Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Marlaska decreta prisión incondicional e incomunicada para el etarra Portu

El magistrado interroga al terrorista, ingresado en el hospital por las lesiones sufridas al ser arrestado

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decretado prisión incondicional para el etarra Igor Portu por delito de integración en banda terrorista, dos delitos de asesinato consumado, dos delitos de estragos, tenencia ilícita de armas y depósito de explosivos. Portu ingresará en un centro penitenciario cuando sea dado de alta en el hospital de San Sebastián donde se recupera de las lesiones que sufrió a raíz de su arresto. La incomunicación en prisión se prolongará por un máximo de cinco días.

Portu y Martín Sarasola, arrestados el domingo pasado durante un dispositivo de control de los Grupos de Acción Rural de la Guardia Civil, son los autores materiales del atentado perpetrado en Barajas el 30 de diciembre de 2006 y planeaban la colocación de un coche bomba en los bajos del centro comercial Azca en Madrid.

Marlaska llegó este jueves por la tarde al Hospital Donostia de San Sebastián para interrogar a Portu, quien permanecía ingresado a causa de las lesiones sufridas a raíz de su detención el pasado domingo en la localidad guipuzcoana de Arrasate. Grande-Marlaska se trasladó a San Sebastián para tomar declaración a Portu antes de que el plazo de cinco días de detención incomunicada venciera mañana, cuando tiene previsto interrogar también en la Audiencia Nacional al otro supuesto etarra que le acompañaba, Martín Sarasola.

Portu se ha negado a contestar a las preguntas de Marlaska y del fiscal Miguel Angel Carballo al igual que había hecho por la mañana cuando agentes de la Guardia Civil le tomaron declaración en la habitación que ocupa en el centro hospitalario.

Martín Sarasola sí que ha contestado al interrogatorio al que le ha sometido la Guardia Civil y ha confesado que ambos, junto a otro supuesto etarra huido, Mikel San Sebastián, colocaron la furgoneta bomba que estalló el 30 de diciembre de 2006 en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas y que causó la muerte a dos jóvenes ecuatorianos.

Igor Portu fue ingresado en la madrugada del pasado lunes en la UCI de este centro sanitario al que llegó con una costilla rota, numerosas contusiones, derrame pleural y un importante enfisema subcutáneo que va desde la región cervical hasta la pelvis, además de hematomas en el tórax, en el ojo izquierdo y en rodillas y tobillos.

El supuesto miembro de ETA pasó el miércoles de la Unidad de Cuidados Intensivos a una habitación y esta tarde ha sido interrogado por el juez Marlaska, quien sustituye en estas diligencias al juez Juan del Olmo, quien se encontraba de guardia el día en el que se produjeron las detencines, al estar disfrutando este magistrado de un permiso.

El juez ha accedido de forma discreta al hospital, por una de las entradas traseras, para evitar a los medios de comunicación que le esperaban su llegada.