Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los camiones también podrán circular bajo El Pardo

El proyecto de la M-61 está ya "muy avanzado" según Lamela, que espera terminarlo a finales de legislatura

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, ha afirmado hoy que el Gobierno regional ultima el cierre de la M-50 bajo el monte de El Pardo a través de la llamada M-61. Su trazado se adaptará no sólo al paso de turismos sino también al de camiones, opción esta que no se contempló inicialmente. El proyecto está ya "muy avanzado" y se espera que esté concluido a finales de legislatura. Según Lamela, es la obra "más importante que se va a realizar en Madrid, e incluso en España, en los próximos cuatro años".

La vía tendrá unos 30 kilómetros de longitud y requerirá "soluciones nuevas e imaginativas debido a la longitud del túnel, la orografía, los condicionamientos medioambientales y las características técnicas". Lamela ha hecho estas en la inauguación del Congreso Internacional de Túneles, que se celebra hasta el miércoles en el Palacio Municipal de Congresos de IFEMA y donde tanto él como el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, han destacado el papel de las obras subterráneas como medio de transformar las ciudades modernas y mejorar la movilidad en las grandes urbes.

El titular de Transportes e Infraestructuras del Gobierno de Esperanza Aguirre ha expresado su sorpresa por que "la Administración central realice proyectos en superficie que causan gran impacto en vez de usar las nuevas infraestructuras subterráneas", y ha pedido al departamento que dirige Magdalena Álvarez que "realice con soluciones de túnel las futuras plataformas reservadas de autobús en las carreteras nacionales de entrada a las ciudades". "Para hacerlas, Fomento ha recurrido a un mero ensanche de las calzadas existentes, desechando en la mayoría de los casos el soterramiento a su paso por los núcleos urbanos, pero nosotros apostamos por soluciones en túnel", ha dicho Lamela.

Objetivo: mejorar la movilidad

Bajo el título Los túneles. Factor de Transformación, el congreso reúne a unos 400 participantes, el 20% extranjeros según las cifras de la organización, que debaten sobre las nuevas tecnologías en materia de infraestructuras subterráneas y pueden disfrutar además de una muestra técnica con más de 80 expositores. En su discurso, Lamela ha hecho hincapié en la "adopción de nuevas técnicas para mejorar la movilidad de las personas por parte de las diversas administraciones".

Por su parte, el vicealcalde de Madrid ha mencionado la gran cantidad de túneles que existen en la capital y su utilidad en favorecer la movilidad, como "el soterramiento de la M-30, el by-pass sur y el resto de enlaces con las carreteras nacionales, el túnel Embajadores-M-40, el de O'Donnell, el de Pío XII o el de las torres de la Castellana. "La movilidad es un factor clave en una gran ciudad, y hoy son necesarios la innovación y los avances técnicos para construir las infraestructuras del futuro", ha asegurado Cobo.

Asimismo, el vicealcalde ha subrayado la utilidad de los túneles para "ganar espacio para el peatón, recuperar zonas verdes y lugares donde hacer equipamientos, combatir la contaminación acústica y ambiental y mejorar las condiciones de vida". "La M-30, por ejemplo, era una barrera que separaba distritos y que impedía el tránsito peatonal. Además, tenía carencias de señalización y de trazado, que causaba muchos atascos, accidentes y polución. Su soterramiento fue arriesgado pero necesario", ha opinado.