Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez-Reverte propone viajar al Dos de mayo

'Madrid 2 de mayo 1808-2008. Un pueblo, una nación' se inaugurará el 25 de abril

Pérez-Reverte e Ignacio González, durante la presentación de las líneas maestras de la muestra.
Pérez-Reverte e Ignacio González, durante la presentación de las líneas maestras de la muestra. MADRID.ORG

Como si de un túnel del tiempo se tratara, Arturo Pérez-Reverte propone un viaje hacia el pasado en la exposición que recrea lo sucedido el 2 de mayo de 1808, el día en el que la gente más humilde de Madrid se alzó en armas y que "fue el detonante del largo y complejo proceso que vino después". Organizada por la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II, la exposición Madrid 2 de mayo 1808-2008. Un pueblo, una nación, se inaugurará el 25 de abril y la presentan como uno de los acontecimientos culturales del año, de ahí que hoy, tres meses antes, Pérez-Reverte y el vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, hayan contado las líneas generales de este proyecto. En la web www.madrid2demayo.es prometen ir desvelando más detalles.

La intención de Pérez-Reverte, comisario de la muestra, y del equipo de especialistas que la preparan es, como explicó González, "recrear lo más fielmente posible los acontecimientos de aquel día, para que el visitante pueda revivirlos de una manera fidedigna y didáctica". Se utilizarán las técnicas audiovisuales más innovadoras para crear un espacio virtual objetivo y mostrar al visitante los aconteimientos "como si hubiese estado presente". Pérez-Reverte dejará muy claro en la exposición, como ha hecho ya en su libro Un día de cólera, que los que se sublevaron aquella jornada contra los franceses no fueron "la aristocracia, la gente de orden o los altos mandos del Ejército".

Esos "se quedaron en casa, mirando", y los que pelearon de verdad, los que dieron "una lección de coraje", fueron "los carpintros, mendigos, albañiles, rufianes, manolas, chisperos, españoles de todos los lugares y de las colonias americanas", decía hoy el novelista. No fueron más "de 3.000 ó 4.000 personas" los que el 2 de mayo de 1808 "dieron una lección de dignidad y decencia", y "merecen ser recordados por muchas razones", entre otras porque "409 de ellos murieron y 160 quedaron heridos". El objetivo del escritor y académico de la Lengua es muy concreto: despojar esa fecha, "en lo posible, de dos siglos de interpretaciones diversas, partidistas, contradictorias y discutibles, recobrando el pulso de un pueblo indefenso que creyó su deber y su dignidad alzarse en armas".

"Un equipo único" de historiadores

Para ello, Pérez-Reverte cuenta con "un equipo único" de historiadores militares especializados en esa fecha concreta, entre los que destacan Jesús Alia Plana y el teniente coronel José Manuel Guerrero Acosta. También participarán grupos de recreación histórica de la Asociación napoleónica española. Destinada al gran público, la exposición estará dividida en siete ámbitos, que ofrecerán una cronología de lo ocurrido durante las veinte horas en las que se desarrolló el alzamiento del pueblo madrileño contra los franceses. De este modo se explicarán los antecedentes, el detonante del levantamiento, la ofensiva realizada por el ejército francés, la guerrilla urbana que combatió la invasión, la lucha entre ambos ejércitos, el paisaje posterior a la batalla y una memoria final de las consecuencias de estos hechos y de las personas que murieron en el levantamiento.

"Estos siete ámbitos, junto con la proyección inicial para viajar en el tiempo, componen el grueso de esta exposición que combina piezas originales y reproducciones de distintos aspectos de la época", ha informado González, que también es presidente del Canal de Isabel II. Además se ha creado una página que desvelará a lo largo de los próximos meses y hasta su apertura al público, el 26 de abril, nuevos detalles sobre la muestra. Aunque el presupuesto de la exposición no está cerrado, se baraja la cifra de unos tres millones de euros, y los organizadores esperan que la afluencia de visitantes sea masiva.

Montar una exposición de este tipo no es fácil y se requiere "la colaboración entusiasta" de muchas instituciones. Pérez-Reverte agradeció de forma especial la del Ministerio de Defensa y, "sobre todo", la del Ayuntamiento de Madrid, pese a que tiene su propio programa sobre el 2 de mayo. Se trata de recordar una fecha "apasionante", a partir de la cual "cambió la historia de Europa y dio lugar a que "una nación entera tomara conciencia de sí misma y se levantara, solidaria, en una guerra nacional", ha dicho el escritor y académico de la lengua.