La Comunidad de Madrid, en alerta por frío y nieve

La hora punta se prolonga y se producen 70 km de atascos.- Se necesitan cadenas en tres puertos

La Comunidad de Madrid ha activado el nivel 0 de Inclemencias Invernales ante la predicción del Instituto Nacional de Meteorología de fenómenos meteorológicos adversos por nieve y frío en la región, sehún ha informado la Administración autonómica. La Dirección general de Protección Ciudadana, a través del 112, ha trasladado esta información a los municipios y a todos los organismos de emergencia. Este plan, el más bajo de los cuatro existentes, se activa cuando hay fenómenos adversos de temperaturas extremadamente bajas o nieve como en este caso.

Más información
La nieve y el frío dejan paso a una borrasca con fuertes lluvias en Canarias

En el nivel cero el plan prevé que los Ayuntamientos sean autosuficientes pero los servicios de Emergencia de la Comunidad se mantienen alerta para atender las necesidades que puedan requerir los distintos municipios. Desde la Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Presidencia e Interior, se recuerda que en caso de que empeoren las condiciones meteorológicas es recomendable que todos los conductores comprueben las predicciones del tiempo antes de iniciar un viaje. Además, se deben llevar cadenas en el maletero, el depósito de combustible lleno y circular con mucha precaución sobre nieve y hielo.

Emplear el freno motor para reducir la marcha del vehículo y no hacer movimientos bruscos al volante. Conviene llevar un móvil cargado y batería de repuesto para poder avisar al 112. En caso de quedarse aislado por la nieve se recomienda permanecer dentro del vehículo con el motor encendido y la calefacción puesta, aireando el interior del mismo cada cierto tiempo para la renovación de aire y asegurarse de que el tubo de escape no está tapado. Si se ve forzado a abandonar el vehículo se recomienda colocar en la antena un trozo de tela de color chillón para su posterior localización.

La situación del tráfico

En los domicilios que se puedan ver afectados por las temperaturas más bajas, se debe disponer de linternas y velas, pilas, cocinas o estufas tipo camping con provisión de gas, reserva de comida y sistemas de calefacción alternativos al habitual con su correspondiente combustible. Asimismo, en caso de que en el domicilio haya enfermos crónicos o personas de edad avanzada se debe asegurar una provisión suficiente de medicinas.

Esta mañana, las carreteras de la Comunidad registraron más de 70 kilómetros de retenciones a consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas, con especiales problemas en la M-855 a la altura de Navas del Rey por la aparición de placas de hielo en la calzada y en la M-40, donde se produjeron más de 12 kilómetros de atascos por la lluvia. La A-1 (autovía de Burgos) presentó hasta 6 kilómetros de tráfico lento con paradas intermitentes en dirección a Madrid a la altura de San Sebastián de los Reyes y Alcobendas. Mientras, las retenciones en la A-6 (autovía de A Coruña) alcanzaron los 7 kilómetros en Las Rozas, en sentido entrada a la capital. Otros siete kilómetros de atascos se produjeron en la A-2 (autovía de Barcelona), también en los accesos a Madrid. Por su parte, la A-5 (autovía de Extremadura) registró hasta 6 kilómetros de tráfico difícil a la altura de Cuatro Vientos.

La A-4 (autovía de Andalucía) también presentó retenciones, en este caso en dos puntos. Así, se produjeron atascos entre los kilómetros 6 y 9 a la salida de Madrid y entre los kilómetros 25 y 30, en el término municipal de Valdemoro, en dirección a la capital. La M-503, con 6 kilómetros en Pozuelo de Alarcón, y la M-50, con 10 kilómetros en dirección a la A-6, también en Pozuelo, fueron otras de las vías madrileñas que registraron complicaciones circulatorias. Por otro lado, la DGT recuerda que es obligatorio usar cadenas para circular por los puertos de Canencia, Morcuera y Navafría.

Muchas ciudades españolas han amanecido cubiertas de nieveATLASundefined
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS