Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

160 vidas tiradas por el asfalto

En las carreteras madrileñas murieron 160 personas en 2007, un 10% menos que en 2006

En las carreteras madrileñas murieron 160 personas el año pasado, lo que supone un 10,1% menos que en 2006, cuando fallecieron 178, según datos facilitados hoy por la Dirección General de Tráfico (DGT). En la Comunidad de Madrid se produjeron 133 accidentes mortales, que en este caso suponen un 13,1% menos que los 153 del año anterior, en cuyo mes de julio entró en vigor el carné por puntos. Los fallecidos descendieron en todas las comunidades autónomas respecto a 2006, a excepción de Canarias y La Rioja, mientras que no varió en Baleares y Extremadura.

En toda España, el número de fallecidos en accidentes de tráfico durante el pasado año ascendió a 2.741, un 9,1% menos que en 2006, y el número de accidentes mortales a 2.415, un 8% menos que un año antes, según los datos de los que ha dado cuenta hoy en rueda de prensa el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El descenso ha sido común a todas las comunidades autónomas, a excepción de Canarias y La Rioja, mientras que no varió en Baleares y Extremadura. En términos relativos, el mayor descenso correspondió a Cantabria (-25,6$), seguida de Asturias (-21,9), País Vasco (-18,6) y Andalucía y Navarra (ambas con -15,9%), mientras que la cifra de fallecidos creció un 18,8% en La Rioja y un 9,2 en Canarias.

Una campaña especial para Madrid

La comunidad que registró mayor número de fallecidos fue Andalucía, con 475, por delante de Cataluña (333), Castilla y León (304), Comunidad Valenciana (257) y Galicia (254). Por provincias, Madrid fue la que contabilizó mayor número de víctimas mortales, con 160; seguida de Barcelona, con 108; Valencia, con 107; y Alicante, con 101. En cuanto al número de accidentes mortales, también disminuyó en todas las autonomías menos en Baleares, donde aumentó un 12,3%; La Rioja (6,7), Aragón (5,2), Canarias (3,7) y Extremadura (2,5%).

El fuerte descenso en el número de fallecidos y accidentes -es la primera vez en 40 años que España baja de los 3.000 muertos por tráfico- ha coincidido con la puesta en marcha del carné por puntos y la reforma del Código Penal que castiga con penas de cárcel a los conductores que sobrepasen los límites de velocidad y alcohol. El ministro del Interior, que no ha detallado las cifras por comunidades, ha precisado que desde que entró en vigor la reforma del Código Penal a principios del pasado mes de diciembre se han detenido en toda España 1.699 conductores por circular bajo los efectos del alcohol y otros 24 por conducir a más velocidad de la permitida.

No obstante, en las últimas semanas ya se ha comenzado a detectar un descenso en el número de conductores ebrios en todas las comunidades salvo, según Rubalcaba, en Madrid, donde parece que será necesario poner en marcha alguna campaña informativa especial. Preguntado Tráfico por los datos concretos de detenidos en Madrid y positivos de alcoholemia y de los del resto de comunidades, fuentes de la DGT aseguran que no se han desglosado dichas cifras.