOE, esas no son sus estimaciones, barajan sólo una "mayoría amplia", y se pide "cautela".

A las 18.30 horas, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, llega a Ferraz para hacer el seguimiento de la jornada electoral. Su despacho está en la planta cuarta, pero para no estar solo en un día como hoy se ha subido a la quinta, al despacho del secretario de Organización, José Blanco. Además de este último, acompañan al presidente su mujer, Sonsoles Espinosa, y el resto del Comité Electoral.

La planta cuarta la ocupan ahora miembros de la Ejecutiva del partido y de la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ), como Víctor Manuel y Ana Belén, Fran Perea o Rosa León.

En torno a las 19.00, grupos de simpatizantes, mezclados con los periodistas y con el personal de seguridad, comienzan a concentrarse a las puertas de la sede socialista. "Me gusta venir hasta aquí porque no se ve igual que en casa. Es como un partido de fútbol, en el campo es otra cosa", asegura Pilar, acompañada de su amiga María José. Ambas vienen desde hace 16 años al número 70 de la calle madrileña.

Cerca de ellas, una veintena de jóvenes voluntarios del Partido Socialista Europeo, de Rumania, Estonia, Bélgica, Reino Unido.., que han hecho su propia caravana. Han estado los quince días de campaña siguiendo a los socialistas. Se lo paga el partido. Es la primera vez que se pone en marcha una iniciativa de este tipo. "Ha sido una campaña muy activa, con mucha energía positiva", destaca Alex, de 25 años y de Bélgica. "En Reino Unido las cosas no son así. Allí hay un mayor debate de ideas y aquí los mítines son más emocionales que racionales", señala su compañero Gary, británico de 19 años.