Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008

El PSC supera en 18 escaños al PP

Esquerra se estrella y pierde el grupo parlamentario

Cataluña se erigió ayer en uno de los pilares del éxito español de los socialistas y se convirtió en la tumba del PP, al que sacó 17 diputados. El PSC, con el 95% del voto escrutado, alcanzaba el récord de 1982, cuando obtuvo también 25 escaños. Nada menos que 17 diputados más que los 8 que logró el Partido Popular. El avance de los socialistas se produjo en todas las provincias catalanas. Es decir, sobre 47 escaños, los socialistas se hacían con más de la mitad y relegaban a sus principales adversarios al tercer puesto. Aunque en términos totales los socialistas andaluces son la primera fuente de diputados de los socialistas españoles, el triunfo general de Zapatero sería menor sin la enorme distancia que el PSC, que aumenta en cuatro los diputados que obtuvo en 2004, justamente el número de actas que ha ganado el PSOE respecto a 2004.

MÁS INFORMACIÓN

Los socialistas, que han hecho una campaña de enfrentamiento directo con el principal partido opositor, dejando de lado al resto de fuerzas, acaban cosechando la victoria de forma general. En Barcelona, donde partían con 14 diputados, se han colocado en 16. En Lleida se mantienen en los dos que tenía. En Tarragona y Girona también mejoran los resultados, tanto en votos como en escaños, pese a que era ya el partido más votado. Es el único partido que mejora diputados y votos ya que ha superado los obtenidos en 2004. El PP logra más diputados, pero pierde votos respecto a los obtenidos hace cuatro años.

El Partido Popular mejora dos escaños (el que gana en Lleida a costa de Esquerra Republicana) y otro en Barcelona a costa del ICV, y consigue lo que podrá presentar como un éxito: convertirse en la tercera fuerza política. Aunque ello no se debe al desgaste de los socialistas sino a la debacle de Esquerra Republicana que, tras unos resultados espectaculares en 2004, cuando consiguieron 8 escaños, pasaron ayer a tres, con retrocesos generalizados también en Cataluña.

Especialmente doloroso para el PP es no lograr representación en Girona, donde Alicia Sánchez-Camacho aspiraba a arrebatar una plaza para el Congreso a una Esquerra en retroceso de la que apenas la separaban un par de centenares de votos hace cuatro años. No ha sido así debido a la clara mejora que en esta provincia ha experimentado el PSC.

Unos resultados muy diferentes de los de CiU, que se mantuvo ayer con el mismo número de escaños que en 2004 y porcentajes de votos muy similares en las cuatro circunscripciones: seis en Barcelona, dos en Girona, uno en Lleida y otro en Girona.

Tras la debacle de ERC se sitúa la de ICV. Obtuvo unos resultados similares a los de 2004, pero le resultaron insuficientes para mantener sus dos escaños y ve como el PP le arrebata uno.